“Maté a mi novia”

“Maté a mi novia”

Unos dos meses atrás, María Liliana Díaz Benítez, estudiante y bombero voluntaria, le había dicho que la relación “no iba más”. Ella había vuelto con su ex pareja. Él, Marcelo Camarero, la citó, la pasó a buscar en su auto y le pegó un tiro en la cabeza. Luego se entregó.

 

Un nuevo femicidio, ahora en la localidad bonaerense de Coronel Dorrego, conmociona a la sociedad. Una mujer de 29 años fue asesinada de un tiro en la cabeza por su ex pareja, quien luego se entregó.

 

María Liliana Díaz Benítez, estudiante y bombero voluntaria, le había dicho que la relación “no va más”. Habían convivido durante unos seis meses y ella, según las versiones, había vuelto con su anterior novio. Él, Marcelo Camarero (48 años), decidió matarla.

 

Con algún pretexto, citó a la mujer y la pasó a buscar en su auto Peugeot 308 por el profesorado donde ella estudiaba. Luego la ejecutó de un tiro en la cabeza adentro del coche.

 

Fuentes policiales indicaron que Camarero habría asesinado a Díaz en un playón de estacionamiento ubicado frente a una escuela secundaria y que luego habría conducido el vehículo con el cuerpo de la joven hasta la cochera de su propio departamento.

 

Lo concreto es que tras la ejecución con un arma calibre 9 milímetros, Camarero llamó a dos amigos y les confesó lo que había hecho. Luego, llamó a su abogado y horas después se entregó en la seccional y se autoincriminó: “Maté a mi novia”, dijo. Ahora lo van a indagar por femicidio.

 

Según trascendió, hace aproximadamente un mes, el femicida había ido a un bar y había amenazado a su ex mujer y su actual pareja con atacarla a golpes. Incluso, había al menos tres denuncias hechas por violencia de género en contra de Camarero.

 

Anahí Dumfrauf, delegada de El Perdido -donde la joven residía- dijo que “era una muy buena persona, muy querida por el pueblo”. “Ella había sido bombera voluntaria desde que se había habilitado el destacamento en 2012”, señaló la funcionaria al comentar que “se había desempeñado hasta los últimos meses”.

 

Además, Dumrauf dijo que “era una chica muy trabajadora, buena persona y siempre colaboraba con la comunidad, donde siempre participaba en todo”.

 

Este caso se suma a la triste estadística: una mujer es asesinada cada 29 horas en el país.

 

 

Urgente 24



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE