¿Por qué es importante vacunarse contra la gripe?

¿Por qué es importante vacunarse contra la gripe?

Según los especialistas, la vacuna antigripal es la herramienta más útil para prevenir la gripe y sus complicaciones.

Esta infección viral aguda se transmite con mucha facilidad de una persona a otra y en comunidades cerradas. El contagio es a través de secreciones respiratorias infectadas al toser, estornudar o hablar, y luego otros las inhalan en el ambiente o tocan superficies contaminadas.

“Es una característica que el virus se expanda de persona a persona. Además el virus queda bastante tiempo en las superficies y en las manos. La gente a veces no se las lava, se las lleva a la boca y nariz y el virus entra rápidamente”, explica la doctora infectóloga y coordinadora médica de vacunas en el adulto de Helios Salud, Hebe Vázquez.

Para prevenir, es indispensable el lavado frecuente de manos con agua y jabón o con alcohol en gel, y cubrir la boca y la nariz con un pañuelo descartable al toser o estornudar. También se recomienda desinfectar las superficies con agua y lavandina, sobre todo en casas o lugares donde hubo casos de gripe.

La doctora Vázquez hace hincapié en la prevención para evitar casos de contagio. “En primer lugar, hay que darse la vacuna, y también priorizar el lavado de manos. Es fundamental para prevenir todas las enfermedades infecciosas”.

Los síntomas de la gripe son: fiebre alta, tos (generalmente seca), dolores musculares, articulares, de cabeza y/o garganta, cansancio e intenso malestar y ligera secreción nasal. Ante estos signos es importante consultar a un médico y no recurrir a la automedicación. También se advierte no tomar antibióticos, ya que no funcionan en esta patología.

“Una cosa es un resfriado común y otra es la influenza o gripe que, en los grupos de riesgo, como embarazadas, pacientes con enfermedades crónicas o mayores de 65 años, la gripe, no solo da fiebre alta y dolor de cabeza sino que puede complicarse con una neumonía viral por gripe o facilitar una neumonía por entrada de bacterias. Y a partir de medicación que se da precozmente, se evita las complicaciones, pero eso lo evalúa el médico y si se automedica, también se pierde tiempo”, detalla Vázquez.

La vacuna antigripal es la herramienta más útil para prevenir la gripe y sus complicaciones. Aunque se recomienda suministrarla en otoño, su aplicación también es oportuna y aconsejable hasta septiembre, en especial, para aquellas personas que no la hayan recibido y que tengan factores de riesgo para desarrollar la enfermedad y sus complicaciones.

“Para ser exactos, el momento indicado para vacunarse es ahora. Por eso ya se empezó a aplicar. Es porque los virus comienzan a circular pero aumenta la circulación en el mes de mayo, entonces uno necesita vacunarse durante abril y que por lo menos pasen 10 o 12 días para que uno desarrolle defensas, anticuerpos y poder así protegerse de la gripe”, informa la doctora.

Las personas que integran grupos de alto riesgo y deben recibir la vacuna son: niños entre 6 meses y 2 años de edad, adultos mayores de 65, embarazadas, puérperas, inmunosuprimidos (incluyendo VIH), fumadores, personas con obesidad mórbida, y aquellas con enfermedades crónicas (respiratorias, diabetes, renales, hepáticas, etc). Para no contagiar a los más vulnerables, la vacunación es obligatoria para el personal de salud y recomendada para docentes, niñeras, cuidadores y empleados de guarderías y geriátricos. “En los últimos años aumentaron la cobertura de gripe del personal. Primero para proteger a los trabajadores de la salud y segundo para proteger a los pacientes”, señala la infectóloga.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE