Sindicalista acusa a Trabajo de defender intereses empresarios

El titular del sindicato de camioneros, Adolfo Velázquez, aseguró que los operativos de ruta que realizan tienen respaldo legal y acusó a los funcionarios provinciales de no combatir al trabajo en negro. a cabeza del sindicato de Camioneros de Misiones salió ayer al cruce de las declaraciones de la la subsecretaria de trabajo de la Provincia Fabiola Bianco, quien había calificado como ilegales los controles de trabajo en negro que realiza la entidad gremial en las rutas misioneras y además había deslizado que la verdadera intención de esos operativos no era el combate del trabajo irregular sino la captación de nuevos afiliados para su sindicato y su obra social a través de métodos coactivos.
Respecto a la ilegalidad señalada por Bianco en los controles que hace el sindicato en las rutas, Adolfo Velázquez expresó que «me extraña lo que dice la funcionaria, ella es abogada y debería saber que lo que hacemos es legal y está reconocido en la ley 18.820 que en su artículo décimo otorga amplias facultades a nuestros inspectores».
El sindicalista fue aún más lejos y aseguró que ni la subsecretaría de Trabajo de la Provincia, ni el ministerio de Trabajo de la Nación se preocupan por los altos niveles de trabajo en negro que hay en la provincia, e indicó que «antes que defender a los trabajadores les preocupa lo que puedan opinar las cámaras empresarias».
«No entiendo la postura de estos organismos, nosotros salimos a hacer el trabajo que ellos tendrían que hacer y ellos en vez de colaborar, salen a criticar», razonó el sindicalista.
Por su parte, Fabiola Bianco aseguró que el Estado Provincial está plenamente abocado a la lucha contra la informalidad laboral – «hacemos controles de lunes a lunes», aseguró – y destacó que la norma que invoca el sindicalista no le brinda la potestad de privar de su libertad ambulatoria a los vehículos que transitan las rutas.

La única solución
Más allá de las cuestiones legales, Velázquez resaltó la importancia de los controles que realizan como «la única forma de combatir el trabajo en negro y el respeto a los convenios colectivos».
«Estos operativos son necesarios porque los empleados tienen mucho miedo de denunciar a sus patrones por temor a perder su fuente de trabajo. Como a los organismos de aplicación de la legislación laboral parece no importarle el tema, la única solución para los trabajadores es que salgamos a controlar», consideró el gremialista del volante.
Como prueba de la supuesta ineptitud de la cartera de trabajo de la Provincia, el sindicalista recordó que la última encuesta del INDEC arrojó un 52 por ciento de trabajo en negro en Misiones e indicó que a través de los controles de ruta que ya realizaron pudieron estimar que los niveles de informalidad laboral en el sector del transporte podría ser incluso superior. «Se relevaron más de 2.800 camiones y se detectaron más de de 520 empleados en negro y entre 40 y 50 empresas que no cumplían con el convenio colectivo de trabajo», aseguró Velázquez.

Métodos
Otra de las objeciones que oportunamente se le formularon a los camioneros tiene que ver con los métodos empleados por los sindicalistas en sus operativos de control, al respecto los empresarios del sector acusaron a los gremialistas de detener a las unidades durante varias horas.
Sobre ese particular, Velázquez reconoció que se demoraron unidades, pero argumentó que cuando retuvieron por más de una hora a algún camión, lo hicieron amparados en un paro provincial que habían decretado durante la vigencia de esos controles.
Además, el sindicalista razonó que la ruta es el lugar indicado para relevar la actividad, ya que es el verdadero ámbito de trabajo de los camioneros. «Si yo me voy a las empresas, como pretende la subsecretaria de trabajo, no encuentro a ningún chofer y si le pedimos la documentación los empresarios nos muestran solamente los legajos de quienes tienen todo en regla. Si no paro el camión no tengo forma de solucionarle el problema al trabajador, si lo denuncio a la subsecretaría de trabajo se arma un expediente y se libra una multa, pero no se soluciona el problema del trabajador», expresó.
Además, el sindicalista negó que el objetivo de los controles sea la captación de nuevos afiliados y aseguró que Bianco dice eso porque «quiere distraer la atención del grave problema que tiene la provincia que es el trabajo en negro».
Finalmente, Velázquez aseguró no temer a las repercusiones legales que pudiera tener el caso «si tiene que terminar en la justicia, allí terminará», remató.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE