¿Cuáles son las aptitudes y cualidades del docente moderno?

¿Cuáles son las aptitudes y cualidades del docente moderno?

En el siglo XXI nacieron las tecnologías de la Comunicación (TIC) y los educadores tuvieron que llevarlas al aula, utilizarlas como herramientas para el aprendizaje y enseñanza. Estas nuevas tecnologías han causado cambios profundos en la relación entre las personas y el aprendizaje. Descubre cuáles son.

Hoy en día se puede enseñar y aprender en todo momento y en todo lugar, a través de distintos tipos de herramientas y plataformas. Sin duda, esto requiere una adaptación por parte de los docentes, quienes deben acompasar estos cambios si quieren aprovechar las oportunidades que brindan estos canales en materia pedagógica.

Según la Doctora en Innovación Educativa Marcela Gómez Zermeño, aseguró “que en un mundo global donde la ‘constante es el cambio’, los docentes deben ser capaces de adaptar continuamente en su práctica educativa, las metodologías de enseñanza en función de los objetivos de aprendizaje que se desean lograr”.

Planteo las 5 aptitudes o competencias que no pueden faltar en un docente del siglo XXI:

  1. Aprender nuevas tecnologías

Para Gómez Zermeño, saber utilizar las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) “es una competencia básica para la vida, al igual que la lectura, la escritura y las matemáticas”. Un docente del siglo XXI debe saber transmitir estos conocimientos a los alumnos, y para ello necesita aprenderlos por sí mismo.

La buena noticia es que las nuevas herramientas y aplicaciones son cada vez de uso más intuitivo y amigable para el usuario, por lo que ya no es necesario ser un experto en informática para dominarlas.

Experimentar con recursos y redes sociales que nunca has probado antes te llevará a encontrar maneras innovadoras e interesantes de transmitir conocimientos, y tus alumnos seguramente lo agradecerán.

 

  1. Brindar instrucciones personalizadas

Los estudiantes son diferentes, aprenden de manera distinta y poseen habilidades y talentos particulares. A esto se suma que, mediante su celular, Tablet o computador, tienen acceso instantáneo a cualquier tipo de información. Por este motivo, el docente debe, en la medida de lo posible, adaptar las instrucciones a las necesidades de cada alumno. De esta manera, el estudiante se verá sentirá libre y motivado respecto a sus tareas: se sentirá “dueño de su propio aprendizaje”.

 

  1. Globalizar el salón de clases

En este mundo interconectado y cada vez más pequeño, tenemos la oportunidad de aprender sobre otras culturas de primera mano. Si en tu clase deben estudiar a Japón, por ejemplo, no lo hagan a través de libros de texto. Utiliza herramientas como Google Earth para “visitar” el país, utiliza las redes sociales para encontrar a un japonés dispuesto a charlar con tus alumnos acerca de su cultura: las posibilidades son infinitas. En lugar de aprender de memoria datos sobre la geografía y la historia de un lugar, los estudiantes tendrán la oportunidad de comprender su cultura de forma más auténtica y memorable.

 

  1. Incentivar a los alumnos a producir contenido

Aunque los alumnos de hoy son considerados nativos digitales y tienen un sinfín de herramientas al alcance de su mano, las instituciones siguen pidiendo tareas tradicionales en papel, mientras que los estudiantes solamente utilizan sus dispositivos para comunicarse con sus familias o amigos. En su lugar, incentiva a tus estudiantes a crear y editar videos, infografías y blogs creativos y dinámicos. Estas tareas son las que quedarán en su memoria y desearán compartir con otros, en lugar de terminar en la papelera una vez calificadas.

Una manera eficiente de incentivar la producción propia por parte de los alumnos es el aprendizaje basado en proyectos. De esta manera, los estudiantes son los encargados de llevar a cabo su propia investigación, contactar a expertos y crear proyectos finales aprovechando todas las herramientas disponibles.

 

  1. Digitalizar el aula

En esta época, utilizar papel es cada vez menos necesario. Al mismo tiempo, cada vez existen más plataformas destinadas a digitalizar el salón de clases: Google Classroom, Google Groups, Wiki o Moodle son algunas de ellas. Insta a tus alumnos que suban sus tareas, compartan materiales y participen en debates a través de este medio.

Otra manera de digitalizar el aula es aceptar del uso de dispositivos durante la clase, ya que si son utilizadas de manera adecuada pueden constituir valiosas herramientas de aprendizaje. En lugar de prohibir rotundamente el uso de los teléfonos inteligentes, por ejemplo, puedes dejar que los alumnos los utilicen para buscar nuevo vocabulario.

Si un estudiante te pregunta el significado de una palabra, en lugar de intentar explicarla, dile que la busque por sí mismo en Google y luego le cuente a toda la clase el resultado. De esta manera, es más probable que el alumno incorpore la nueva información y se sienta partícipe de su aprendizaje.

 

Las 10 cualidades esenciales del buen docente

Por además un buen docente moderno, no solo debe saber trabajar  y combinar las nuevas tecnologías con el aprendizaje, sino también ser un buen docente es el resultado de una mixtura de cualidades, pero hay rasgos comunes que comparten todos los que se dedican a la enseñanza.

1) Es responsable

Aquí la responsabilidad implica que te atienes a las mismas expectativas y estándares que exiges a tus alumnos. Debes ser justo e igualitario. Por ejemplo, si no permites a los alumnos comer chicle, tú tampoco debes hacerlo.

 

2) Es flexible

La flexibilidad implica que ante una situación especial o problema eres capaz de hacer cambios en las lecciones o actividades en el momento. Debes poder cambiar. Si la mitad de los alumnos no comprenden un concepto, no puedes continuar sin encontrar una mejor explicación para que entiendan.

 

3) Se preocupa

Debes realizar tu mayor esfuerzo para asegurarte que todos los estudiantes sean exitosos, debes conocer sus personalidades e intereses, y poder incorporar esos componentes para conectar individualmente con cada uno.

4) Es compasivo

Es fundamental que puedas reconocer que tus estudiantes tienen problemas fuera de la escuela y hagas los cambios necesarios para ayudar a resolverlos y superarlos.

5) Es cooperativo

La cooperación es clave para trabajar efectivamente con administrativos, otros docentes y los padres de los alumnos. Debes ser capaz de crear vínculos con otros aunque no siempre te agraden.

 

6) Es creativo

Un buen docente debe ser capaz de crear lecciones que atraigan la atención de sus alumnos y los incentive a continuar viniendo a clase. Las lecciones únicas, cautivantes y dinámicas surgen un buen efecto en las clases siempre.

 

7) Es dedicado

La dedicación implica ir todos los días a clase y pasar el tiempo necesario para que los alumnos reciban la mejor educación posible. Es común que los educadores lleguen temprano y se vayan tarde, e incluso trabajen parte de su fin de semana para asegurar buenas lecciones.

 

8) Es decidido

Encontrar los medios necesarios para lograr conectar con todos los estudiantes sin importar el desafío que se plantee, define a un buen docente. Deben estar dispuestos a hacerlo todo para asegurar que los estudiantes reciban la formación que necesitan.

 

9) Es empático

Un buen educador debe poder reconocer y empatizar con las luchas de los estudiantes, aunque no puedan relacionarse personalmente con ellas. Tiene que tratar de ponerse en el lugar de sus estudiantes y ver las cosas desde su perspectiva suele ser esencial para ayudar al alumno a triunfar.

 

10) Es cautivador

La habilidad de atraer la atención en un aula llena de alumnos, y ser capaz de mantenerla por tiempo prolongado es muy difícil, por lo que es necesario que el docente cree lecciones divertidas, frescas y energéticas, dejarlos queriendo más y motivados a continuar viniendo a clase.

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE