Nuevos trabajos, nuevos riesgos laborales

Venimos sosteniendo en notas anteriores, que vivimos en un mundo que está cambiando muy rápidamente y de manera tan compleja, que sin lugar a dudas tendrá mayor repercusión en la sociedad del mañana. Heráclito (filósofo griego 540 a. C. – 480 a. C.) nos dice que lo que caracteriza a la existencia es el “cambio” y no el “ser”. Todo está en constante transformación.

Este concepto no escapa a lo que ocurre en la dimensión laboral, en el trabajo que realizan diariamente los seres humanos. Tal es así, que si comparamos la forma de trabajar actual, con la de hace 70 años, veremos que las diferencias son altamente visibles, y estas diferencias repercuten en otros ámbitos como el social, familiar y los relacionados con la salud laboral.

Los cambios en el mundo, la globalización, han generado modificaciones,constantes y radicales en muchos casos en los diferentes ámbitos laborales, requiriendo una mayor especialización por parte de los recursos humanos, funciones poco definidas en algunos casos, búsqueda del trabajo en equipo,tareas repetitivas y monótonas en otras, mayor ritmo, mayor carga de trabajo, reorganización laboral, mayor externalización de ciertaslabores, reorientación de las relaciones entre compañeros, las nuevas tecnologías, falta de concreción en el horario u horarios rotativos, etc.

Esos aspectos, unidos a exigencias por parte de las distintas organizaciones cada vez mayores, en relación a la entrega de proyectos, rapidez, presión, flexibilidad, inestabilidad, soledad,competitividad, etcétera, hacen que se esté produciendo la aparición y expansión a un ritmo vertiginoso de un conjunto de enfermedades denominadas psicosociales, causadas entre otras cosas por unas exigencias cada vez mayores y una disposición de tiempo para descanso y ocio cada vez menor.

Con esto no queremos dar lugar a pensar que los avances son negativos. Lo que queremos señalar es que todo depende de cada organización y de cómo sea la forma de trabajo, la implicación de los empleados, su libertad, autonomía, responsabilidad,capacidad de optimización del tiempo y otros elementos, que cada vez con mayor frecuencia nos permitan, entre otras cosas, conciliar nuestra vida laboral y familiar.

Como mencionábamos en párrafos anteriores, a consecuencia de todas esas modificaciones laborales, producto de un mundo en constante cambio, han ido apareciendo y desarrollándose cada vez más una serie de riesgos profesionales que se han establecido hoy en día como el primer problema de salud laboral en el mundo desarrollado, nos referimos a lo que de forma genérica se denominan riesgos psicosociales, aunque en determinados países (EEUU, Japón, Canadá, como así también la OIT y la OMS) utilicen para nombrar a estos problemas de salud laboral, directamente el daño o enfermedad derivado de dichos Riesgos Psicosociales, es decir estrés, mobbing, burnout, violencia laboral, etcétera.

El tomar el término Riesgos psicosociales como lo hace la Unión Europea es más amplio, porque permite incorporar otras patologías como las adicciones.

En la actualidad, uno de los retos más importantes es el de concientizar en la existencia, importancia, peligro y posible prevención de todas estas enfermedades.

Nos encontramos frente al primer problema actual de salud laboral, causante de la mayor parte de bajas laborales,reducción de la productividad, generación de conflictos, llegando en más ocasiones de las que pensamos, aponer en riesgo la propia vida del afectado.

Frente a la gran cantidad de factores que los desencadenan, la respuesta principal por la que todos hemos de apostar es la prevención y minimización de los factores de riesgo.

En subsiguientes notas profundizaremos la temática.

 

(*) Lic. en Psicología

Claudia Ríos & Asoc. 

(Psicología al Servicio de su Empresa)

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE