Dieron de alta la mitad de chicos asistidos por el plan Hambre Cero

De 172 niños y niñas menores de 6 años registrados en centros de salud en Posadas y en Garupá, casi la mitad subió de peso pero siguen controlados. El 50% tiene padrinos y se pidió más voluntarios para sumarse al seguimiento de salud.

Desde que fue lanzado el plan Hambre Cero en Misiones hace dos meses, la zona Capital que comprende Posadas y Garupá comenzó con 172 chicos menores de 6 años que fueron relevados con más bajo peso en la zona. Los controles se realizaron cada 15 días y esa cifra bajó a casi la mitad, afirmó la directora de la zona Capital del programa provincial Hambre Cero, Estela Maris Cribb.

Dijo que no es una cifra estática, no obstante las recomendaciones y controles siguen también en cuanto a la provisión de leche.

 El plan de trabajo consistió inicialmente en el relevamiento, detección y  asistencia en distintos centros, por desnutrición o bajo peso, y “hoy únicamente se trabaja con la mitad ya que los demás fueron dados de alta”, indicó la funcionaria.

De todas maneras se les realiza un control y seguimiento cada 15 días y permanecen en observación durante seis meses hasta tener la seguridad de que el médico indique que no haya más problemas en su situación de salud.

Cribb indicó que el ingreso al plan se produce en la medida que van trabajando y van apareciendo  niños de otras edades, como así discapacitados y mayores de 60 años.

 

Necesitan más padrinos

Por otra parte, la coordinadora de la oficina de Derechos del Niño, Andrea Yablonsky dijo que de esa cantidad de niños con bajo peso, no todos son desnutridos, y que se dan altas pero también hay casos nuevos.

En cuanto al programa de padrinazgo de esos chicos, señaló que se ha cubierto el 50  por ciento -la mayoría mujeres-, y que se necesitan más padrinos o madrinas para los nuevos casos, por lo que los interesados pueden llamar al 447209 o concurrir a la oficina de Derechos, en Félix de Azara entre Belgrano y Alvear,  donde también se pueden realizar denuncias sobre casos de desnutrición, ya sea de un niño como de un adulto.

Los requisitos para ser padrino son: ser mayor de edad, tener nivel mínimo de instrucción,  la tarea es no remunerativa y debe vivir cerca del domicilio del  “ahijado/a”. Su compromiso es cumplir diez horas mensuales de libre elección. En tanto su función es preguntar a la madre si le da la leche, vacunas, si lo lleva al Caps para los controles, entre otras.

 “El padrino no juzga”, dijo la licenciada Yablonsky, quien anticipó que en agosto se realizará la primera reunión de padrinos.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE