La isla de Cuba devastada tras el paso del Huracán Irma

El huracán Irma ha empeorado la ya ruinosa situación de buena parte del fondo habitacional cubano y las infraestructuras de diferentes sectores. Además, dejó graves afectaciones en la agricultura y la ganadería, y según han reconocido las autoridades, la cuantificación de daños recién acaba de empezar.

El gigantesco huracán barrió lentamente desde el viernes casi toda la costa norte de la Isla. Mientras se alejaba de Cuba hacia Florida aún provocaba severas penetraciones del mar en La Habana y Matanzas que podrían continuar hasta el lunes. Las olas alcanzaban entre cinco y ocho metros de altura.

Las autoridades aseguran que no hay víctimas mortales, pero el periodista de Diario de Cuba, Manuel Guerra Pérez, reportó el fallecimiento de un hombre el sábado en el Vedado, La Habana. Según Guerra Pérez, familiares de la víctima dijeron que el hombre, de apellido Abreu, se electrocutó al tocar por accidente cables eléctricos cuando intentaba quitar la antena de su casa para resguardarla de los vientos. Su esposa, de apellido Lugo, resultó herida y fue hospitalizada en el Calixto García.

Más de 1,5 millones de personas habrían sido evacuadas en toda la Isla. Soldados recorrieron localidades costeras obligando a sus residentes a marcharse y llevando a la gente a refugios habilitados en edificios gubernamentales, escuelas e incluso cuevas, reportó la AP.

En la capital, uno de los puntos más críticos fue el municipio Centro Habana, específicamente en la barriada de Cayo Hueso, donde el agua ha alcanzado niveles nunca antes vistos, informó el diario oficial Granma. “Primera vez en la vida que esto se inunda así, a veces llueve bastante y hay crecidas, pero jamás hasta esta calle”, relataron vecinos de San Lázaro y Soledad.

Hasta esa equina, a solo unas cuadras del Callejón de Hamel, han llegado las inundaciones, algo que no se había previsto, añadió la publicación del Partido Comunista. “Esta es una zona baja que cuando llueve, se inunda, pero el agua no se había acumulado de esta manera”, dijo Javier Martínez Díaz, un militante comunista del municipio.

La entrada del mar obligó a realizar labores de rescate y salvamento de emergencia a última hora en la zona.

“Yo acabo de salir de allá adentro. La mayoría de las personas están atrapadas en sus casas, a resguardo, pero sin poder salir. De los que están todavía allí, casi todos tienen problema de deterioro en sus viviendas. Nosotros seguimos ampliando por toda la calle San Lázaro en adelante, o sea, por toda la zona que está afectada. Previamente se realizó la evacuación por el Gobierno, en conjunto con la Defensa Civil. Nosotros quedamos para la parte de riesgo, ya que la inundación excede los parámetros que se esperaban”, dijo el primer suboficial Emanuel Gámez.

El mar ha inundado completamente el Parque Maceo, en Centro Habana. Imágenes publicadas por usuarios de las redes sociales mostraron también calles inundadas en el Vedado, donde el agua superó la calle Línea.

Severos daños en la agricultura y la ganadería

Las imágenes de la zona norte de varias provincias difundidas este fin de semana por medios de prensa y ciudadanos mostraron postes de servicios y señales arrancados, muchos árboles caídos e importantes daños en viviendas.

Alejandro Rodríguez Rodríguez, jefe del Departamento de Defensa, Seguridad y Protección del Ministerio de la Agricultura (MINAG), dijo en una reunión del Consejo de Defensa Nacional que las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma no presentan afectaciones de consideración en las estructuras de agricultura, pero sí las tienen Holguín y Las Tunas y, en el resto de los territorios (Camagüey, Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y Villa Clara) los daños son muy graves, con perjuicios muy marcados en las estructuras asociadas al ganado porcino y avícola.

“En estos seis territorios se calcula una pérdida de aproximadamente 9.000 hectáreas de plátano”, dijo Rodríguez Rodríguez, citado por el diario oficial Juventud Rebelde. Los funcionarios expresaron especial preocupación por ese cultivo, que cubre la quinta parte de las áreas agrícolas del país y representa el 50 por ciento de la producción de viandas.

Entre las medidas orientadas hasta el momento está “brindar aseguramiento de leña y carbón a los 441 centros de elaboración colectiva de alimentos de las zonas más afectadas, revisar y acopiar la disponibilidad de materia orgánica para asegurar los cultivos de ciclo corto, recuperar el ciento por ciento de los huertos y organopónicos asociados al programa de la agricultura urbana, y asegurar la cosecha de café maduro o desprendido en la montaña”, dijo Rodríguez Rodríguez.

“Ha sido reorganizada de inmediato la producción de leche, de huevo y de carne, y se han dado las orientaciones para reponer de forma gradual la masa avícola y porcina afectada, entre otras”, añadió.

Hasta las ocho de la mañana del sábado los embalses almacenaban 3.900 millones de metros cúbicos de agua, el 43 por ciento de la capacidad, 280 millones de millones más que cuando comenzó el evento, indicó el reporte.

 

Entre derrumbes y sin luz

Buena parte de Cuba estaba aún a oscuras este domingo. El huracán impactó “con fuerza en la infraestructura eléctrica de prácticamente todo el país”, dijo Raúl Castro, que ordenó la creación de “brigadas mixtas a nivel de cada municipio, donde los trabajos de limpieza, poda, apertura de huecos y acarreo de postes se realicen con medios de transporte y personal de cada territorio, convocados por los Consejos de Defensa Municipales, con el objetivo de que la Unión Eléctrica se dedique a los trabajos especializados”, informó el diario oficial Granma.

Juventud Rebelde informó que 150 carros patrulla con un régimen especial de ocho por ocho horas “velan por la tranquilidad ciudadana” en los 175 lugares de riesgo de inundaciones costeras detectados en jornadas previas.

El periódico oficial recordó que,de acuerdo con el Código Penal, “es un agravante de las sanciones que se comentan delitos aprovechando la circunstancia de una calamidad pública o de peligro inminente de ella”, una aparente alusión a eventuales saqueos.

Una de las peores consecuencias que deja el huracán es el daño en el ya muy deteriorado fondo habitacional.

Las autoridades no han publicado aún cifras de afectaciones, pero solo en Santa Clara 39 edificaciones se derrumbaron, según datos preliminares.

Casi todos los reportes del sábado insistían en que el rastro de Irma es especialmente cruel en las viviendas.

En Yaguajay, Sancti Spíritus, un alto porcentaje de los inmuebles ha sido destruido de manera parcial o total”, dijo la presidenta del Consejo de Defensa Municipal, Elaine Plasencia Afonso, citada por Radio Sancti Spíritus.

La localidad recibió al huracán con más del 40 por ciento de sus viviendas en regular o mal estado, indicó la estatal Agencia Cubana de Noticias.

 

 

PE



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE