Low Cost: “La entrada de nuevas aerolíneas al mercado permitirá una competencia de precios con los buses”

Low Cost: “La entrada de nuevas aerolíneas al mercado permitirá una competencia de precios con los buses”

¿Se vienen las aerolíneas low-cost al mercado de cabotaje argentino? La semana próxima se realizará una audiencia pública para autorizar la entrada en el mercado de cuatro aerolíneas nuevas que prometen bajar las tarifas y permitir que más gente viaje.

Algunas anuncian que implementarán el modelo de negocios de las low-cost, como Fly Bondi, empresa de origen suizo que está muy interesada en volar a Iguazú, entre otras ciudades.

Según el periodista especializados en transporte aerocomercial, Alejo Marcigliano, esta mayor competencia redundará en una guerra de tarifas donde el avión empezará a disputarle pasajeros a los buses de larga distancia.

“Quizás los que tienen que poner las barbas en remojo son los buses, porque en la Argentina para las rutas más largas lo más racional es hacerlas en avión, cuando empezás a comparar costos con horas en viaje, en bus o avión, la diferencia es abiamal. Por ahí ya sucede, que por 300 o 400 pesos más te ahorrás de viajes de 15, 16 o 20 horas”, explicó el experto en una entrevista con Radio Libertad.

¿Vienen las llamdas low cost?

Sin embargo, Marcigliano se mostró escéptico de que a la Argentina puedan venir las llamadas low-cost, aerolíneas que impusieron en Europa y Estados Unidos un modelo de negocios que les permite cobrar 400 dolares por un ticket donde una empresa tradicional cobra 1200, por ejemplo.

Marcigliano escribió el libro “Cielos Baratos”, donde analiza el fenómeno de las aerolíneas low-cost y analiza qué es lo que hacen para poder ofrecer tickets más baratos.

“Mi planteo fue descubrir cómo estas empresas hacen esto y me encontré con un modelo de negocios nuevo que hace las cosas de modo distinto, lo más interesante es que es un gran motor del mercado aéreo, una low cost introducida en cualquier mercado lo hace crecer, lo hace explotar, más pasajeros, movimientos, tasas cobradas, es una cuestión fundamental”, señaló.

Pero a la hora de repasar las condiciones que debe haber para que una low-cost opere con éxito, Marcigliano comentó que en la Argentina no están dadas las condiciones, porque, por ejemplo, esas empresas aéreas utilizan aeropuertos alternativos. “Salvo en Buenos Aires, donde por ahí tenés El Palomar, Morón, en el interior no hay aeropuertos alternativos”, señaló.

 

“Las características que componen una low cost son diversas, muchas de esas características en la Argentina no están presentes, por ejemplo, la posibilidad de cobrar prácticamente lo que quieras, acá tenés un piso tarifario, no podés horadar, cada ruta tiene un mínimo estipulado”, detalló.

Además, el especialista señaló que estas firmas utilizan proveedores alternativos, otra cuestión que en la Argentina escasea en el mercado aerocomercial. “Tenés solo dos proveedores de combustibles en dos aeropuertos del país, en el resto uno solo”, afirmó.

En cambio, Marcigliano opinó que las nuevas empresas que buscan instalarse en el país podrían generar ahorros -y trasladarlos a los precios de los pasajes- en los acuerdos laborales o también recibiendo subsidios de gobiernos provinciales interesados en fomentar las conexiones aéreas para apuntalar el turismo y otras actividades económicas.

“También en Europa, Rynair genera mayores ingresos vendiendo servicios en su página web, como reservar hoteles, renta de un auto, incrementar los ingresos por otro lado”, explicó.

“Lo que nos encontramos es una decisión gubernamental en abrir el mercado e incitar a una mayor competencia, no es una desregulacion a la eruopea, es paulatina, va a convocarse este mes a audiencia pública que no sucedía desde hace 15 años, es el mecanismo que tienen las empresas para entrar al mercado, curiosamente ni LAN, ni LATAM ni Aerolíneas han pedido rutas nuevas”, detalló.

“Creo que va a haber guerra de precios, esto tiene que ver con qué mercado concebís y qué mercado uno supone o quiere para el país, el mercado más sano no es aquel que tiene una compañía aérea o dos, son los mercados dinámicos con 3, 4 actores o cinco, distintos tamaños de empresas”, explicó.

“Brasil no tiene 38 compañías aéreas, debe tener 10 o 12, cuatro o cinco operando las rutas troncales y otras más chicas y Brasil no está mal porque haya competencia en este mercado, está mal por otras cuestiones, un mercado así genera prosperidad”, dijo Marcigliano.

Fly Bondi, la gran incógnita

El próximo 27 de diciembre habrá audiencia para la entrada de nuevos jugadores como Cielos del Sur, American Jet, Fly Bondi, Avianca y Andes Líneas Aéreas (ya existente).

Marcigliano explicó que la más agresiva en buscar imponer un modelo como el de las low-cost es Fly Bondi. “Pidió 98 rutas, y lo más llamativo es que pidió rutas punto a punto, sin escalas intermedias”, comentó, explicando que hasta ahora no se conoce a ciencia cierta cual será la oferta real de la compañía.

En tanto, sobre la llegada de Avianca dijo que “me parece una propuesta interesante, es un grupo aéreo con mucha espalda, aunque veo un desacople entre los tiempos anunciados y los que en realidad se están produciendo”.

Por otra parte, comentó que detrás de Cielos del Sur “se rumorea que habría detrás capitales chinos” ya que la firma pidió una ruta que llamó la atención Buenos Aires-Los Angéles-Shangai.

cielos baratos

El libro que escribió Marcigliano para analizar el modelo de negocios de las low-cost. “En la Argentina no se puede implementar este mismo modelo por varios motivos”, comentó este periodista especializado en aerolíneas y temas de turismo.

MB

EP

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE