“La música integra a los pueblos y forma a las personas”, dijo el Mestre Memeu

“La música integra a los pueblos y forma a las personas”, dijo el Mestre Memeu

Uno de los directores de Olodum, esa fábrica de sueños musicales de Sao Salvador de Bahía (Brasil), el mestre Memeu Pereira Nunez está en Misiones para ser parte del festival “En busca del golpe perfecto 5”. En la previa hablamos con él sobre música, integración y la lucha cultural que significa Olodum.

El mestre destacó que Espiral apuesta a la cultura hace 35 años y aclaró que “venimos a participar de este evento para mostrar que acá también tienen música, hace 35 años que hacen esto. Espiral esta para mostrar no solo es música, sino de hablar de ciudadanía y de fortaleza de la música”. Destacó que la música es integración, que puede unir a personas de Valencia, Misiones, Brasil, China, “todos están conectados con la música”.

Explicó que el samba reggae creado por Neguinho do Samba (fundador de Olodum) fusiona, samba, el reggae, el afoxe, la cultura indígena, la cultura africana. Tratando de mostrar el origen de la música, para los niños, los adolescentes y los grandes que siguen aprendiendo sobre la música.

“Yo creo que es eso, siempre estamos aprendiendo. Nunca sabemos nada, cada día aprendemos. Espiral viene hace 35 años aprendiendo y formando ciudadanos” destacó el mestre.

Resaltó que la música trasciende las fronteras, que fomenta la integración y no es como los deportes masivos que a veces generan enfrentamientos. La música permite que se sienten a dialogar personas desconocidas, recordó que conoció a Gabriel Chane Arias “en un festival de música, estamos todos conectados con la música, nos conocemos en la música y ahora estamos haciendo música”.

Sobre Olodum dijo que les permitió recorrer el mundo mostrando la música y los valores del barrio de Sao Salvador. Destacó los aportes del mestre Neguinho do Samba quien con la creación del samba reggae les permitió crecer y traspasar las fronteras sociales y de los países.

Recordemos que Olodum, fue creado como un grupo de percusión para salir en Carnaval representando a la comunidad del Maciel-Pelourinho (barrio colonial de Sao Salvador) hace más de 35 años. Hoy ya es una Escuela a la que asisten niños y adolescentes en situación de riesgo y donde se les dan clases de percusión, danza afro, arte y derechos humanos, entre otras muchas actividades.


Memeu planteó que “la tecnología vino para ayudar. Con la tecnología es mucho más fácil, trasmitimos lo que estamos haciendo acá en vivo para el país y el mundo entero, La música rompe las fronteras y con los instrumentos y la tecnología apoyando la musicalidad, podemos estar en todos lados”.

Dijo que la mejor forma de incentivar a los jóvenes a amar la música es que los padres escuchen música. O cuando el chico se muestre interesado en la música le acerquen un instrumento, “puede ser un pequeño tambor donde el chico va descubriendo el alma de la música y quizás vaya buscando una guitarra, un bajo o un teclado, no sé. Pero siempre va buscando su musicalidad y esa incentivación debe ser mutua del padre al chico y del chico al padre”.

Afirmó que “la música forma ciudadanía y rompe las fronteras humanas. Podemos formar ciudadanos e incluir personas a través de la música, o sea se puede estar al lado de un japonés, de un chino, un argentino, un brasileño, un chileno. Todos compenetrados con la música”.

Dijo concluyente que “la música junta, une a los pueblos en uno solo”.

 

Lea también:

Agenda Cultural: Fin de semana de sol y actividades culturales

Misioneros disfrutaron de un taller de percusión con el director de Olodum

Olodúm e Espiral en el festival de Tambores en Posadas

MCE 3

EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE