En Iguazú hicieron la reconstrucción del crimen de Ruth Gómez: el novio volvió a decir que ella recibió un balazo accidental

En Iguazú hicieron la reconstrucción del crimen de Ruth Gómez: el novio volvió a decir que ella recibió un balazo accidental

En una mañana lluviosa de viernes en Puerto Iguazú, se realizó en la zona de las Dos Mil Hectáreas la reconstrucción del crimen de Ruth Gómez (17), la adolescente que murió hace casi dos semanas tras recibir un balazo en el pecho. Por el hecho, está detenida su pareja, un joven de 23 años, llamado Ariel D., quien participó de la diligencia y repitió lo que había dicho en la indagatoria, que el disparo que mató a la chica fue accidental y que se produjo en medio de un forcejeo.
La comisión judicial estuvo encabezada por el juez de Instrucción Tres, Martín Brítes; el fiscal Horacio Gabriel Paniagua, el defensor oficial Secundino Rafael López y funcionarios de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas del Poder Judicial (SAIC). También peritos de la Policía Científica de la Policía y el médico forense.
Ariel D., de oficio sereno, aceptó participar y contó lo que, según él, sucedió el domingo 22 de julio por la mañana. Relató que ese día, en la parte exterior de la precaria vivienda que compartían, tuvo una discusión de pareja con Ruth y que en determinado momento ella sacó un revólver calibre 22. Dijo que los ánimos estaban caldeados y ella disparó contra él, pero falló. Añadió que entonces se acercó más a ella y en medio del forcejeo hubo otro tiro. Y que en esa ocasión el proyectil dio en el tórax de la adolescente. “Yo ni toqué el arma”, aclaró el sospechoso.
El muchacho narró que a continuación Ruth le pidió ayuda y en segundos se desvaneció. Ariel dijo que entonces se asustó, la llevó adentro de la casa y huyó con el arma homicida. En su indagatoria había dicho que camino a Comandante Andresito la arrojó a la vera de la ruta nacional 101. Allí la encontró la Policía días después.
El sereno está imputado del delito de “femicidio”. Juega en su contra el hecho de que haya escapado sin asistir a la víctima ni dar aviso a las autoridades. Además, la lesión de arma de fuego que presentaba la adolescente habría sido producto de un disparo hecho desde una distancia superior a la que asegura Ariel en su relato.
El joven tenía un antecedente por violencia de género. Una asistente social municipal que encontró entre abril y mayo a Ruth golpeada y a la que esta le habría admitido que el autor de las lesiones había sido su pareja, denunció a Ariel. Incluso la Justicia ordenó que lo detuvieran, pero la Policía argumentó en ese momento que no lo había encontrado.
En el marco de la investigación, los investigadores encontraron más casquillos de proyectiles en la casa de la víctima, con lo que se estableció que en el lugar hubo más de dos disparos. Ariel argumentó en su defensa que ese hallazgo tenía que ver con él había disparado el arma en otra ocasión.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE