Traficante detenido en Misiones develó cómo se hacían los vuelos narco en la frontera con Paraguay

Traficante detenido en Misiones develó cómo se hacían los vuelos narco en la frontera con Paraguay

Según se desprende de una investigación llevada adelante por el juez Federal porteño, Sergio Torres, las bandas narcos que operaban en la localidad de Itatí, Corrientes, podrían haber recibido grandes cantidades de estupefacientes vía aérea en campos cercanos al río. Según informó ayer el portal Nova Corrientes, esta hipótesis surgió tras la detención de Daniel Roas, un narco paraguayo que fue detenido en Misiones hace dos semanas luego de que intentaran ingresar al país seis kilogramos de cocaína dentro de una camioneta por el puente internacional San Roque González de Santa Cruz, que une Posadas con Encarnación.
Este sospechoso, apodado “El Nene” contaba con la colaboración de su hermano Terencio Roas. Ambos proveían de estupefacientes a las bandas criminales que operaban en la localidad de Itatí y que recibían semanalmente hasta 15 toneladas de marihuana.
Aunque en las averiguaciones llevadas adelante por la Procuración de la Narcocriminalidad (Procunar) se descubrió que el tráfico de estupefacientes se realizaba en la mayoría de las veces por vía fluvial, un testigo de la causa había contado que también operaban avionetas con las que realizaban las actividades ilegales.
Según el expediente 3.002/2017 del Juzgado Federal porteño N° 12, la red narco usaba una variedad de embarcaciones para trasladar la marihuana desde las islas paraguayas hasta las costas correntinas.
En esta causa, por la que están presas y procesadas las principales autoridades del pueblo, funcionarios policiales y otra veintena de personas consta que “las lanchas son argentinas” y que se trata de embarcaciones 150 Mariner, “la lancha es blanca con franjas rojas; el motor, la cabeza es gris y la cola negra”. También usan Yamaha 115 Tracker Cargo, “esta es blanca con letras negras”, contó un testigo de identidad reservada.
Según dijo, la compra de estas naves se realizaban con fondos aportados por Carlos “Cachito” Bareiro, otro de los supuestos líderes narco, según consta en la causa.
El proveedor de éste serían los hermanos Hugo y Ariel Arce, quienes están instalados en la localidad paraguaya de Itá Corá, frente a las costas de Itatí.
En el expediente de la causa tramitada en Buenos Aires un testigo aseguró que estos “proveen (de marihuana) todo lo que es Itatí, Yahapé, Paso de la Patria y hasta la ciudad de Corrientes meten la lancha, hacen quince mil kilos por semana”.
Uno de ellos, Hugo, había sido detenido por tráfico de estupefacientes en 2003, por una orden del Juzgado Federal N° 1 de Corrientes, pero por un error de procedimiento quedó en libertad.

Aviones en el campo
Estas aeronaves aterrizaban en terrenos cercanos al río. En el expediente consta que “en el campo El Laurentí se comentaba que ponían cinta naranja para armar una pista clandestina por el camino de tierra”.
Las únicas aeronaves aptas para realizar esas maniobras pueden transportar hasta 300 kilogramos de cocaína, pero “se comentaba que traía cocaína”.
Todo apunta a que las cargas a las que hizo referencia el testigo habrían sido enviadas por la misma banda que sustrajo una avioneta en la localidad entrerriana de Victoria, cuyo líder fue apresado en Posadas, Misiones, cuando intentaban ingresar al país un cargamento de cocaína que ocultaron dentro de una camioneta.
Esta hipótesis había sido fortalecida después que en mayo pasado las autoridades policiales paraguayas encontraron una avioneta preparada para despegar, en un campamento instalado en una isla frente a la provincia de Corrientes.
Allí había combustible, alimentos y elementos de cocina al costado de una pista de aterrizaje clandestina en una isla inaccesible, frente a la localidad correntina de Yahapé.
El hallazgo fue en un islote perteneciente a la zona conocida como compañía Curuzú Abá, cercana a la localidad de Cerrito en el departamento Ñeembucú, en el Paraguay, zona en la que operarían las organizaciones de tráfico de estupefaciente que abastecen a las bandas criminales argentinas.
Este lugar también habría sido utilizado por las tres organizaciones narco que operaban en la localidad de Itatí y que ahora son investigadas por el juez federal porteño Sergio Torres, quien había ordenado en marzo pasado el Operativo Sapucay en el que detuvieron a 28 individuos, incluidos funcionarios públicos.
La pista hallada frente a las costas correntinas tiene una extensión de 700 metros. Está emplazada en medio de una zona boscosa en un delta hasta donde se puede arribar sólo a bordo de embarcaciones con motores de alta potencia debido a que es una zona torrentosa.
La nave fue encontrada después que un grupo de policías avistó que una aeronave sobrevolaba la zona a baja altura para descender en una parte del río donde existen varias islas, algunas de considerable extensión.
Horas más tarde un grupo de policías de la localidad de Cerrito se dirigieron al lugar, y a escasos metros de la costa encontraron una pista de aterrizaje de casi un kilómetro, que terminaba en un campamento donde se hallaba la avioneta monomotor con parte de la matrícula borrada, oculta entre la vegetación, con el tanque de combustible cargado.

Fuente: diario El Libertador



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE