Juicio a Barboza: testigos declararon que Barboza invadió el carril contrario y que cuando lo abordó la Policía estaba con signos de ebriedad

Juicio a Barboza: testigos declararon que Barboza invadió el carril contrario y que cuando lo abordó la Policía estaba con signos de ebriedad

¿Que conductor desató el accidente? ¿La víctima o el acusado? ¿Quién invadió el carril contrario? Todas estas preguntas se escucharon en la ronda de testimoniales del juicio al ex intendente de Arroyo del Medio, Cristóbal Barboza, por el accidente fatal que le causó la muerte al remisero Alberto Mario Andersson, el 19 de junio de 2016, en Cerro Azul.
El perito policial Fabrizio Carlos Quesini fue el primer testigo en declarar. “El alcohol lo primero que afecta al conductor es su percepción. Una vez que el alcohol avanza en la sangre, el peligro es mayor”, explicó.
“Manejar con 2.14 de alcohol en sangre provoca una forma de manejar peligrosa, tanto por la alteración en la percepción como por los efectos a la hora de la reacción motora del cuerpo”, detalló ante una pregunta de la fiscal María Laura Álvarez.
Sobre las marcas que encontró en el lugar del hecho, sobre la ruta nacional 14, precisó  paso a paso el trabajo realizado. Ratificó que la zona de impacto fue la zona central de la calzada.
“Hubo una maniobra de ambos conductores que derivó en el choque. Los dos vehículos circulaban por la zona media de la calzada”, detalló.


Luego fue el turno del perito de parte Daniel Darío Balmaceda. Mencionó su informe en el que asentó que el tramo de la carretera donde sucedió todo estaba en buen estado, lo mismo que la banquina. Aclaró que no se pudo determinar la velocidad de los rodados y que los dos circulaban en la zona central de la calzada.
Balmaceda concluyó que quien ensayó una maniobra que desató el impacto fue el Ford Fiesta Max que guiaba Andersson. Dijo que el remisero se movió hacia el sector central de la ruta y se topó de frente con la camioneta Toyota Hilux que guiaba Barboza.
Sin embargo, aseguró que fue la pick up la que venía invadiendo el carril contrario.
Aseguró que no había marcas de frenadas en  lugar, que no hubo maniobra evasiva previa.
Mostró las fotos de los vehículos siniestrados y los daños que, según él, dan la pauta que fue el auto de Andersson el que chocó a la camioneta.
Balmaceda concluyó que la invasión del carril contrario y la decisión de Andersson de moverse hacia la izquierda de su circulación fueron las causa del siniestro.
El policía Gustavo Germán González también declaró como testigo. El cabo trabajó en el lugar del hecho. Dijo que Barboza tenía claros signos de ebriedad. Aseguró que hasta lo vio mareado.
Raquel Alejandra Leverberg es la médica policial que examinó tanto al fallecido como a Barboza, sobre este último dijo que tenía aliento etílico, que le costaba hablar y que también tenía dificultad la caminar.
Finalmente, compareció el oficial de Policía Javier Leandro Piñeiro Da Silva, otro de los que actuó en el lugar del choque.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE