Recapturaron a un represor misionero prófugo desde 2013: se escondía en la casa de su ex

Recapturaron a un represor misionero prófugo desde 2013: se escondía en la casa de su ex

Jorge Antonio Olivera se había escapado durante un traslado al Hospital Militar junto a otro militar condenado, Gustavo De Marchi. Fue encontrado en la casa de su ex en San Isidro. Los efectivos encontraron a Olivera escondido dentro de un auto, en el garage de la vivienda.

El represor Jorge Antonio Olivera estaba prófugo desde 2013. Había sido condenado a 25 años de prisión por crímenes de lesa humanidad ocurridos en San Juan durante la dictadura. Olivera había fugado del Hospital Militar 20 días después de la condena, cuando era trasladado para hacerse controles médicos.

Junto a él había fugado Gustavo De Marchi, condenado a perpetua por los mismos delitos. De Marchi fue recapturado en diciembre de 2015. Sin embargo, Olivera seguía siendo intensamente buscado. El ministerio de Justicia y Derechos Humanos había ofrecido una recompensa de 100 mil pesos para quien aporte datos fehacientes para recapturar al militar.a oliv

La cinematográfica recaptura del prófugo

Los investigadores lo buscaban desde hace tres años. En el último tiempo, el fiscal Franco Picardi había ordenado intervenir los teléfonos y hacer seguimientos de mails del círculo íntimo de Olivera. La sospecha era que su exmujer podía estar ayudando en la fuga.

Los procedimientos se intensificaron en las últimas 48 horas.

El juez Claudio Bonadio hizo lugar al pedido del fiscal Franco Picardo para allanar el lugar, donde fue encontrado.
Olivera, ex teniente de Inteligencia, y De Marchi, ex teniente del Ejército, se fugaron cuando estaban bajo custodia del Servicio Penitenciario Federal (SPF). Hasta allí habían llegado desde San Juan para realizarse estudios médicos.

El represor fue capturado hoy en la casa de su exmujer, en San Isidro. Cuando los efectivos llegaron, la mujer negó que Olivera estuviera allí. Sin embargo, los oficiales notaron que las camas estaban deshechas.

A Olivera lo encontraron escondido en un auto, en el garage de la casa.

Los familiares de Olivera tenían los teléfonos intervenidos y en una de las últimas conversaciones se detectó una charla en clave que podía sugerir que el represor estaría en la casa de su ex mujer. Ante esto, el fiscal Picardi, a cargo de la investigación, pidió el allanamiento del lugar.

Hasta allí llegó esta tarde la Policía Federal, y encontraron la cama matrimonial utilizada y ropa de hombre. Los oficiales comenzaron a revisar toda la casa y encontraron a Olivera escondido en el auto que estaba en el garaje de la casa.

El represor no opuso resistencia y será puesto a disposición del Tribunal que lo condenó y del SPF. Por la fuga están procesados una decena de ex directores y jefes del SPF, entre ellos quien era su titular en 2013, Víctor Hortel.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE