Crimen de Selene, el juicio: expectativas por tres testigos clave que podrían sellar la suerte de los acusados

Crimen de Selene, el juicio: expectativas por tres testigos clave que podrían sellar la suerte de los acusados

Después de la tensa jornada inicial del juicio por el asesinato a golpes de la beba Selene Aylén Aguirre, se espera con expectativas que comience la ronda de testimoniales, el lunes próximo. Serán cuatro días en los que desfilarán los 34 testigos citados por el Tribunal Penal de Oberá, que juzga a los acusados Victoria “Vicky” Elizabeth Aguirre, madre de la nena fallecida, y su ex concubino Rolando Emilio “Rolo” Lovera.
Tres son los relatos que se esperan con mayor atención. Se trata de los que brindarán una curandera llamada Juana Dino, un vecino de apellido Amarilla y una médica del hospital Samic que dos días antes del crimen atendió a la pequeña.
En la instrucción de la causa, Dino contó que Victoria llevó a Selene, que tenía dos años y cuatro meses y padecía retraso madurativo e incapacidad motriz,al menos en tres ocasiones. En todos los casos, el pedido era el mismo: que venciera a la nena porque lloraba mucho. La curandera contó que ella detectó signos de maltrato en la niña, quien en sus brazos se calmaba y en los de su madre se angustiaba y no paraba de llorar.
Dino precisó que vio cicatrices en el cuerpo de la nena y le le recriminó que no le pegara. También aseguró que le pidió, en tres ocasiones, que la llevara al médico.
La testigo dijo que en uno de los vencimientos, cansada del llanto de Selene, Victoria le tapó la cara con una toalla, mientras que Lovera le pedía que le dijera “la verdad” a la curandera.
El vecino Amarilla podrá dar fe o no de si Victoria le pidió que avisara a sus padres que Lovera le pegaba a ella y a la beba y que prácticamente las tenía secuestraba.
La joven imputada declaró que entre el 21 y el 29 de enero de 2015, luego de que su pareja quedara “loco”, estuvo prácticamente de rehén, bajo amenazas de muerte. Por eso es vital el relato del vecino, a quien supuestamente la chica le pidió ayuda.
En cuanto a la médica del hospital, fue quien atendió el 27 de enero a Selene, cuando Victoria y Lovera llevaron a la niña para que la curaran de una supuesta mordedura de gato. La profesional habría detectado que no era el ataque de un felino y sugirió que internaran la pequeña. Esa sugerencia le habría valido un reproche del hombre. Poco después, la pareja se llevó a Selene del Samic.
Selene murió el 29 de enero por la madrugada, luego de haber recibido una paliza brutal. Uno de los golpes le fracturó el cráneo, lo que provocó una hemorragia letal.
Los acusados se echaron la culpa mutuamente en la primera audiencia del juicio. El lunes, los camaristas Lilia Avendaño, Francisco Aguirre y José Pablo Rivero, escucharán a los testigos. Después se fijará la fecha para los alegatos y le sentencia.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE