Baja en la coparticipación y el Fondo de la Soja dificulta las finanzas provinciales

Baja en la coparticipación y el Fondo de la Soja dificulta las finanzas provinciales

En su discurso del 1 de mayo, el Gobernador Passalacqua habló de las dificultades que debe sortear el gobierno misionero para hacer frente a los compromisos ya asumidos y para impulsar el desarrollo de Misiones en ese contexto político-económico. Según números de la secretaría de Hacienda, en el primer cuatrimestre del año en curso llegaron a Misiones 186 millones de pesos menos en concepto de coparticipación, en tanto que por Fondo de la Soja, en abril se recaudó 39 por ciento menos que en igual mes del año pasado.

En su alocución, el Gobernador dejó en claro diferentes aspectos de la realidad social, económica y política nacional y de la misionera en particular, haciendo hincapié del esfuerzo que el gobierno provincial viene realizando dentro de épocas turbulentas, materializada en la palpable crisis que se vive a lo largo del territorio argentino.

En su discurso, el Gobernador puso sobre la mesa las dificultades que debe sortear el gobierno misionero para hacer frente a los compromisos ya asumidos, e intentar dentro de ése contexto político-económico, el avance y desarrollo provincial en todos los aspectos.

Un ejemplo claro que demuestra los esfuerzos realizados por parte del  gobierno provincial hacia los habitantes de la misma fue el lanzamiento del Fondo de Crédito de Misiones, que origina la inclusión financiera de todos aquellos que tengan un proyecto económicamente viable, promoviendo con ello el empleo y el desarrollo productivo de la provincia.

Cualquier intento de crecimiento a corto y largo plazo requiere necesariamente de la garantía financiera que lo respalde. La garantía mencionada en el orden provincial está dada principalmente por los ingresos provenientes de la coparticipación nacional.

Actualmente, existe una significante diferencia cuantitativa de lo presupuestado por parte del Estado Nacional en relación al supuesto ingreso a favor de la provincia en tema de coparticipación, con lo efectivamente percibido a lo largo de éste ejercicio. El gobierno nacional presupuestó para la provincia un monto total de  $6.615.667 millones para el primer cuatrimestre del año, pero lo acreditado en las arcas provinciales resultó significativamente inferior, ya que se percibieron $186.414 millones menos.

“Esta realidad obliga a ser precavidos, y maximizar el gasto público, pero nunca dejando de lado al habitante del suelo misionero”, indicaron desde Hacienda.

 

En el gráfico se visualiza el detrimento cuantitativo antes mencionado en relación a lo presupuestado y lo efectivamente  percibido. La lógica consecuencia es afectar a la provincia, donde solo lo recursos efectivos fueron algo mayores a los previstos en el presupuestos en el primer mes de año.

Párrafo a parte resulta necesario dedicar al Fondo Federal Solidario FOFESO, que hasta hace un tiempo era el motor de la obra pública y la adquisición de bienes de capital en el territorio provincial. El mismo fue creado en el año 2009, mediante el DNU del Poder Ejecutivo Nacional N° 206/09, con el propósito de reforzar la gestión estatal activa para la defensa de la economía nacional ante la crisis internacional surgida a fines del 2008. Con esta iniciativa se había buscado reforzar los presupuestos provinciales y municipales, Nación Descentraliza parte de sus recursos exclusivos, redistribuyendo el 30% de los montos recaudados en conceptos de retenciones, con la condición de utilizar estos fondos para inversiones en bienes de capital  e infraestructura.

Sin embargo los valores bajo este concepto demuestran una tendencia negativa, y lo que supo ser una herramienta fundamental para el desarrollo de infraestructura, hoy no es tal. La variación interanual entre abril del 2016 y este último mes fue de un 39% menos, siendo una significativa reducción en perjuicio de la provincia y de los municipios. Situación que a simple vista no tiene perspectivas de cambio, incluso a sabiendas de que en los meses de mayo a octubre existía una tendencia alcista ya que corresponden a los meses de cosecha, pero que no se espera que los valores alcancen a lo recaudado en años anteriores.

En el siguiente gráfico, se verifica el comportamiento del FOFESO a través de la tasa de variación interanual que muestra la  variación de un mes frente al mismo mes del año anterior, y Tasa de variación interanual en el período acumulado desde enero hasta último mes observado respecto al mismo periodo acumulado en el año anterior

Ambas variables e observa el comportamiento del fondo comparativamente en periodos de estudio iguales , con amplia diferencia a la realidad que presenta el ejercicio 2017.

 

La volatilidad del mercado sojero repercute  en el precio la soja. En el año 2015  y por la existencia de cosecha record en los países exportadores, el exceso de oferta tendió a la baja de los precios,  situación que fue revertida en el 2016. En el 2017 las tendencias nos demuestran una significativa baja de los ingresos en éste rubro.

Cabe destacar que el Gobierno Nacional pretende ampliar los fines del fondo para el desarrollo de proyectos productivos, lo cual en la expresión de deseos resulta loable, pero que resulta difícil aplicación practica por la notable disminución de ingresos. Este panorama no resulta alentador, y menos aun cuando existe la decisión política de disminuir progresivamente las retenciones por parte del gobierno federal a partir del próximo año.

Ante esta situación, todo avance que haga la provincia en los aspectos sociales, económicos, financieros, de crecimiento y desarrollo, deben ser apreciados como verdaderos logros de sus gobernantes a favor del pueblo al que representan.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE