Nación quiere “debatir” un límite de ingresos a carreras universitarias con alta matrícula pero baja demanda laboral

Nación quiere “debatir” un límite de ingresos a carreras universitarias con alta matrícula pero baja demanda laboral

El presidente de la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau), Néstor Pan, advirtió que la mayor parte de la matrícula de las universidades públicas argentinas se concentra en las carreras de abogacía, administración de empresas y psicología; mientras que el mercado laboral demanda ingenieros, bioquímicos y profesionales formados en “ciencias duras”. Advirtió que “alguna vez vamos a tener que llevar adelante un debate muy serio y nacional” para “equilibrar” la matrícula. Por su parte, el rector de la UNaM, Javier Gortari, deslizó que una de las opciones podría ser la aplicación de cupos por carrera y anticipó un debate que va a ser intenso y no exento de polémica.

La Universidad Nacional de Misiones (UNaM) hizo entrega formal a la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación Universitaria (Coneau) de un Documento de Autoevaluación sobre el que venía trabajando desde 2014 y que consiste en un diagnóstico pormenorizado de la situación actual de la casa de altos estudios. Gortari y Pan coincidieron en señalar que los dos mayores problemas detectados en la UNaM y que también afectan a todas las demás universidades públicas del país son: por un lado, un bajo porcentaje de egresados y por otro, una alta concentración de la matrícula en carreras que no forman el tipo de profesionales que demanda el mercado laboral y una seria dificultad para generar los profesionales que sí buscan las empresas.

El presidente de la Coneau remarcó que hace 20 años, el 30 por ciento de los ingresantes de la universidad pública terminaba su carrera, mientras que hoy el promedio es del 12 por ciento.

Advirtió que el otro gran problema es la concentración de la matrícula. “Tenemos serias dificultades para producir ingenieros, nuestra matriculación va hacia una tendencia cada vez más concentrada hacia el derecho, la psicología y la carrera de administración. Mientras tenemos el 13 por ciento de la matriculación nacional en la carrera de derecho, solamente el 2 por ciento de la demanda laboral reclama abogados; mientras tenemos el 7 por ciento en ingeniería, el 19 de la demanda laboral es de ingenieros. Estamos produciendo solo el 30 por ciento de los ingenieros que el mercado reclama. La carrera que más ha crecido en los últimos cinco años es psicología, que está arriba de los 6 puntos y la demanda laboral es de 2,1 por ciento, además casi la totalidad de esa demanda está vinculada a psicología ocupacional cuando la mayoría de los estudiantes se preparan para ser terapeutas”, indicó.

Anticipó que “se viene un debate muy serio y nacional para ver qué hacemos con esto. Ofrecemos 4.200 carreras, pero el 75 por ciento de la matricula se concentra en 11 áreas disciplinarias. Hay momentos en que el país tiene que  poner la pelota en el piso y decir qué modelo de país pretendemos. Tenemos la virtud en Argentina de tener una comisión nacional muy vinculada a las universidades públicas y privadas viendo los mínimos necesarios de calidad e impidiendo el crecimiento indiscriminado del sistema universitario”.

Por su parte, Gortari dijo que uno de los datos más relevantes que arrojó la autoevaluación, es la opción de la matricula hacia carreras cuyos egresados no son las más demandados, mientras que la matrícula en carreras cuyos egresados sí demanda el mercado, no aumentaron lo suficiente. “Ingeniería ha crecido, pero crecieron mucho más las carreras de Contador Público, Administración y las sociales. Todo este esfuerzo que se vino haciendo en becas, en promoción de las carreras de ingeniería, bioquímica e informática no se ven en la matrícula, no se obtuvo el resultado esperable. Las carreras que tienen matemática, química o biología se siguen viendo como duras, entonces la opción es ir a otras carreras”, indicó.

Respecto a la posibilidad de introducir cambios tendientes a limitar la posibilidad de elección de carrera, Gortari dijo que no sería descabellado avanzar en un sistema más planificado. “Hoy en el sistema argentino está sujeto a la voluntad del estudiante que elige qué es lo que quiere estudiar. Lo que planteaba (el presidente de Coneau, Néstor) Pan es que en algún momento es sistema universitario argentino va a tener que decir ‘necesitamos 10 mil ingenieros, mil abogados, tantos médicos’.  La situación actual es muy democrática, pero si uno mira el presupuesto para universidades que es de 80 mil millones de pesos, más de 5 mil millones de dólares, eso es plata que pone el pueble argentino con sus impuestos, no es descabellado avanzar en un sistema más planificado”, indicó.

Consultado por este medio respecto a cómo podría instrumentarse dicha planificación, respondió que “en otros países lo que se hace es educación gratuita pero con cupos por carrera. Se hace un examen y los mejor posicionados son los que acceden. No se le limita a nadie, porque todos pueden hacer una carrera universitaria, pero la opción de selección de carrera es limitada. No podes abarrotar la elección de abogacía porque el país no necesita tantos abogados. Se está planteando, con cada vez más fuerza, más con estos números de presupuesto”.

Vea  también: Presupuesto para universidades: Gortari aseguró que la Nación repartió mil millones “entre amigos”

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE