Pasaron cuatros años y un brasileño continúa la lucha por reencontrarse con su hija misionera

Pasaron cuatros años y un brasileño continúa la lucha por reencontrarse con su hija misionera

Hace cuatro años Muriel Nunes da Silva, un joven brasileño acampaba frente al Juzgado Civil N°3 de Posadas reclamando conocer a su hija de siete meses, hoy la lucha continúa, aunque la justicia de nuestro país fallo a su favor y le otorgó un régimen de visitas, la madre de la menor “no cumple y huyó con el niño”.

“La justicia argentina ya me dio un régimen de visitas pero la madre del niño no cumple y huyó con el niño para no cumplir. Vengo realizando una protesta pacífica en el consulado argentino de Florianópolis, ya que el Cónsul se niega a entregar una documentación llamada exhorto internacional nº 37 con copias digitalizadas de los expedientes argentinos, protesto porque quiero que se respeté lo que ordenó la justicia Argentina y que el Cónsul no quiere cumplir”, relata Nunes da Silva.

El padre viene luchando hace años poder criar y hacerse cargo de su hija, en comunicación con Misiones Online explicó lo pasos a seguir una vez que se entregue el exhorto y la documentación,  “es necesaria para que sean homologados los respectivos documentos y sentencias en Brasil y sea viabilizada la búsqueda de paradero de mi hija para poder encontrarla y así tener al fin nuestro primer encuentro”.

La historia

Muriel había venido a Misiones, específicamente a Garupá por amor, conoció a una joven y se mudó con ella, de nombre Paola Viana. Según relató, después de cinco meses la mujer lo abandonó y le ocultó su embarazo. “Teníamos una relación buena, queríamos tener un bebé, y de repente, pasados cinco meses ella salió de casa y no volvió, la espere y luego me Brasil”

“Estando en mi tierra una persona ajena a nuestra relación me mandó un mensaje con una foto y decía que ella iba a tener una beba y estaba internada en el Madariaga. Yo viaje a Argentina, estando en el hospital no me dejaba verla, y un día desapareció con mi hija”. Asimismo indicó que la pequeña tiene su apellido pero que él quiere conocerla, verla y hacerse cargo. “Se llama Keila Betania Nunes Da Silva, la madre salió y huyó del hospital con la beba, pero yo igual la registré”, explicó.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE