Temor a suba de tasas en Estados Unidos golpea a las bolsas y complica a la Argentina

Temor a suba de tasas en Estados Unidos golpea a las bolsas y complica a la Argentina

El Merval cerró antes del desplome final del Dow Jones, por lo que podría abrir a la baja. Las acciones del Merval perdieron hasta 10% y los ADR cayeron un máximo de 6,6%.

Presionado por el desánimo de los mercados internacionales debido al temor a una suba de tasa en Estados Unidos, el Merval volvió a tropezar: se hundió 4,5%.

Aunque existen motivos domésticos para que caiga la bolsa, como el menor apetito de los inversores por la colocación de los papeles locales en Wall Street y un reconocimiento de que las acciones habían registrado saltos desorbitantes en enero, la preocupación tanto del mercado local como del mundo es Estados Unidos.

La suba de la tasa de los bonos del Tesoro a 10 años ya venía anticipándose a lo que será un alza de la tasa de referencia, pero la preocupación entre los inversores se incrementó luego de conocerse un indicador de empleo que sugiere una inflación mayor, lo que podría forzar una aceleración del ritmo de aumentos de la tasa de referencia por parte de la Reserva Federal (Fed). Se perdió más de u$s 1 billón en un sólo día.

En lo que fue su tercera caída consecutiva, el índice quedó en 31.136 unidades, muy lejos del máximo histórico de más de 35.000 puntos alcanzado en ruedas atrás. En tanto, el volumen total negociado en acciones fue de $ 1170 millones.

Todos los papeles del Merval terminaron en rojo, incluso las bajas llegaron a ser de dos dígitos: Distribuidora de Gas Cuyana se desplomó un 10%. Cabe resaltar que pese a que hace tres ruedas que se hunde, esta acción todavía gana en el año casi un 50%. También cayeron fuerte los papeles de Banco Hipotecario, Holcim y Transener, 9,2%, 7,9% y 7,9% respectivamente. En tanto, la situación de los papeles del panel general fue peor. Las acciones de Metrogas se desplomaron 15% y las de Camuzzi Gas Pampeana un 11%.

Por si fuera poco, los cierres de ayer no tienen procesados en precios de la caída final del Dow Jones, ya que fue en la última hora que el principal índice estadounidense se derrumbó como no lo hacía desde la crisis subprime de 2008, un 4,6%.

Por eso es que es probable que en la apertura la bolsa arranque en baja.

Acciones argentinas en EE.UU.

En cambio, como los ADRs operan en terreno neoyorquino, sí llevaron a sus cotizaciones finales lo ocurrido en los índices de Wall Street. Los ADRs de Irsa Propiedades Comerciales, los de Edenor y los de Cresud perdieron 6,6%, 6,5% y 6,4%, en ese orden. Es que incluso desde temprano las bolsas asiáticas presagiaban una mala rueda: se vieron bajas que no registraban hacía más de un año.

Para Leonardo Chialva, socio de Delphos Investment, “hay un conjunto de cosas, de motivos, pero un solo punto de partida”. El experto subrayó que el Dow Jones valía días atrás 26.600 puntos cuando había terminado 2017 en las 24.700 unidades. “Lo que pasó fue que en enero se dio un delirio absoluto de irracionalidad. Voló todo. El Dow Jones ganó 7,6% en 20 ruedas, el S&P 500 trepó 9% en un mes. En lugar de subir por escalera y bajar por ascensor, acá subieron y bajaron por ascensor”, describió. En segundo lugar, recordó que siempre que hubo cambio de mando en la Fed hubo volatilidad y dijo que, en tercer lugar, la tasa de interés a 10 años de EE.UU. estaba baja y tenía que acomodarse.

“En enero se dio un delirio absoluto de irracionalidad. Voló todo”, apuntó Leonardo Chialva.

En cuanto al ámbito local, Chialva se refirió al debut de Central Puerto en Wall Street a un precio menor al esperado, un evento que desencadenó una ola de ventas en el mercado: “Fuimos los únicos que salimos a decir que el precio de la IPO era una ridiculez. Y después pasó algo muy parecido con Corporación América. En defi-nitiva, la bolsa argentina está cara, esa es la conclusión”.

El Cronista



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE