Wimbledon: se terminó el sueño de Delpo

Wimbledon: se terminó el sueño de Delpo

Llegó la temporada de césped y la ilusión de Juan Martín Del Potro, tras sus ausencias en el circuito por lesión, se renovó porque esta superficie es beneficiosa para el juego del argentino.
Su potente saque y su furiosa derecha funcionaron muy bien en Stuttgart y Delpo alcanzó las semifinales. Luego jugó en Londres -también sobre pasto- y llegó a Wimbledon.
En la primera ronda superó al francés Stephane Robert por 6-1, 7-5 y 6-0, número 79 del ranking mundial, y en la segunda se dio el gran gusto de eliminar al quinto del ranking mundial, el suizo Stan Wawrinka.
En el court central del torneo londinense, el tandilense mostró lo mejor de su repertorio y sacó del certamen al suizo por 3-6, 6-3, 7-6 (7-2) y 6-3.
El saque le funcionó a la perfección, la derecha tuvo la potencia de las mejores épocas y de revés le bastó con un preciso slice, golpe que ejecuta con una sola mano y le sirve para evitar golpear con ambos brazos, algo que todavía le provoca cierta preocupación.
Con esa misma tónica arrancó su encuentro de tercera ronda frente al francés Lucas Pouille, número 30 del ranking mundial, y se llevó el primer parcial por un ajustado 7-6 (7-4).
En el segundo el argentino tomó una ventaja de 4-1 pero el europeo comenzó a dejar el fondo de la cancha para subir más a la red atacando por el lado del revés y se quedó con el set, también por 7-6 (8-6).
Pouille lució mucho mejor en el tercer segmento pero Del Potro se mantuvo en partido gracias a su saque hasta que lo cedió en el duodécimo game para perderlo por 7-5.
En ese momento llegó la suspensión por luz, que parecía que iba a favorecer más al tandilense que a su rival, que venía en plena remontada y parecía estar mucho mejor físicamente.
Sin embargo, en la reanudación de este domingo, Delpo apenas pudo sostener el ritmo un par de games y cuando el europeo le quebró el saque se desmoronó y terminó cayendo por un contundente 6-1.
Cuando finalizó el encuentro ante Wawrinka, la Torre de Tandil declaró que “todo esto que me está pasando es mucho más de lo que podía esperar. Es algo hermoso, lo tengo que disfrutar”.
Pero seguramente, cuando se fue a dormir, se ilusionó con mucho más que perder al siguiente cotejo contra Pouille, que hasta el partido con Del Potro había acumulado 17 triunfos y 13 derrotas en el 2016.
La próxima parada del argentino es la serie de Copa Davis ante Italia, por los cuartos de final del Grupo Mundial, entre el viernes 15 y el domingo 17 de julio.
Allí volverá a jugar sobre polvo de ladrillo y a cinco sets. Un nuevo desafío para él y para su muñeca.

Fuente: Télam.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE