El plan canje de celulares presentado por Macri no avanza

El plan canje de celulares presentado por Macri no avanza

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad prometió hace 5 meses un plan canje que permitiría a personas de bajos recursos renovar 2 millones de celulares, pasando de las tecnologías 2G (voz y mensajes de texto) y 3G (redes sociales, correo electrónico, imágenes) a 4G (internet móvil). Él habló de la entrega del viejo dispositivo y unos $2.000 de costo financiados con el plan Ahora 12. El presidente Mauricio Macri lo ratificó aunque con otro título: un Programa de Acceso a Internet Móvil cuya finalidad es que 8 millones de clientes migren a la tecnología 4G.

El gobierno se había ilusionado al principio en un win-win, como dicen en el marketing, entre el Estado, las operadoras telefónicas, la industria electrónica de Tierra del Fuego y los bancos con el Ahora 12) para implementar un plan canje de celulares, que permitiría llevar el 50% a 4G a fin de año y activar la banda que recién se licitó en las postrimerías de la gestión anterior.

Pero no se llegó a nada en cuanto a precios rebajados en cuatro meses de dar vueltas y termina siendo una acotada oferta comercial de las empresas. En el ínterin se define el régimen que permite traer por internet modelos básicos como estos, pagar el 50% del impuesto y que aún así salgan mucho más baratos. Al final, en vez impulsar la migración desde 2G y 3G a 4G, los usuarios de esta tecnología podrán revender el que tienen y encargarse un iPhone puerta a puerta.

El ministro de Comunicaciones, Oscar Aguad prometió hace 5 meses un plan canje que permitiría a personas de bajos recursos renovar 2 millones de celulares, pasando de las tecnologías 2G (voz y mensajes de texto) y 3G (redes sociales, correo electrónico, imágenes) a 4G (internet móvil). Él habló de la entrega del viejo dispositivo y unos $2.000 de costo financiados con el plan Ahora 12. El presidente Mauricio Macri lo ratificó aunque con otro título: un Programa de Acceso a Internet Móvil cuya finalidad es que 8 millones de clientes migren a la tecnología 4G.

Nada de eso sucedió hasta ahora:

> no hubo inversión entre US$ 100 y US$ 200 millones con crédito del Banco Mundial,

> las fábricas de Tierra del Fuego no aceptan el celular de 2da. generación en pago porque lo consideran basura electrónica,

> presentaron una limitada gama de modelos básicos en un rango de precio que va de $1.400 a $2.100 finales (un promedio de US$ 130), que las prestadoras del servicio (Movistar, Claro, Personal) les promocionan a los clientes prepagos, con sus planes habituales de financiación, o que sea en las 12 cuotas sin interés del programa oficial Ahora 12.

Ventajas diluidas

La primera lista del plan, que quedó finalmente en una oferta comercial, se armó con Samsung, LG, Huawei y Noblex (Motorola aún no definió), siendo el denominador común una pantalla de 4,3 pulgadas, procesador dual-core, cámara trasera y frontal, 512 megabytes de memoria (RAM) y unos 4GB de almacenamiento interno, actualmente en torno de los $ 2.500.

A la más que modesta rebaja ofrecida por los ensambladores, las operadoras Telecom y Telefónica agregaron un crédito de $200 a los teléfonos que se vendan como parte de la promoción oficial. Claro informó que realiza un aporte adicional de $ 100 de descuento sobre el precio de referencia de $ 2.200 que tienen los celulares que forman parte del programa (modelos de gama media-baja de Alcatel, Samsung, LG y Motorola).

Y el gobierno le suma el Ahora 12, que negocia con los bancos a cambio de reducirles los encajes, sistema que viene siendo cuestionado porque las cuotas llevan implícito el interés al aplicarse el precio de lista en los valores, no menos de 20% superior al de contado o con tarjeta.

Fuentes de la industria radicada en la región más austral del país admiten que, con esta promoción, podrían despachar a lo sumo 1,5 millón de los dispositivos 4 G seleccionados al año.

Pero sí hubo otras novedades: la implementación del servicio puerta a puerta para activar las compras al exterior por internet, con el pago de un 50% de impuesto, US$ 200 por paquete postal y que éste no pese más de 2 kilos. Diego Fiori, periodista rosarino, tuiteó una estimación simple: un celular chino entra puerta a puerta, con el impuesto incluido, a $ 12.606, cuando el mismo modelo acá se lo venden a $ 20.000, 38% más.

El mercado de los smartphones en la Argentina se abastece de 12 millones de equipos al año vendidos legalmente (la inmensa mayoría fabricados en Tierra del Fuego) y unos 2,5 millones de teléfonos ingresados desde el exterior en forma ilegal.

Ya sin cepo cambiario, en el primer trimestre entró 164% más de aparatos respecto del mismo periodo del 2015, lo que puede atribuirse en parte a que hubo un faltante doméstico en aquel momento debido a que alguna de las plantas de Tierra del Fuego estuvo fuera de producción. Este año funcionan fluidamente.

Un informe de Página/12 indica que los celulares que las operadoras les vendían a los usuarios prepagos a un precio que podía oscilar entre $2.500 a $4.000, ahora se los ofrecen a $2.200. Es importante remarcar que es una ventaja fundamentalmente para ese segmento de clientes porque el resto ya podía conseguir esos mismos teléfonos móviles a un precio menor.

Pone como ejemplo que Movistar incluyó en la promoción el LG León 4G LTE, un aparato que aquellos que tienen planes Comunidad desde $310 ya podían adquirirlo a $1.649 en su tienda online. Lo mismo ocurre con el Samsung Galaxy J1 Ace que los clientes prepagos podrán adquirir ahora a 2200 pesos, pero que los pospagos de planes superiores a los $310 mensuales lo estaban comprando a $1.899.

El primero es un equipo con pantalla de 4,5 pulgadas, cámara de 5MP, procesador quad-core de 1.2 Ghz y 8 GB de almacenamiento, y el segundo posee pantalla de 4 pulgadas, cámara de 5MP, procesador quad-core de 1.2 GHZ y 4GB de almacenamiento interno. La oferta de Movistar incluye también un Alcatel POP2 4G, que ya estaba disponible a $1.649 para pospagos con un plan mayor a $310. Personal, por su parte, incluye en la oferta de $ 2.200 el LG León 4G, el Samsung Galaxy J1 Ace, el Galaxy J1 y el Microsoft Lumia 640.

La explicación de un experto en telecomunicaciones, como Enrique Carrier, titular de la consultora Carrier & Asociados, es que “la idea inicial era sacar de circulación los teléfonos viejos, lo que requería precisar qué modelos iban a ingresar en el canje, cómo se los iba a valuar y qué disposición final se les iba a dar. Sin embargo, se dieron cuenta de que era algo muy complejo y el plan se terminó diluyendo hasta que terminaron anunciando una promoción comercial más”.

Alguien tiene que ceder

También al comienzo de la gestión, el titular de Enacom, Miguel de Godoy, había declarado a la prensa que “tenemos que encontrar juntos (Estado, operadores, industrias) la forma” para implementar el plan canje de celulares, y remarcaba que “la industria del Tierra del Fuego está en condiciones de aportar los equipos necesarios”. Ya en 2013 el 73% de los teléfonos vendidos tenían acceso a las redes 3G. No volvió a decir más nada.

Los operadores se encomiendan, más que al plan oficial, a que sea la propia dinámica del mercado la que impulse la migración.

La expansión definitiva de los servicios 4G no dependerá sólo de la venta de equipos sino fundamentalmente de una mayor cobertura a partir de inversiones en antenas y la modernización de las redes. Pero el primer objetivo consiste en descongestionar las bandas de espectro radioeléctrico que cursan las comunicaciones de 3G, que por ser la zona que está más saturada, produce los cortes de las llamadas o que un mensaje llegue a destino con 24 horas de retraso.

Una migración de clientes a la zona de 4G asegura la comunicación vía datos, dado que las llamadas seguirán cursándose por 3G, pero esta estaría más liberada. Se estima que una comunicación de voz ocupa el 10% de la capacidad que ocupa un mensaje de texto.

Por ahora, la cobertura 4G está limitada a las grandes ciudades, mientras el resto del país todavía sigue al margen de esta innovación tecnológica.

Los expertos coinciden en que Argentina arrancó tarde con 4G (recién se licitó en la 2da. parte del año pasado). Lo afirma el director de Marketing y Estrategia de Nokia Networks para América latina, Fernando Carvalho, aunque cree en una pronta recuperación del terreno perdido. Apela al indicador de las conexiones LTE respecto del total para fundamentarlo: en América latina el promedio es del 7%; en Brasil el 8%; México en 7%; y la Argentina en 4%.

“La misión es darle a los clientes finales la posibilidad de comunicación donde no haya fronteras entre la red móvil, la fija o sea la red que sea: fibra óptica, Wi-fi, 3G o LTE”, dijo el ejecutivo.

Subraya que hubo un crecimiento grande de usuarios y es naturalmente complejo natural de gestionar 3 redes en simultáneo, con tecnologías que en muchos casos están en decadencia.

Aunque hoy en América sólo existen ocho redes comerciales LTE-A (3 en Canadá, 4 en Estados Unidos y una en Puerto Rico) en los últimos 12 meses se llevaron a cabo múltiples pruebas de esta tecnología en mercados como la Argentina, Chile y Brasil.

“Es de esperar que estos mercados junto a Colombia, México y Uruguay lideren el despliegue de LTE-A en América Latina”, destacó.

El objetivo planteado inicialmente para este año consistía en presentar un nuevo salto en la producción de equipos 4G, porque supuestamente las principales marcas apuntarían en esa dirección al 100% de su portafolio de productos hacia el mercado argentino. Pero en la práctica, los precios no bajaron y la expectativa del plan sólo depende de la renovación que decidan los usuarios más alejados de la posibilidad de traerse puerta a puerta un equipo, por necesitar pagarlo en cuotas.

Para lograr que a fines de este año aproximadamente el 50% de las líneas en uso sean 4G, como se esperaba al principio, habrá que ver qué hacen los importadores con el impuesto para comercializar dispositivos aprovechando la diferencia de precios.

Donde seguramente funcionará algún recambio será en el propio segmento de los 4 G inteligentes, porque los Iphone 6 de Apple podrán comprarse puerta a puerta por internet, pagar el impuesto y que aún así la conveniencia sea irresistible.

Pero eso también vale para otros rubros, como la indumentaria, donde con las remarcaciones de precios Sport78 vende las Nike a $ 2.800, cuando en Chile, México y USA cuestan en $/AR 1.100. Hay valijeros traen 5 pares de zapatillas por lo que acá se compra 1. En Londres una Nike hecha en China se paga online o en el comercio US$ 25, mientras que en Buenos Aires una cadena de deportes del año 78 las vende 3 veces más caras.

Fuente Urgente24

Lea también:



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE