Brasileño en huelga de hambre llora porque quiere conocer a la hija y la madre misionera no lo permite

Muriel Nunes da Silva (27) dijo que” hace 338 días nació mi hija en el hospital Madariaga, tiene mi apellido, se llama Kelia Betania Nunes da Silva, hicimos ADN y salió positivo,  la madre de mi hija Paola Elizabet Viana no deja que la vea”. Recurrió a este medio porque dice que no sabe qué hacer, desde hace nueve días realiza una huelga de hambre en el hospital Baliña, donde es voluntario, y asegura que seguirá en esa postura sin importar si queda debilitado, hasta que “algún juez dé la orden para que pueda conocer a mi hija”. Ha hecho demandas en siete tribunales en Posadas, y “no me dan constancia cuando voy a reclamar ni las defensoras no mueven mi causa “, dijo.

Muriel Nunes da Silva: “Quiero conocer a mi hija, sólo verla, no quiero ver a la madre”. (Audio Misiones on Line)

El joven según relató había estado en pareja con la madre de la nena durante cinco meses, vivían en Garupá, pero un día la joven lo dejó “y yo no sabía que estaba embarazada”.

Nunes da Silva respecto a la criatura indicó que “la paternidad fue comprobada con ADN en uno de los tribunales, fue anotada con mi apellido y no la pude ver todavía”, insistió el joven quien es pastor evangélico y ya había hecho un acampe para conocer a su hija cuando tenía siete meses en diciembre pasado, frente al Juzgado civil Nº 3, por calle Santa Fe.

100_9875

Nunes da Silva: “Voy a hacer huelga de hambre hasta que me debilite, hasta que un juez de la orden para conocer a mi hija”.

Ahora nuevamente insiste ante la falta de respuesta, y dijo que hace nueve días no come nada y no bebe agua, “en mi boca no hay más saliva y uso una botella con agua para mantener la boca húmeda porque no tiene más saliva”, aseguró tomando tragos cada rato y escupiéndolo.

Contó que no le atienden en ningún tribunal, “porque hace mucho nació mi hija y hasta hoy no la pude conocer, siete tribunales tienen la mi causa, cuatro tribunales penales,  instrucción numero 1, 2, 3 y 7 un tribunal federal y dos tribunales de Familia, 1 y 2 y ninguno de esos tribunales durante estos 338 días nunca una audiencia, nunca ví a mi hija”.

Relató que cuando lo atienden “no hacen escritos ni me dan constancia, yo quiero conocer a mi hija y no hay motivo para que no la conozca, yo estoy debilitado ahora, sé que esta huelga de hambre me puede traer consecuencias pemanentes pero no tengo otra solución, quiero ver a mi hija, no quiero ver a la madre”, insiste y se quiebra, para agregar que “la solución es simple, les pide a ustedes yo necesito ayuda, no sé quién me puede ayudar, no puedo hacerlo solo”, dijo quebrándose en lágrimas de impotencia.

Contacto con Nunez, a través del facebook Educa Raiz, mail educaraiz@aol.com, teléfono del hospital Pedro Baliña 3764100682 (guardia).-

(ampliaremos con video)

MAB 1 EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE