Gestiones y resultados: mejor precio para la yerba, inauguraciones que resisten la crisis y una amistad que genera rédito

Gestiones y resultados: mejor precio para la yerba, inauguraciones que resisten la crisis y una amistad que genera rédito

El sector yerbatero volvió captar la atención pública durante la semana que pasó con dos noticias positivas para el sector primario: el cambio en el método de control de palo y la definición de un precio para la hoja verde que se ubicaría muy cerca del que propuso la producción durante la concertación.

El laudo de Nación se daría a conocer de manera oficial recién la semana próxima, sin embargo fuentes del sector daban por descontado que el valor oficial del kilo de hoja verde sería de 6 pesos, apenas 10 centavos menos que el valor propuesto por los representantes de la producción en la mesa del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). De confirmarse esa información, se trataría de un laudo muy favorable para los productores teniendo en cuenta que en el expediente que envió el INYM a Buenos Aires como conclusión de la Sesión Especial de Precios, cuatro de los siete sectores que sentaron postura –industriales, secaderos, cooperativas y Gobierno de Corrientes- pidieron la continuidad del valor vigente de 5,10 pesos para la hoja verde, otros tres sectores -productores, trabajadores rurales y gobierno de Misiones- pidieron un aumento y el representante del Ejecutivo nacional no emitió opinión.

Más allá de cuál sea el valor laudado, queda en claro que si habrá un incremento en los precios será más por la presión de esos tres actores que por la voluntad de un Gobierno nacional que –al igual que su antecesor- está más preocupado por cuidar el bolsillo del consumidor de las grandes ciudades y los negocios de los supermercadistas, que por los intereses de los productores e industriales yerbateros.

Las gestiones del Gobierno provincial ante su par de Nación fueron ganando en intensidad conforme se acercaba el viernes, la fecha límite para emitir el laudo. El lunes el propio Gobernador Hugo Passalacqua viajó a Buenos Aires para gestionar personalmente una mejora para los productores y durante toda la semana, funcionarios provinciales mantuvieron insistentes diálogos telefónicos con representantes del ministerio de Agroindustria.

Fuentes del sector señalaron que estaba todo listo para que el laudo fuera publicado el viernes, pero con un valor inferior a los seis pesos para la hoja verde, sin embargo una gestión de último momento del gobierno provincial convenció a la Nación de llegar a ese valor y eso habría demorado la publicación de la resolución de Agroindustria correspondiente.

Más allá de la presión ejercida por la Provincia y por las asociaciones de productores a través de distintas manifestaciones, sería injusto restar mérito al Gobierno nacional si, como todo parece indicar, el laudo resultara favorable a los intereses de los productores, ya en definitiva es el ministerio del Agroindustria el que tiene la potestad exclusiva de establecer los precios toda vez que el INYM no pudiera hacerlo por vía del consenso de sus directores.

Quienes no recibieron con optimismo los valores dados a conocer de forma extraoficial fueron los secaderos. Ocurre que mientras la hoja verde aumentaría 18 por ciento, la canchada lo haría solo en 16 por ciento, lo que reduciría el margen de utilidad de este eslabón. Según estimaron dirigentes yerbateros, para poder pagar 6 pesos por kilo de hoja verde, los secaderos necesitarían cobrar 24 pesos por kilo de canchada.

Independientemente de la discusión respecto a los números del laudo, desde el sector tienen muy en claro que el mayor desafío que enfrentan es conseguir que los precios de la materia prima se cumplan de manera efectiva y los plazos de pago sean razonables: el mejor precio oficial, no sirve para nada si luego no se cumple. Los actores de la cadena coinciden en que para garantizar que los productores cobren lo que les corresponde, es menester ajustar controles, avanzar en esquemas de financiamiento cuyos beneficios se trasladen a productores y tareferos e intervenir de alguna manera en el mercado de la materia prima.

Palo y a la bolsa

Otra novedad que generó el sector yerbatero en la semana que pasó fue la aprobación por parte de la Comisión Nacional de Alimentos (CONAL) del pedido del INYM para incorporar al Código Alimentario Argentino un nuevo método para controlar el porcentaje de palo en los paquetes de yerba mate. La propuesta permanecerá en instancia de consulta pública durante todo abril y de no mediar objeciones, se publicará en el Boletín Oficial en mayo.

Con la modificación del sistema que se utiliza para controlar el contenido de palo en los paquetes de yerba, el instituto dio respuesta a un reclamo histórico de más diez años que tenía el conceso de todos los eslabones de la cadena yerbatera y el firme apoyo del Gobierno de Misiones, pero que por motivos no muy claros nunca se concretaba.

El método que se utiliza actualmente para establecer qué porcentaje de palo contiene un paquete de yerba mate se basa en el tamizado del producto a través de mallas y puede ser fácilmente burlado porque no distingue el palo si se lo muele lo suficiente, mientras que el método propuesto por el INYM se basa en un análisis químico de la fibra y permite establecer de manera fehaciente cuánto palo contiene la yerba.

Con ese cambio se terminará una trampa en la que incurren molineros inescrupulosos para reducir sus costos que consiste en moler palitos hasta convertirlos en polvo y agregarlos a la yerba. El producto resultante es más barato, porque lo que se agrega de polvo de palo, residuo sin valor, se quita en contenido de hoja y así se puede elaborar más yerba molida con menos hoja verde.

La aplicación de un método preciso que impida esa maniobra fraudulenta, permitirá no solo garantizar un estándar de calidad para la yerba mate, sino también elevar la demanda de materia prima, una necesidad imperiosa para el sector primario en tiempos en que el mercado sufre distorsiones por sobreoferta.

Infraestructura para el Alto Uruguay

Los misioneros de los departamentos de 25 de Mayo y Guaraní vieron como se concretaba la semana pasada uno de los reclamos históricos de esa zona: el asfaltado de la ruta provincial 221, en el tramo que une San Vicente con Alicia Baja. La obra ejecutada por la Dirección Provincial de Vialidad (DPV) dará una salida mucho más directa y segura a miles de productores, especialmente tabacaleros, que reducirán significativamente sus costos de fletes. Además aportará una nueva vinculación por asfalto con el estado de Rio Grande do Sul, en Brasil.

El lunes también se inauguró la rotonda de acceso a Eldorado que conecta la ruta 12 con la avenida Libertador, una obra que llevó casi cuatro años y fue interrumpida en varias oportunidades. La nueva estructura permitirá una circulación más fluida a través de la ruta nacional que bordea el Paraná y un acceso más seguro a la Capital del Trabajo.

Las nuevas inauguraciones dan cuenta de un Gobierno provincial que continúa invirtiendo para mejorar la infraestructura de la provincia a pesar de la crisis económica que golpea al país y de un porcentaje de coparticipación desfavorable. Fuentes del Gobierno provincial destacaron que ello es posible gracias al manejo austero de los recursos que caracterizó a las últimas gestiones.

Buenas relaciones que dan buenos resultados

La semana que pasó volvió a dejar evidencias de un contacto fluido entre los gobiernos de la Nación y de la Provincia, contacto que se tradujo en beneficios tangibles para Misiones. Además de las gestiones realizadas ante el ministerio de Agroindustria por el laudo de la yerba, el gobernador logró arrancar el compromiso de funcionarios de esa área respecto a la continuidad de la tasa reducida de 7 por ciento en el impuesto de emergencia que se cobra a los cigarrillos para alimentar el Fondo de Asistencia Social (FAS).

El FAS es un dolor de cabeza para los tabacaleros. La ley que creó este fondo estableció para su financiamiento, un impuesto de 21 por ciento sobre el precio de venta de los cigarrillos, pero esa alícuota se reduce a 7 por ciento todos los años por presión de las provincias tabacaleras.

La oposición de los productores de tabaco a ese impuesto radica en que, por la forma en que se aplica,  cuánto más alta sea su alícuota, menor será la recaudación del Fondo Especial del Tabaco (FET). En los últimos dos años, el gobierno nacional coqueteó con la posibilidad de no prorrogar la reducción de alícuota y dejar el FAS en 21 por ciento, lo que provocó el inmediato rechazo de todo el sector del tabaco y de los gobiernos de Salta, Jujuy y Misiones.

En enero la Nación prorrogó hasta fin de año la continuidad de la alícuota de 7 por ciento, pero los productores y las cooperativas tabacaleras quieren tener certidumbre para planificar la próxima campaña y entienden que la disponibilidad de los fondos del FET es fundamental para ello.

La agenda desarrollada por Passalacqua en Buenos Aires incluyó reuniones con autoridades de Hacienda de la Nación, ante esa cartera la provincia consiguió una reducción en el costo que cobra la AFIP por el servicio de recaudación de impuestos coparticipables. Según estimaron desde la secretaría de Hacienda de Misiones, el acuerdo implicará un ahorro de 10 millones de pesos mensuales.

La llegada a Misiones de la feria Tecnópolis es otra evidencia concreta de la relación de mutuo respeto entre la Nación y la Provincia, a pesar de inocultables diferencias en la visión del rol del estado que tienen ambas administraciones. La megamuestra abrió en Posadas su gira federal 2017 y permanecerá en el Centro del Conocimiento hasta el 15 de abril, como testigo del esfuerzo que viene haciendo Misiones por poner al alcance de su población los últimos avances tecnológicos, como el robot Da Vinci, el Observatorio Astronómico, el cine Imax y la Escuela de Robótica, entre otros ejemplos.

Sangre nueva

En el plano estrictamente político, el proyecto misionerista confirmó su convicción de darle espacio y protagonismo real a nuevas figuras, entre ellas los ministros nuevos que incorporó Hugo Passalacqua en su gabinete. Desde el gobierno provincial anticiparon que esa será una premisa para el futuro. “Vamos a abrir las puertas a los jóvenes con ideas nuevas para que enriquezcan el proyecto y generen una transición de alta jerarquía política, un enfoque único en el país”, señalaron fuentes gubernamentales.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE