Condenaron a un narco que había acopiado casi una tonelada de marihuana en Posadas

Condenaron a un narco que había acopiado casi una tonelada de marihuana en Posadas

Paulo César Olivera (32) tenía un negocio multirubro en el barrio A-4 de Posadas. Sus vecinos veían como vehículos de todo tipo visitaban la residencia que oficiaba de base de operaciones. Algunas llevaban objetos de dudosa procedencia. Entonces, la Policía decidió investigarlo, como presunto reducidor. Sin embargo, la sorpresa fue mayor, porque en su residencia encontraron casi una tonelada de marihuana y elementos que evidenciaron un quisoco narco y un centro de acopio.
Ahora, el hombre aceptó su culpabilidad ante el Tribunal Federal. Fue a un juicio abreviado y recibió una pena de cuatro años y ocho meses de cárcel, que purgará en la Unidad Penal 17 de Candelaria.
“A raíz de averiguaciones practicadas llevadas a cabo por personal de la Dirección de Investigaciones Complejas de la Policía de Misiones, relacionadas con diversos hechos delictivos ocurridos en esta ciudad de Posadas y luego de una ardua tarea realizada en diferentes puntos estratégicos, los efectivos obtuvieron información relativa a que, estarían circulando por las calles internas del barrio A-4, de esta ciudad, diversos rodados -camionetas y automóviles- de alta gama, trasladando gran cantidad de objetos de dudosa procedencia en diferentes días y horarios. Siguiendo con la investigación, vecinos de la zona -no identificados- pusieron en conocimiento de los investigadores, que uno de los rodados sería una camioneta Chevrolet S-10 blanca”, dice el fallo en lo que respecta al inicio de la investigación.
Poco después, cuando determinaron que esos rodados iban a las casas 4y 5 de esa manzana, los detectives pidieron una orden de allanamiento. Esto se concretó el 19 de mayo de 2015.
Ese día arrestaron a Olivera. “Los investigadores procedieron a allanar en primer término a la vivienda 4 ocupada por Olivera, observando a simple vista escaso mobiliario, transitando hasta el baño, donde en un estante de madera, debajo de una bolsa de polietileno, hallaron un arma de fuego, marca Bersa, modelo 64 ‘LR’, calibre 22 serie 20155, con cargador y 5 proyectiles; elemento que fue secuestrado, instruyéndose causa por Tenencia Ilegal de arma de fuego con intervención del Juzgado Provincial de Instrucción nº 1, Secretaría nº 1 de esta ciudad de Posadas, según constancia de fs. 56 vta./57; concluyendo la requisa sin mayor novedad”, detalla la sentencia.
“En segundo lugar procedieron a ingresar a la vivienda nº 5, donde se hallaba al ciudadano Germán Cibils (sobreseído en autos a fs. 350 y vta), el que al ser requisado entregó un teléfono celular Motorota Moto G, con chip de la empresa Personal, la suma de $10.000 (diez mil pesos); de un bolsillo del pantalón extrajo además la suma de $ 1.080 (pesos un mil ochenta) y U$S 37 (treinta y siete dólares)”, añade.
La requisa se extendió hasta los distintos vehículos que estaban en la propiedad, entre ellos la camioneta S-10 detectada. “Del interior de ese rodado extrajeron paquetes que resultaron contener una sustancia vegetal verde amarronada, similar a la marihuana en un total de 901,900 kg. (novecientos un kilogramos con novecientos gramos) distribuida en 1.101 (un mil ciento un) paquetes envueltos con cinta de embalar y papel madera. Procedieron también al secuestro de dos frascos de café con una sustancia similar a la que cubría los paquetes hallados, varias bolsas de polietileno de color blanco y 13 (trece) cintas de embalar”, detallaron los jueces.
Olivera terminó preso y luego procesado. Con el cúmulo de pruebas en su contra, prefirió el juicio abreviado. El fallo en su contra lo dictaron los jueces Norma Lampugnani, Manuel Alberto Moreira y Mario Hachiro Doi.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE