Mirá el momento en el que una bomba de estruendo obligó a suspender el partido de Crucero

Mirá el momento en el que una bomba de estruendo obligó a suspender el partido de Crucero

A los 33′ del primer tiempo, con el partido 0 a 0, un hincha Chaco For Ever arrojó un explosivo que cayó al lado del arquero Colectivero, Matías Cano, quien quedó aturdido y no pudo continuar con el juego.

Una vez más, la violencia y los “inadaptados de siempre” le robaron el protagonismo que debería haber tenido anoche el fútbol. Chaco For Ever y Crucero jugaban un partido entretenido, con chances para ambos: el Colectivero contó con dos claras del “Tacuarita” Cardozo, mientras que el Negro también tuvo las suyas.

Pero promediando el primer tiempo, a los 33′, todo se desvirtuó: tras una explosión, el arquero de la visita, Marcos Argüello, quedó tendido en el suelo. Una bomba de estruendo arrojada por la hinchada chaqueña había explotado a poco más de un metro de donde se encontraba el 1 de Crucero.

El partido, naturalmente, debió ser suspendido, aunque no sin varios minutos de deliberación previa por parte de la terna arbitral. El Negro chaqueño, que debía ganar para intentar meterse entre los cuatro clasificados de la Zona 4 a la segunda fase del Federal A, ahora deberá enfrentar una sanción que podría poner en peligro su objetivo.

Por su parte, Cano fue inmediatamente derivado a una clínica de Resistencia, donde se realizó los estudios correspondientes acompañado por el presidente Salibe y Dardo Romero. El golero del conjunto misionero experimentó dolor, inflación y perdida auditiva del oido derecho, y ahora debe esperar hasta el lunes o martes para someterse a estudios más complejos.

El resto del plantel, en tanto, retornará a las prácticas el domingo por la mañana en Santa Inés.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE