Robaron alrededor de $100.000 de un local comercial de Posadas a metros de la Catedral

Robaron alrededor de $100.000 de un local comercial de Posadas a metros de la Catedral

Rubén Reina, propietario del kiosko “Oxígeno”, denunció que le han extraído mercadería valuada en alrededor de cien mil pesos. Entre los objetos sustraídos está una computadora, artículos de electrónica, celulares de alta gama y la caja registradora. La denuncia se concretó a primeras horas de la mañana y ahora aguarda por la respuesta de las autoridades.

El local se encuentra lindante a la Catedral de Posadas, sobre la Plaza 9 de Julio y en pleno corazón de la ciudad. Su dueño manifestó que se siente “decepcionado y desilusionado” ya que es la tercera vez que padece de estos arrebatos: el primero fueron en los años 2014 y 2015. “Si estuviese en alguno de los barrios de la periferia, esto es pasable. Pero estoy en pleno centro y la policía no está. El Ministro está a treinta metros en la Casa de Gobierno”, afirmó en diálogo con Misiones Online.

En el local de Reina también se hacen reparaciones de celulares y por ello cuenta con aparatos informáticos para desbloquear computadoras y teléfonos móviles. Los malvivientes le extrajeron estos elementos y también se llevaron dispositivos que los mismos clientes le llevan para realizarle alguna reparación. “El Ministro de Gobierno tiene que salir y ver qué es lo que necesita la gente, desde una oficina no se puede manejar todo esto”, añadió.

Tanto en las esquinas de calles San Martín – Colón y San Martín – Félix de Azara hay cámaras de seguridad de los bancos cercanos y del propio Ministerio de Gobierno. El comerciante dijo que tanto en las oportunidades anteriores como en esta ha pedido las grabaciones correspondientes para dar con los delincuentes pero la respuesta que recibió es que “las cámaras no funcionan”.

El negocio tiene rejas al frente y cuenta con una pequeña ventana en lo alto que debe ser fuertemente empujada para lograr ingresar. La o las personas que entraron treparon entre las rejas y, apenas alcanzando dicha ventana, rompieron uno de los vidrios de la misma y destrabaron la seguridad desde el lado interno. “Ya no tengo ganas de trabajar, estoy muy decepcionado. Posadas necesita custodia policial de oficio, no cadetes”, cerró.

A.B.V.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE