Especialistas insisten en un ordenamiento territorial basado en las cuencas hídricas

Se celebra hoy en Día Mundial del Agua, y en ese marco, el investigador de la Facultad de Ciencias Forestales (Unam) Juan Martínez Duarte revaloriza la importancia del vital recurso y sostiene que “el ordenamiento del territorio provincial basado en la integración de sus cuencas hidrográficas ordenadas a manera de mosaico, permitirá lograr el objetivo del desarrollo económico en armonía con la calidad ambiental”. Investigadores de la Facultad de Ciencias Forestales de la Unam revalorizan, en el Día Mundial del Agua, la importancia vital recurso.

“Debemos repensar nuestra actitud para diseñar e implementar un nuevo paradigma conciliador entre desarrollo con la conservación y mejoramiento del vital elemento”, explica el ingeniero Juan Martínez Duarte (*).

El maltrato creciente y abuso permanente en los últimos cien años sobre este recurso, “se deben a la desmedida ambición monetaria, desinterés y desconocimiento de la influencia del agua sobre la salud, la biodiversidad y, en general, sobre nuestra calidad de vida”, indicó.

El profesional consideró que imprescindible modificar esta conflictiva relación que genera impactos negativos sobre el desarrollo sustentable, considerando que para amortiguar el impacto del cambio global precisamos de un medio ambiente equilibrado y saludable.

El agua dulce es, junto a la energía y la biodiversidad, uno de los recursos estratégicos y escasos a escala mundial, que generan conflictos sociales internos y externos que se acentuará a corto plazo.

Degradación y escasez

La realidad muestra que, a pesar de las lluvias torrenciales, las Cataratas del Iguazú, el Río Paraná, los arroyos caudalosos y el Acuífero Guaraní, la sociedad enfrenta graves deficiencias de calidad y cantidad del vital elemento.

La degradación progresiva de la calidad se debe al uso de las fuentes, cursos de agua y suelos de las altas cuencas para:

• Evacuar toda clase de residuos

• Basurales a cielo abierto y rellenos sanitarios inapropiados

• Contaminación del suelo con agrotóxicos, metales pesados y otros productos químicos, utilizados por la actividad agropecuaria, agro y forestoindustrial

• La lluvia ácida de las industrias celulósicas

• La urbanización desorganizada

• Movimiento de tierra para construcciones y caminos

• Efluentes cloacales e industriales

• Los derrames accidentales de productos químicos, combustibles y lubricantes

• Productos químicos proveniente de lavaderos, talleres de baterías y otros

La regular disponibilidad del agua para todos los usos ha sido afectada por:

• El desbosque

• La pinicultura

• La actividad agropecuaria inadecuada

• Las grandes represas hidroeléctricas

Vital elemento

Tres cuartas partes de la superficie de nuestro planeta es agua. Pero, menos de 1% es agua dulce disponible para la humanidad. Similarmente, la misma proporción de nuestro peso corporal es agua. Una persona que pesa 80 Kg., contiene aproximadamente 60 Kg. de agua.

Normalmente para mantener las funciones fisiológicas una persona bebe 2 litros de agua por día, o sea en 40 días, esa persona toma el equivalente a su peso. Donde no hay agua no existe vida. Los países más “avanzados” están empeñados en detectar signos de agua en Marte, otros planetas y en los cometas, para demostrar que existió vida. Pero lamentablemente no ponen el mismo esfuerzo en cuidar del que tenemos en nuestro planeta.

Ordenamiento

Para el investigador, el Ordenamiento Territorial debe estar basado en las Cuencas Hidrográficas. “La cuenca hidrográfica es la unidad de ordenación y manejo, porque naturalmente constituye un sistema donde cierra el balance del agua, de la energía y, por ser dinámico, la acción sobre sus partes genera reacción mensurable sobre otras partes del sistema”, explicó.

El ordenamiento del territorio provincial basado en la integración de sus cuencas hidrográficas ordenadas a manera de mosaico, permitirá lograr el objetivo del desarrollo económico en armonía con la calidad ambiental.

Las cuencas hidrográficas provinciales son áreas deprimidas de la superficie terrestre, donde el agua de lluvia que escurre se concentra gradualmente hasta formar un arroyo principal que finalmente desemboca al Río Paraná, Uruguay ó Iguazú.

En Misiones están disponibles mapas geológicos, de relieve, edafológicos, imágenes satelitales actualizados, fotografías aéreas y mucha información sobre cantidad de habitantes, su distribución, ocupación, aspectos relacionados a la salud y otros que identifica la situación social y económica de la población. También hay datos sobre la propiedad de la tierra y tipo de cultivo, estudios sobre para que actividades es apto un tipo de suelo y para que otros no.

“En fin, tenemos información sobre los aspectos físicos, biológicos, socioeconómicos y disponemos de todos los recursos necesarios, como el GIS (Sistema de información geográfica), para ordenar nuestras cuencas hidrográficas e integrarlos para obtener como resultado final el ordenamiento del territorio de la provincia para un desarrollo sustentable”, reflexionó el profesional.

“No será una tarea fácil, porque lógicamente cuesta restaurar lo destruido en los últimos 100 años, pero tenemos todo lo necesario para realizar la tarea y la posibilidad ahora de revertir la tendencia de degradación de los recursos naturales. Más tarde, es probable que los conflictos debido a la presión demográfica hagan inviable la propuesta”, agregó.

El académico indicó que “un estado organizado debe ordenar su territorio, más si aspira al desarrollo sustentable, que significa la utilización de sus recursos naturales para el bienestar de su población actual y futura, sin deteriorar el medio ambiente”.

“La propuesta es factible, porque Misiones cuenta con grandes fortalezas técnicas, institucionales, ambientales, de identidad forestal, culturales, históricas, de diversidad, como una ubicación geográfica estratégica en el Mercosur, que conforma en conjunto una base excelente para implementar el programa y lograr con éxito los objetivos, para el bienestar de la población en el marco del desarrollo sustentable de la provincia.

“Es impostergable que el ordenamiento del territorio provincial sea política prioritaria de Estado, con el objetivo de asegurar la calidad como la cantidad del agua dulce y el desarrollo sustentable. Las buenas condiciones del agua del agua son indicadoras del buen estado de los recursos naturales y de las buenas prácticas que realiza el hombre en las cuencas hidrográficas”, consideró.

Finalmente, concluyó en que el ordenamiento territorial de la provincia de Misiones basado en la ordenación y manejo de sus cuencas hidrográficas, “asegurará la disponibilidad del agua dulce en un marco de desarrollo sustentable, para el bienestar de la población actual y de las futuras generaciones”.

(*) Ingeniero Forestal. Doctor en Administración (FCE, UNaM), Magíster en Ecoauditorías y Planificación Empresarial del Medio Ambiente (Instituto de Investigaciones Ecológicas, Málaga-España), Magíster en Ciencias Forestales con orientación a Economía y Administración Forestal (UNaM). Docente de Ordenación de Cuencas Hidrográficas. Email: martduar@facfor.unam.edu.ar



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE