En Misiones cerraron 167 pequeños y medianos aserraderos en los últimos dos años

Según datos preliminares del Primer Censo Nacional de Aserraderos realizado en Misiones, relevamiento que avanzó en un 78%. “La Provincia tiene en la actualidad activas un total de 603 industrias madereras entre micro, pequeñas, medianas y grandes. Cerraron 167 aserraderos pequeños y medianos, por la crisis del mercado, del total de 770 aserraderos que fueron relevados en el último censo de industria provincial del 2015”, adelantó el subsecretario de Desarrollo Forestal del Ministerio del Agro y Producción, Juan Ángel Gauto.

En Misiones se avanzó en un 78% el trabajo de relevamiento de datos del Censo Nacional de Aserraderos – impulsados por la subsecretaria de Desarrollo Foresto-industrial del Ministerio de Agroindustria de la Nación-  en la provincia, y los datos preliminares indican que entre el período de 2015-2017 fueron 167 industrias (entre micro, pequeñas y medianas) que cerraron, mientras que se mantienen activas 603 industrias madereras, del total de 770 aserraderos que fueron relevados hace dos años atrás.

“El trabajo de campo se realizó entre junio y agosto, con nuevos criterios en la metodología de la información relevada. Los 167 aserraderos que cerraron estaban asociados al mercado interno, nunca fueron industrias exportadoras, pero de todas formas su paralización genera impacto local por la baja de empleos y movilización económica de la zona donde operaban”, explicó el funcionario.

“Si bien aún no se terminó el relevamiento, las industrias cerradas son el dato más concluyente hasta ahora de la situación de crisis que se atraviesa. Hay que tener políticas activas para reactivar este mercado, otra de las demandas del momento”, dijo en la entrevista con ArgentinaForestal.com el subsecretario.

Con respecto al consumo de madera estimado, sostuvo que sobre una capacidad industrial instalada de 6 millones de toneladas, con solo turno de la industria en actividad (hay muchas que trabajan menos), estaría rondando en 5.800.000 toneladas mes, distribuidas en aserraderos y tableros, unas 3 millones de toneladas; para celulosa otras 2 millones de toneladas, y para chip y leña para el sector de la agroindustria otras 700 mil toneladas/ 800 mil toneladas”, detalló el funcionario.

“Este movimiento nos está dando una demanda de consumo mensual de 5.800.000 toneladas de madera, lo que indica que estamos usando la capacidad instalada con menos de un turno de trabajo. Si estuviéramos en dos turnos de trabajo, duplicaríamos la capacidad instalada”, explicó.

Precisó que habría 1,8 toneladas por año en el consumo de astillas destinada a celulosa o chip leña, según resultó de las consultas a dos o tres industrias.

El funcionario marcó como dato importante del relevamiento, la agregación de determinadas tecnologías: “este incorporación en los procesos industriales fue lo que dinamizó al sector en estos 2 años en la cadena productiva, en cuanto a biomasa forestal. La Ley de Dendroenergía que estableció la prohibición de leña de nativos, también traccionó fuerte el consumo de bosques cultivados en el sector de agroindustria. En la provincia en la actualidad funcionan 200 secaderos con biomasa forestal para generar vapor para su proceso. Después, la puesta en marcha de la planta de energía de Papel Misionero, Establecimiento Don Guillermo, este la empresa Pindo SA, son todos proyectos que promueven el consumo de biomasa forestal”, remarcó Gauto.

“El último proyecto de bioenergía en la provincia (Pindó EcoEnergía), fue justamente traccionado a su vez por el Plan Renovar que impulsa el gobierno nacional con determinados beneficios, ya que están pensados en el aprovechamiento de las energías renovables”, concluyó el funcionario.

 

 

Por Patricia Escobar 

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE