Un gremio aeronáutico advirtió sobre posibles recortes y despidos en Aerolíneas Argentinas

Por primera vez desde que Mauricio Macri llegó al gobierno, un sindicato aeronáutico salió a realizar duras advertencias sobre las verdaderas intenciones oficiales con Aerolíneas Argentinas y Austral, las dos empresas aéreas que acarrean un enorme déficit subsidiado por el Tesoro desde su nacionalización en 2007.

El secretario general del sindicato de los técnicos aeronáuticos, Ricardo Cirielli, advirtió en una columna de opinión publicada en el diario Perfil que existe un “peligro” de que sobrevengan ajustes en Aerolíneas y Austral en forma de levantamiento de rutas, achicamiento de la empresa y despidos del personal, al tiempo que la política aerocomercial facilite la llegada indiscriminada de competidores extranjeros y sin darle oportunidades a Aerolíneas de solucionar sus problemas “gradualmente”.

El detonante fue la decisión de Mauricio Macri de recortarle drásticamente los subsidios a Aerolíneas Argentinas. En abril el Presidente de la Nación y la titular de AA, Isela Costantini, habían acordado bajar los subsidios de u$s1000 millones  a u$s420 millones. El gremio no dijo nada sobre esto, apoyando la gestión de Costantini de eficientizar el funcionamiento de la empresa. Cabe destacar que APTA fue el único gremio aeronáutico que se mostró crítico con el manejo empresarial de Mariano Recalde al frente de la aerolínea de bandera.

Pero unos días después, y sin darlo a publicidad, la Casa Rosada recortó la asistencia del Tesoro nuevamente, abriendo un gran interrogante sobre la sustentabilidad de la empresa para el segundo semestre.

“Quince días después de manera autoritaria, inconsulta y verticalista, desde el ejecutivo se lo redujo (el subsidio) draconianamente a U$D 260 M., cuando ya se gastaron U$D 150 M. Quedarían U$D 110 M. para el resto del año. Imposible de lograr sin un violento achique empresarial de rutas externas e internas y de personal, sea cual fuere su productividad. Equivale a impulsar la desaparición de ambas empresas, o reducirlas a una  expresión irrelevante. A hacerlas insostenibles, no sustentables”, dijo Cirielli en su columna.

Cirielli fue también subsecretario de Transporte Aéreo durante el gobierno de Néstor Kirchner, cargo del cual se alejó enfrentado con su superior inmediato, Ricardo Jaime. Cirielli no ataca la gestión que está llevando Isela Costantini, sino la política que está bajando de la Casa Rosada, que no ha explicitado planes para Aerolíneas y Austral y tampoco ha dado precisiones para la política aerocomercial.

“La política aerocomercial de este gobierno nunca se formalizó. No se conocieron sus autores y tampoco se convocó a colaborar a empresarios locales y sindicatos. Se implementó de hecho, empezando por permitirle explotar nuestro mercado interno a empresas aéreas extranjeras. Primero se le otorgaron rutas a LAN PERÚ desde dos provincias a Lima, Perú;  sin contratar personal argentino. Luego, Avianca compró la empresa MacAir, de la familia Macri, para empezar a operar en el país. La chilena SKY Airlines, fue autorizada a operar desde Córdoba a Chile. Air Europa, volará desde Córdoba a Madrid. Esperan autorizaciones Copa Airlines y Ryanair”, dijo Cirielli, sobre el desembarco de operadores que están llegando al mercado local sin conocerse la política ni la estrategia oficial al respecto.

Cirielli se mostró favorable a la gestión “gradualista” que está impulsando Isela Costantini, que implica también un fuerte recorte de subsidios acompañados de una mejora en la gestión empresarial. Costantini manifiesta que busca sanear el déficit de la empresa haciéndola crecer. Algo que apoyan los gremios.

“Es lógico que solucionarlo: sanear, reactivar y expandirse, lleve de tres a cuatro años, con resultados concretos verificables en cada etapa. La nueva presidenta, impulsa un proyecto realista de ordenamiento financiero con crecimiento productivo y comercial. Gastar lo necesario bien, y generar más ingresos. Lo hace pidiendo colaboración al personal y los gremios, que no cogobiernan, si no que dialogan y colaboran aportando ideas y proyectos, mediante un ámbito de encuentro”, dice Cirielli sobre la gestión de la ex titular de General Motors Argentina.

Ricardo-Cirielli

Cirielli siempre fue crítico de la gestión de Mariano Recalde en Aerolineas Argentinas y Austral. Fue uno de los que trabajó para la nacionalización de Aerolíneas. “Lo que no apoyamos es el desmanejo, el despilfarro y la falta de inversiones, porque eso ponen en riesgo la sustentabilidad de la empresa”, dijo. El ex subsecretario de Transporte Aéreo pide hoy una política aercomercial clara.

MB

EP

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE