Red de pedofilia en Corrientes: captaba menores a cambio de ropa, plata y celulares

Red de pedofilia en Corrientes: captaba menores a cambio de ropa, plata y celulares

Es un hombre que formaría parte de una red de pedofilia. En su país ya estuvo preso. Captaba menores en los barrios más humildes, las llevaba a un imaginario estudio de fotos y allí las filmaba en lencería erótica; también desnudas. Algunas habrían sido abusadas.

Un hombre de nacionalidad paraguaya resultó detenido en la ciudad de Corrientes, acusado de presunta corrupción y abuso de chicas adolescentes, de entre 12 y 15 años, a quienes fotografiaba y filmaba en lencería erótica y desnudas, en poses sexuales.

La Policía provincial estableció la existencia de al menos diez menores corrompidas, aunque datos extraoficiales indican que podrían superar las treinta, no sólo en nuestra capital sino también en la ciudad de Resistencia, Chaco.

El minucioso trabajo de efectivos de la Dirección de Investigación de Delitos Complejos (DIDC) permitió desenmarañar una metodología con la que el extranjero parecía moverse como un pez en el agua.

Basado en un gran caudal de dinero, captaba a las jóvenes en barrios humildes, las convencía de formarse como “modelos” y finalmente las explotaba para su material de alto contenido pornográfico. A cambio les daba distintos montos de dinero, teléfonos celulares y ropa nueva.

De acuerdo a información conocida por diario época, el presunto autor de tales ilícitos fue identificado como Julio Héctor V. H., de 45 años, un exconvicto quien en Asunción estuvo dos veces preso, imputado de “producción de pornografía infantil”.

El extranjero, a quien en su país llegaron a catalogarlo como “el encantador de mujeres”, se encuentra privado de la libertad en la Unidad Penal 6 de San Cayetano, luego de las pruebas aportadas de parte de los detectives, a la Fiscalía y al Juzgado de Instrucción 5.

Al momento de ser atrapado, en el cruce de avenida Pujol y calle Carlos Pellegrini, a metros de la rotonda de Los Españoles, tal sujeto estaba en compañía de una jovencita de 14 años.

Tras huir de Paraguay, aparentemente hace más de un año, el hombre recaló en Corrientes. Llegó en su lujoso Mercedes Benz negro, de vidrios polarizados. Alquiló una vivienda en el barrio Canal 13 y, a la vez, un pequeño inmueble en el barrio Yapeyú, donde montó el imaginario estudio de fotografía para modelos.

 

Poco a poco, las menores de entre 12 y 15 años, principalmente, como otras de 16 y 17, tomaban en algunos casos contacto con este hombre vía Facebook y Whatsapp. Después de que logró atraer a las primeras menores, fueron éstas quienes presuntamente hacían correr la voz entre sus amigas.

Las adolescentes recibían efectivo, prendas de vestir, teléfonos de alta gama, recarga de saldo virtual y otros “beneficios” a cambio de modelar, primero en ropa deportiva y, una vez ganada su confianza, en lencería íntima (como “colegiala hot, guerrillera, pirata, secretaria, etc.”) y también completamente desnudas.

En el “studio” de fotografía, allanado por los hombres de la DIDC, había una cama. Del lugar secuestraron cajas con productos de lencería, reflectores y formularios con todos los datos de adolescentes: nombres, dirección, teléfono. Esto condujo a los policías a tomar contacto con los padres de estas jovencitas. Pero muchos optaron en no hacer denuncias y dejar todo como está.

Mucho material audiovisual quedó en manos de la Justicia. Trascendió que en buena parte de ellos aparecería el acusado junto a sus víctimas, en situaciones comprometedoras. Por esto, hay fuertes sospechas e indicios de que mantuvo relaciones íntimas con varias de las menores.

 

Gran comercio

La venta de material pornográfico sería la fuente de grandes sumas de dinero, que el paraguayo obtenía de su “producción” en Corrientes. Aparentemente, las imágenes eran enviadas a Buenos Aires desde donde otros integrantes de una supuesta red de pedofilia respondían con el giro de efectivo.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE