EXPEDIENTES, habla Martín Vedoya, acusado por el doble homicidio mafioso: “Quiero ir pronto al juicio, para que se demuestre mi inocencia”

EXPEDIENTES, habla Martín Vedoya, acusado por el doble homicidio mafioso: “Quiero ir pronto al juicio, para que se demuestre mi inocencia”

Martín Vedoya dice que lo único que teme es que una injusticia lo lleve nuevamente a la cárcel. Que si bien se cuida, sale y trata de hacer su vida normal. No cree que la sociedad lo haya condenado de antemano y apunta los cañones hacia Bárbara Vega como la persona que lo difamó gratuitamente. Sentado en la oficina de su abogado Pablo Luján, habló de todo con Expedientes, el programa policial y judicial de Misiones. Se dijo inocente del doble crimen mafioso que le adjudican y reiteró en varias oportunidades: “Yo soy el que pide justicia, porque no tuve nada que ver y estuve más de dos años preso”.

“Estuve encerrado en la Unidad Penal Seis, de Miguel Lanús. No me trataron mal en ningún momento, porque el régimen que tenía es para aquellas personas de alta peligrosidad”, confió.

Vedoya está imputado como “autor intelectual” de los asesinatos de Sebastián Vega y Rodrigo Ibarra, que aparecieron acribillados dentro de un auto, en diciembre de 2015, en el barrio Tacurú de Posadas.

“No era amigo ni allegado de ninguna de las víctimas. Tampoco de los que están como imputados”, aseguró, aunque admitió que conocía al hermano de uno de ellos (de apellido Vázquez), que era relaciones públicas de un boliche.

Bárbara Vega es la hermana de Sebastián y también la madre de una de las hijas de Vedoya. “Pero yo nunca tuve contacto con esa familia. Ella ni siquiera fue mi pareja. Incluso no tengo contacto con mi hija”, aclaró el sospechoso.

En la edición anterior de EXPEDIENTES, Bárbara dio por sentado que Vedoya había sido quien ordenó la ejecución de su hermano. “Se dicen muchas cosas que no son ciertas. Pero los que me conocen saben qué clase de persona soy. Nunca tuve una causa por narcotráfico, me solventaba con el trabajo que hacía en mis campos. Y cuando sucedió el hecho yo había vendido todo para montar un negocio”, recordó.

“Mientras estuve preso nació otra de mis hijas, mi madre estuvo enferma y la pasamos mal. Yo quiero ir pronto al juicio, para que se demuestre mi inocencia. Voy a salir de allí con la frente bien alta”, repite.

Sobre su relación con el “Negro” Rojas, sindicado como el autor material de las ejecuciones, dijo que lo vio en un par de ocasiones, y que en una de ellas le vendió una batea. “Pero nada más, no puedo decir que era mi amigo, tampoco sé a qué se dedicaba”.

Vedoya dice que pasó una pesadilla de dos años. Pero sabe que la historia aún no terminó. La causa que tramita el juez de Instrucción Tres, Fernando Verón, aún está abierta y la elevación a debate oral no se ve cercana.

También en esta edición

En esta edición también podrá verse una síntesis de lo que fue la quema de droga que se llevó adelante en Candelaria. Se incineraron allí 14 toneladas de marihuana y 76 kilos de cocaína.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE