Los cardenales preparan en Roma desde hoy el funeral y el cónclave

Cardenales de todo el mundo se congregan ya en Roma para elegir al nuevo Papa. Su primera reunión se celebrará a la mañana en el Palacio Apostólico del Vaticano. En ella se decidirán los detalles del funeral del Pontífice y comenzarán los preparativos del cónclave. Se espera también que abran el testamento de Juan Pablo

ROMA.- Cardenales de todo el mundo se congregan ya en Roma para participar en el proceso de sucesión de Juan Pablo II. La primera reunión de los purpurados se celebrará a las 10.00 de la mañana (8.00 GMT) en el Palacio Apostólico del Vaticano. En ella se decidirá todo lo relativo al funeral del Pontífice y se pondrán en marcha los preparativos del cónclave. Se espera también que abran el testamento de Juan Pablo II.


En la llamada Congregación general de Cardenales, los religiosos abrirán el testamento de Juan Pablo II, en el que se prevé que diga dónde quiso ser enterrado, si en el Vaticano o en la catedral de Cracovia, en su Polonia natal.

Por lo tanto, la primera decisión que deben tomar los cardenales reunidos en la Santa Sede es la fecha y detalles del funeral del Papa Wojtyla, que podrá celebrarse a partir del jueves. Y es que, según la normativa vaticana, el cadáver debe permanecer antes expuesto durante tres días en la Basílica de San Pedro, donde se abrirá una capilla ardiente a las 17.00 del lunes, hora local. Allí el cadáver del Papa será colocado en un catafalco delante del Altar de la Confesión, en el que permanecerá hasta el miércoles para ser despedido por los fieles.

La previsión es que Roma sea invadida por decenas de miles de personas que pasarán por el templo vaticano para rendir tributo al Papa, que ha dirigido la iglesia católica durante casi veintiséis años y medio. El Gobierno italiano calcula que a los actos en memoria de Juan Pablo II asistan dos millones de fieles y ha designado al responsable de Protección Civil, Guido Bertolaso, comisario extraordinario encargado de gestionar los preparativos.

El cádaver del Pontífice, que falleció a las 21.37 horas del sábado a causa de un ‘shock’ séptico y un colapso cardiocirculatorio, ha sido ya honrado por los miembros de la Curia Romana y las máximas autoridades italianas en el interior de la Sala Clementina de la Santa Sede, donde reposa hasta que sea llevado a la Basílica. Además se celebró una multitudinaria misa en su honor en la plaza de San Pedro.

Los preparativos del cónclave

En su primera reunión, los cardenales tendrá que preparar también el camino del cónclave, que será convocado no antes del próximo 17 de abril según las reglas de la Santa Sede, que marcan un plazo de entre 15 y 20 días tras la muerte del Pontífice.

A esa cita está llamado todo el colegio cardenalicio, compuesto por 184 purpurados, mientras que en el futuro cónclave sólo podrán participar los que tienen menos de 80 años, que son 117 más uno «in pectore», es decir, uno nombrado por el Pontífice pero cuya identidad aún se desconoce.

Una de las características del cónclave es que prácticamente todos los purpurados se enfrenta por primera vez la tarea de elegir un nuevo Papa.

Los cardenales mayores de 80 años pueden optar por no participar en la congregación general y tampoco tienen la obligación de acudir aquellos que estén impedidos legítimamente, es decir, por enfermedad o debilidad, por estar en tránsito o porque el Gobierno de su país no les permita viajar.

Además de estas congregaciones generales, los cardenales celebrarán estos días, hasta que se nombre un nuevo Pontífice, las llamadas congregaciones particulares, en las que se tratarán las cuestiones de menor importancia que se vayan presentando.

La Congregación particular está constituida por el cardenal Camarlengo de la Santa Iglesia Romana y por otros tres, extraídos por sorteo entre los cardenales electores llegados a Roma. La función de estos tres religiosos, llamados asistentes, cesa al cumplirse el tercer día, y en su lugar, siempre mediante sorteo, les suceden otros con el mismo plazo de tiempo incluso después de iniciada la elección del futuro Papa.

En ambas congregaciones, los cardenales vestirán el traje talar ordinario negro con cordón rojo y la faja roja, con solideo, cruz pectoral y anillo.

Las Congregaciones generales que preceden el comienzo de la elección, llamadas por eso «preparatorias», deben celebrarse a diario, a partir del día establecido por el Camarlengo de la Santa Iglesia Romana, en este caso el lunes 4, incluso en los días en que se celebren las exequias del Pontífice difunto.

En las reuniones, el Cardenal Camarlengo, Eduardo Martínez Somalo, podrá oír el parecer del Colegio y darle las comunicaciones que crea necesarias u oportunas.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE