La empresa misionera de cargas Transporte Sauer informó a sus delegados gremiales que presentará el pedido de quiebra

La empresa misionera de cargas Transporte Sauer informó a sus delegados gremiales que presentará el pedido de quiebra

Se lo comunicaron sus directivos a los representantes del gremio de camioneros e instruyeron a esos efectos a sus abogados. La compañía tiene casi 100 camiones y 200 empleados directos. El pesado convenio laboral y una multimillonaria deuda con la AFIP tornaron inviable la empresa.

La caída del poder adquisitivo de los asalariados frente a una inflación que no encuentra freno y a la disparada de las tarifas, se tradujo en una reducción de los niveles de consumo masivo –especialmente notoria en la clase media baja- y los efectos se hicieron sentir incluso en la mayor cadena de supermercados del país.

La filial argentina de la compañía de capitales franceses Carrefour consiguió que el Gobierno le aprobara un procedimiento preventivo de crisis en el marco del cual la empresa negoció con el gremio mercantil y el Ministerio de Trabajo de la Nación un recorte de personal y ajuste salarial.

El acuerdo en cuestión habilita a la compañía a dar retiro voluntario a mil empleados, mientras el Gobierno le redujo a la mitad las contribuciones patronales previsionales sobre toda su plantilla de empleados. Además el gremio le dio a la empresa la posibilidad de aplicar de manera diferencial los aumentos salariales durante los próximos tres años.

El acuerdo le permitirá al gigante francés reducir sus costos a fuerza de achique de personal y ajuste de salarios, lo que encendió luces de alerta entre las demás empresas del rubro que advierten que en esas condiciones resultará muy difícil competir. Se espera un efecto contagio que empareje la cancha a costa de los trabajadores.

Otra multinacional en apuros es Cargill que suspendió por diez días las operaciones en sus plantas de molienda de granos ubicadas en la localidad santafecina de Villa Gobernador Gálvez y en Bahía Blanca, en el sur bonaerense y licenció sin goce de haberes a los trabajadores que se desempeñan en dichos lugares.

Las empresas de Misiones no son ajenas a la crisis, tan es así que en las próximas semanas una tradicional firma familiar de transporte de cargas iniciará el proceso de declaración de quiebra.

Se trata de Transporte Sauer, que cuenta con una flota de alrededor de 100 camiones y emplea de manera directa a 200 personas. La empresa instruyó el viernes a sus abogados que iniciaran el procedimiento legal para declarar su quiebra y se lo comunicó a los delegados sindicales del gremio de Camioneros.

Un convenio laboral demasiado pesado para los ingresos que genera la actividad, una deuda por cargas laborales millonaria e impagable con la AFIP y los crecientes costos operativos hicieron inviable la continuidad de las actividades de la empresa, informaron en la reunión con los representantes sindicales, los encargados de dirigir la compañía que con orgullo muestra en un cuadro la carga de la primera bobina de papel que fabricó Papel Misionero.

Ahora no solo el cuadro sino también la empresa será historia, a menos que haya un salvataje de último momento.
Sauer sigue el camino de otra tradicional empresa familiar de transporte de Misiones, que antes de quebrar buscó infructuosamente alternativas al incursionar en la logística e incorporar nuevos socios.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE