La ministra de Salud de Chaco socorrió en la ruta a un femicida

La ministra de Salud de Chaco socorrió en la ruta a un femicida

Sin saberlo, la funcionaria de la provincia de Chaco lo socorrió en la ruta 16.El femicida había abatido a su expareja Mariana Segovia minutos antes, la Ministra chaqueña no dudó en ayudar al hombre.

El increíble destino de un femicida terminó de rubricarse sobre la ruta 16, donde el condenable sujeto intentó eludir sus inminentes responsabilidades penales estrellando su automóvil contra un camión que circulaba en sentido contrario, en un acto que se determinó como suicida.

Paradójicamente, el femicida quedó atrapado entre los hierros retorcidos de su automóvil y las primeras manos que llegaron para preservar su vida fueron las de otra mujer, una médica chaqueña, a cargo del Ministerio de Salud de la provincia vecina.

La noticia recién tomó estado público ayer tras viralizarse las fotografías tomadas en el mismo momento de la tragedia vial por personal del Ministerio de Salud de Chaco.

En ese momento la funcionaria y profesional de la salud no dudó en detener su automóvil y sin más trámites poner sus conocimientos sobre la víctima, sin saber siquiera que ese hombre había protagonizado minutos antes el mayor de los delitos que puede cometer una persona: el homicidio.

Sergio Miño, tras disparar en la vía pública y matar a su mujer en Joaquín V. González, había salido de la cabecera del departamento Anta en busca de la clandestinidad, pero a medio camino decidió poner fin también a su vida, guiando su automóvil a máxima velocidad contra un camión en la ruta 16.

 

Destino de servicio

Al ver la brutalidad del supuesto accidente vial, la funcionaria chaqueña no dudó en ayudar al hombre que se hallaba aprisionado contra los hierros y restos metálicos de su automóvil.

Tras varios minutos finalmente el accidentado pudo ser rescatado y ya sobre la banquina asistido por la ministra en persona.

El asesinato de Mariana Segovia a manos de su marido en pleno centro de Joaquín V. González todavía conmueve a toda la provincia y a todo el país.

Ocurrió el viernes en la tarde, a la vista de todos los vecinos.

Una fuente del pueblo anteño confirmó entonces a El Tribuno que Sergio Miño le disparó cuatro veces a su esposa desde el interior de su camioneta.

Tras consumar el crimen o femicidio, huyó y más tarde llegó la noticia al pueblo que en su fuga había chocado contra un camión, aparentemente en un intento de suicidio.

 

El choque

Según una fuente de la zona, al ver el accidente sobre la 16, numerosas personas pararon para socorrer a los involucrados, entre ellos a Miño, quien quedó atrapado en su asiento por varios minutos.

Así fue que mientras llegaba la ambulancia la ministra de Salud de la provincia de Chaco fue una de esas personas que socorrieron a Miño sin saber lo que había sucedido instantes antes.

La acción de las médicas, porque en realidad eran tres, comenzó a tomar estado público en la tarde de ayer cuando se conocieron no solo las imágenes sino las declaraciones de algunas de las socorristas de un violento como cruel femicida salteño.

La doctora Mariel Crespo así como la subsecretaria de esa cartera, la doctora Miriam Machado, volvían de participar en el Cofesa en Salta cuando vieron el impresionante choque. Ambas no

dudaron en bajarse del vehículo en el que viajaban y socorrer especialmente a Miño, quien estaba seriamente comprometido por la violencia del choque.

Ninguna de ellas supo hasta horas después que el hombre acababa de matar a su mujer en Joaquín V. González.

Tanto es así que hasta desde el Ministerio se comunicó vía Twitter del accionar de la ministra ante el siniestro. “De regreso a la provincia, luego de participar en el #Cofesaen #Salta, la ministra Mariel Crespo y la subsecretaria Mirian (sic) Machado asistieron a las víctimas de un gravísimo accidente entre camioneta y camión en la localidad de Joaquín V. González”, se informó desde la cuenta oficial de esa cartera junto con las fotos que daban cuenta del incidente.

El hombre, que hoy por hoy no corre riesgo de vida, deberá finalmente rendir cuentas.

 

Esperan su imputación

Mariana Segovia y Sergio Miño conformaban junto a sus tres hijos una familia que por muchos años vivió en General San Martín (Chaco), más precisamente en el barrio Norte.

El viernes en una calle céntrica de Joaquín V. González, Salta, Miño le efectuó cuatro disparos a su mujer quien murió en el hospital.

El femicida en su intento por huir a toda velocidad conduciendo su auto chocó en la ruta contra un camión, terminando lesionado.

Se supo que permanecerá internado con custodia policial y cuando se restablezca su salud será imputado por el homicidio de su esposa.

El matrimonio habría tenido problemas y se hablaba de una separación. El marido se habría resistido a dar ese paso y reaccionado de la peor manera.

 

La esperó en una esquina para matarla

Según testigos, Miño habría esperado en su camioneta el paso de su esposa, Mariana Segovia, que regresaba rumbo a su casa.

Estaba a solo metros de la esquina de las calles Rivadavia y Sarmiento, a dos cuadras de la plaza Martín Miguel de Güemes de J.V. González. Cuando la vio, desde el interior del vehículo abrió fuego contra ella.

Se supo que impactó contra su mujer la misma cantidad de proyectiles que disparó, es decir 4.

En ese momento varias personas caminaban por ese punto de la ciudad.

La mujer cayó boca abajo sobre la vereda, ante la perturbada mirada de varias personas, que no llegaban a comprender lo que sucedía. Miño salió a toda velocidad en su camioneta, huyendo de la escena y también del pueblo. A pesar de las atenciones recibidas, Mariana Segovia falleció en la guardia de emergencias. (ElTribuno)

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE