Unos 3.500 fieles participaron este domingo de la tradicional peregrinación a Fátima

Unos 3.500 fieles participaron este domingo de la tradicional peregrinación a Fátima

Ayer, alrededor de 3.500 feligreses participaron de la tradicional peregrinación hacia el santuario de la Virgen de Fátima.
Los fieles, que se movilizaron para pedir por pan, salud, trabajo o simplemente agradecer por los pedidos cumplidos, unieron con su marcha la Catedral de Posadas con el tempo de Garupá.
Con cánticos y rezos los fieles colmaron la ruta nacional 12 en la edición 55 de esta peregrinación. Jóvenes, pequeños en brazos, niños, adultos y ancianos, una vez más, fueron partícipes de uno de los acontecimientos que convoca a toda una multitud.
Como es habitual, a las 6 comenzó la caminata. Los participantes transitaron por Félix de Azara hasta Rademacher y desde allí por Cabred para tomar la avenida Uruguay hacia la Rotonda y finalmente transitar por la ruta 12.
A medida en que avanzaba la procesión miles de fieles se sumaron colmando todo lo ancho de la carretera.
Hubo una amplia cobertura de seguridad por parte de la Policía de Misiones, con más de 100 efectivos. Se desplegó a lo largo del recorrido y en el predio de Fátima, a fin de evitar accidentes y custodiar a los caminantes, ya que la caminata no sólo convocó a los habitantes de distintos barrios de posadas, sino también a vecinos de Garupá y Candelaria.
Los fieles convergieron en la ermita ubicada a la altura del kilómetro 8 y medio, donde a partir de la 9 se celebró la misa con la presencia del obispo Juan Rubén Martínez.
“Desde nuestra Diócesis nos sumamos a un momento muy especial, porque estamos celebrando los 100 años de la aparición de la Virgen a los pastorcitos de Fátima, la cual definió como un signo del amor de Dios que siempre nos acompaña”, dijo el obispo.
“Tenemos que discernir qué está bien y qué está mal, cómo vivir nuestra vida en una actualidad muy difícil. La indiferencia es el mayor flagelo de una sociedad secularizada. Nuestro mundo nos necesita como cristianos comprometidos. Tenemos que ser sal y luz en medio de una sociedad que de alguna manera olvida a Dios y a los valores de Dios, por eso nos encontramos con tantas injusticias, tanta corrupción, tantas sombras”, remarcó Martínez en su homilía.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE