Escritor misionero presentará hoy su primer poemario en el Cidade

Escritor misionero presentará hoy su primer poemario en el Cidade
El escritor posadeño Julio César Morínigo presentará hoy viernes a partir de las 20, su primer poemario titulado “Incomprensiones”, en la sala Kowalski del Centro Cultural Vicente Cidade, Belgrano y General Paz, con la adhesión de la Sociedad Argentina de Escritores filial Misiones, y la presencia de la banda Yaguanderfull. El evento es libre y gratuito.
 
El autor, por él mismo
De padre paraguayo y madre argentina participo con la singularidad histórica de la rivera paranaense misionera.  El amor al rio Paraná es una primera señal de sensibilidad. La ascendencia familiar sembró en mí la proximidad y el afecto por la cultura, tradición y el idioma guaraní. Así tambien con la cultura brasilera y la diversidad misionera con sus inmigrantes. Este natalicio situado geográficamente y sanguíneo marcaron desde antes de nacer mi mirada ecuménica. 
Nací un día 16 de febrero de 1985 en la ciudad de Posadas, en una clínica ya inexistente frente al paseo Bossetti. Me crié en el barrio Cerro Pelón, un barrio antiguo de la ciudad por su vecindad con el puerto de la ciudad y las historias de mensúes de la bajada vieja que se ve desde el mástil de la esquina de la casa de mis padres.  Haremos la presentación de este libro en el Cidade, ubicado en la misma calle que me vio crecer. 
Mis abuelos maternos tambien vivían cerca del rio, la redundancia de este vínculo se acentúa no solo con el Paraná si no con su esencia; el agua, ý (guaraní); yacumama (quichua),vida por excelencia, con ella todo sin ella nada.
 
Pasando fechas y nostalgias, mi educación primaria fue en la Escuela N°43 Reino de España muy cerca de mi casa, ubicada en la av. Andrés Guacurari y calle Ayacucho, donde deje mi huella estampada en las vitrinas como escolta de la bandera Argentina. La secundaria tuvo un eje similar, en la Escuela Normal Mixta Superior EEUU DEL Brasil, dejando mi huella tambien como escolta de la bandera Argentina. La educación universitaria la encomendé a la UNaM, precisamente en la facultad de Cs Económicas cursando la carrera de Licenciatura en Administración de Empresas, curse cuarto año y la deje aunque trabaje en el rubro. Después la educación siguió en la UNC, en la facultad de filosofía y humanidades en la carrera de Licenciatura en Letras Modernas que ya estoy finalizando.
 
La literatura, hecha de letras y fantasía fue mi compañera desde la infancia. Cuando acompañaba a  mi madre a la escuela donde trabajaba de portera mientras yo me quedaba en la biblioteca digiriendo cualquier volumen de hojas que mi mano capturaba, como un cazador o depredador me conducía. La escritura fue un engendro de esta amistad que tenía como hermano a la música y mi paciencia por escuchar y leer novedades que excedían mi realidad.
Uno aprende de sus propios errores y de los demás me dijeron una vez, así tambien se aprenden los aciertos o lo modos de actuar para acertar. 
 
La escritura, mi escritura atravesó  mis pasatiempos desde temprana edad. Poesía como un juego, frases para imitar grandes máximas de una enciclopedia que era mi biblia y narrativa para contar historias virtuales de amigos y amigas que me pedían ficcionalizar sus experiencias fallidas o aún no ejecutadas. 
Lo que durante mucho tiempo fue un pasatiempo de la intimidad, fue consumiendo como un virus mi entusiasmo, esto que podría decirse pasión. Esta “pasión” o aquel pasatiempo y juego, pero de otro modo, quizás con un poco más de seriedad diría, tampoco seriedad, diría con un poco más de intención,  hoy día ocupa mi total atención. Decía intención, intención de mostrar un testimonio que podría ser útil por su valor de uso, su cualidad cultural, como la gestión cultural tiene el mismo fin, difundir y mostrar a aquellos que no tienen o creen que no tienen la posibilidad de encontrar nuevos senderos.
 
El poemario “Incomprensiones”, reseñado por Julio César
Incomprensiones es un primer pequeño desapego de lo que tengo para mostrar y ya no me pertenece, por ello lo edité. Es resultado del pasado y actualidad de mi ser, de mi individualidad con todos mis roles dentro de esta sociedad sincrónicamente codificada. No me pertenece porque ni es mi biografía ni es la biografía de alguien, aunque en la recepción puede ser una biografía, de cualquier alguien. Belleza particular de la poesía, la interpretación. 
El contenido del poemario tiene en su mayoría estructuras sencillas y amables de leer. El uso de las mismas palabras y el ritmo de las rimas sirven como un juego fonético para leerlo animosamente, pero, las connotaciones de esas mismas palabras difieren según la rotación de su orden en los versos. En otras ocasiones hacen alusión a párrafos anteriores, por lo general se puede advertir el cambio de significado o las familias paradigmáticas asociadas dentro de un poema. Otro juego de la estructura es la intensidad de las emociones, los decibeles aumentan y disminuyen interpelando al lector, al menos eso sugiere.
 
Después, respecto a categorías puntuales como: sombras, se puede leer como la oscuridad, lo desconocido, el inconsciente, lo vacío, lo indecidible, un dios, un mandato, y otros grupos de amigos vinculados con la teoría de Jung, Lacan, Niesztche, Derrida. Estos conceptos se vinculan con el gasto y resto que Bataille trabaja. Siguiendo a Spinoza y las culturas prehispánicas y tambien occidentales la adoración y comprensión a la naturaleza. Junto a estas ideas se recupera tambien las tradiciones dionisiacas, las fiestas bacanales y filosofías de vida  ligadas a veces al Uberschmen, el super hombre o sencillamente a la vida natural anticapitalista y destructora de teorías precedentes. El vacío, la nada, ese resto del signo que siempre falta, la falta y lo incognocible se mesclan para jugar con varias teorías para encontrar el Ontos, esas cosa inexplicable e incomunicable, la comunicación es imposible pero lo intentamos dice Lacan,  nos mueve, me mueve para escribir y encontrar estas figuras que pueden leerse en situaciones sencillas pero no complejizadas.
 
El limite como frontera para estabilizar y ordenar está vinculado tambien con lo anterior, una búsqueda interminable pero no angustiosa de la existencia. Son algunas de los lineamientos legibles, como el orden cosmológico presocrático y la música ordenadora del universo entre otras y otras.
Estas ideas formuladas dentro del lenguaje se trasladan a la comprensión de las relaciones humanas como análogas no metafóricamente, sino por su misma participación en esta dificultad de analizar o la posibilidad de analizar desde varios puntos de vista. 
Las relaciones humanas son complejas, con esta frase concluimos mil conversaciones al día con mis amigos y es una realidad. Ahí apunto con los encuentros y desencuentros observables en varios poemas intentan no solo demostrar una alternativa de destrabar puntos de vistas fijos, se amiga con lo dicho anteriormente con la intención de destruir paradigmas para construir nuevos placeres.  Así de biológicos y complicados somos los individuos, con sus relaciones, con sus sociedades de agua y aceite, con su vida y muerte. Sencillo de comprender pero difícil de aceptar diferencias.
 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE