El Inym registrará yerbales y productores para orientar asistencia y eliminar intermediarios

El Inym registrará yerbales y productores para orientar asistencia y eliminar intermediarios

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) cuenta con un completo relevamiento fotográfico georrefenciado y pretende cruzar ese mapa con datos catastrales y los que surjan de un registro propio que iniciará el mes próximo. El objetivo es relacionar a los yerbales con sus propietarios para conocer la productividad de cada uno y transparentar toda la operatoria comercial. Solo los productores registrados, cuyas plantaciones estarán identificadas, podrán vender hoja verde y solo podrán hacerlo por una cantidad acorde a las hectáreas que tienen bajo cultivo, de ese modo se eliminaría a los intermediarios.

El Inym iniciará en octubre un amplio operativo de registro de yerbales y además, en forma simultánea, una actualización del registro de productores en las provincias de Misiones y Corrientes, con el objetivo de identificar fehacientemente la cantidad de hectáreas y personas humanas o jurídicas que se dedican a la actividad.

El presidente del instituto, Alberto Re, explicó que el instituto cuenta con un registro de productores que se actualizará a partir de una nueva convocatoria, además dispone de un relevamiento aerofotogramétrico, es decir un mapa confeccionado con fotografías aéreas que están georreferenciadas. “La idea es asociar este relevamiento fotogramétrico que se completó el año pasado y que nos da una distribución geográfica de todos los yerbales que hay en zona productora, al mapa catastral. Lo que nos va a permitir eso es saber quién es el propietario de cada yerbal, vamos a poder asociar a un punto en el mapa con un yerbal y a ese yerbal con su propietario”, indicó en diálogo con Misiones Online.

Re estimó que el trabajo estaría terminado a fines de mayo del año próximo, entonces se podrá relacionar a cada productor con su yerbal y con la cantidad de materia prima que entrega, así se podrá saber, por ejemplo, la productividad real de cada unidad. “Eso es importante porque una de las principales preocupaciones del Inym,  que es compartida con el ministerio del Agro de la Provincia, es orientar la asistencia técnica a quienes están con niveles de productividad muy bajos. Vamos a identificar a los que produzcan menos de 4.300 kilos por hectárea y vamos a preparar un plan para asistirlos. Ningún productor que tenga rindes muy bajos podrá tener rentabilidad, son importar los precios”, señaló.

El presidente consideró que con un trabajo de asistencia y acompañamiento, cualquier yerbal podría alcanzar en un plazo relativamente corto un rendimiento de 7.000 a 8.000 kilos por hectárea.

Mercado transparente

La clarificación de toda la operatoria comercial en torno al comercio de materia prima de yerba mate es el otro gran objetivo del trabajo que se propone el INYM. Tener identificados a todos los productores  y saber cuánta superficie cultiva cada uno permitirá sacar del mercado a los intermediarios, es decir a quienes compran en negro yerba de terceros y la colocan a algún industrial o secadero, vendiéndola como propia  o en negro.

Quienes no estén empadronados como productores y no tengan un yerbal debidamente identificado, directamente no podrán vender un kilo de hoja verde, mientras que los productores que sí cumplan con esos requisitos solo podrán vender materia prima en una cantidad que resulte razonable con la superficie de su yerbal. Lo que se busca con eso es evitar que productores compren materia prima de terceros y la vendan como propia.

“Queremos que sea el productor quien entregue su propia yerba, que toda la operatoria quede  clara y en blanco”, remarcó Re.

Registro

A partir del primer día hábil de octubre y hasta el 30 de noviembre inclusive, el INYM tendrá habilitados puestos fijos en los diferentes municipios de la zona productora (Misiones y Corrientes), donde los productores podrán acercarse a inscribir su yerbal y actualizar su condición de productor. Los lugares habilitados a tal fin serán informados  oportunamente a través de distintos medios de comunicación.

Los productores que hoy forman parte del Registro de Operadores del Sector Yerbatero deberán actualizar su inscripción en el mismo y quienes no lo estén deberán inscribirse. Previo a ello, deberán completar su inscripción en el Registro de Yerbales, “ya sea propio o explotado a cualquier título”, y de acuerdo a lo establecido en la Resolución Nº 365/16, “solo será admitido un productor por polígono con yerba mate, quien deberá documentar los movimientos de salida de hoja verde que se produzcan”.

La nueva Resolución recuerda que la inscripción y actualización de la inscripción en el Registro de Operadores del Sector Yerbatero es un requisito indispensable para realizar movimientos con el producto.

“La inscripción de un yerbal será condición necesaria a cumplimentarse como requisito para que el mismo pueda ser explotado por parte de aquellos sujetos que pretendan su inscripción en el Registro Unificado de Operadores del Sector Yerbatero  en la categoría Productores”, establece el artículo 4 de la resolución que crea el Registro de Yerbales.

De esta manera, “toda persona  que posea un vínculo jurídico con un yerbal de acuerdo a las leyes aplicables, deberá inscribir el mismo”, y los yerbales que no estuvieren inscriptos en el Registro del INYM, “no podrán tener movimientos de producción alguno, no pudiendo tampoco ser denunciados por productores para el desarrollo de su actividad”, se indica en la herramienta legal.

Vea también:

Brasil discute una política nacional para la yerba mate

Bajan 30 por ciento las exportaciones de yerba y advierten crecimiento de la competencia de Brasil

La producción de yerba sigue aumentando pero la demanda está estancada

Crecen las importaciones de yerba mate proveniente de Brasil

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE