Robo en el establecimiento Gerula: hubo allanamientos en Virasoro, pero de los dos millones no hay rastros

Requisaron la casa de dos vigiladores, sin embargo no hallaron nada que los vincule con el atraco ocurrido en San José el sábado 9 de agosto.

El misterio sigue rodeando el robo que sucedió a principios de agosto en la casa de los dueños del establecimiento yerbatero Gerula S.A de San José. De allí tres ladrones se alzaron con dos millones de pesos en efectivo y siete millones en cheques. Nunca más se supo de ellos y hasta el momento la investigación no ha dado mayores resultados. Lo último que dispuso la Justicia fue dos allanamientos en Gobernador Virasoro, Corrientes (vía exhorto con el juzgado de Instrucción de Santo Tomé). Sin embargo, no encontraron nada que ayudara a esclarecer el hecho.
Del escenario del atraco se levantaron huellas. Pero hasta ahora no se sabe de quiénes son. Se hizo un cotejo con los registros que tiene la Policía y no hubo coincidencia con ninguna de las personas que están en ese archivo.
También se confeccionó identikits de los malvivientes y se repartieron a las comisarías de toda la provincia. Tampoco hubo novedades.
En territorio misionero, investigadores de la Unidad Regional VII y de la Secretaría de Apoyo para las Investigaciones Complejas (SAIC) llevaron a cabo allanamientos en Apóstoles, pues se cree que los asaltantes son de la zona. Cero resultados.
Fuentes judiciales confirmaron que las últimas medidas dispuestas fueron sendos allanamientos en Virasoro. Puntualmente, precisaron, se requisaron las viviendas de los vigiladores que tenían a cargo el cuidado de la casa de los damnificados en horario nocturno. No hallaron absolutamente nada que los ligara al asalto.
Ambos custodios trabajan para la firma virasoreña que cuida el establecimiento yerbatero de San José.
Los investigadores admiten por lo bajo que no hay una pista firme en torno al caso. Es como si lo malvivientes se hubieran evaporado, junto con el voluminoso botín.
De acuerdo con la denuncia que hicieron las víctimas, todo comenzó cerca de las 22 del sábado 9 de agosto, cuando los ladrones llegaron al predio, ubicado en el lote agrícola 38 “A”. Allí residen y tienen su emprendimiento yerbatero los Gerula.
Los desconocidos ingresaron intimidaron al encargado de seguridad del lugar, Guillermo A. (50), a quien lo obligaron a conducirlos hasta el interior de la vivienda y llamar a la puerta identificándose como el custodio.
Celia de Gerula (72) no sospechó nada y abrió. Entonces se topó con los delincuentes (que habrían actuado cubriéndose el rostro), que la intimidaron. Tanto ella como su marido Miguel Gerula (78) fueron inmovilizados por los maleantes.
Una vez que redujeron a los dueños de casa, los ladrones revisaron todo el inmueble y se alzaron con dos millones de pesos en efectivo y 186 cheques de distintos bancos por otros siete millones.
Los malvivientes sabían dónde estaba el dinero y trataron a los Gerula como si los conocieran de toda la vida. Tenían acento lugareño.
Fuentes cercanas el caso indicaron que los dueños del establecimiento tenían ese monto de dinero en su residencia, porque ya en otra ocasión habían sufrido un robo en la oficina administrativa de la firma (que queda en el mismo lote) y preferían custodiar sus billetes y demás documentos en su propia casa.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE