En Irigoyen hubo despidos y cierre de locales por caída del real

En Irigoyen hubo despidos y cierre de locales por caída del real

La constante suba de precios en Argentina y la devaluación del real vienen perjudicando de manera directa a los comercios en zona de frontera con Brasil. Bernardo de Irigoyen es una de las plazas que más sintió el cimbronazo, allí la actividad comercial cayó más de 80 por ciento, según indicaron desde la cámara de comercio de esa localidad. Hubo cierre de locales y despidos.

La cotización del real está en los niveles más bajos desde que fuera creado en 1994,lo que está generando series implicancias en la economía argentina, altamente dependiente de la demanda de su principal socio comercial. El impacto se siente en forma más directa y a escala local en la zonas de frontera, como Bernardo de Irigoyen, tal vez la plaza comercial misionera más integrada y más dependiente de Brasil, allí la actividad comercial cayó alrededor de 80 por ciento desde que el real pronunció su caída frente al dólar, hace unos dos años.

«Irigoyen resucitó con la revalorización del real y desvalorización del peso, pero desde hace un año y medio venimos sufriendo bastante porque los brasileños dejaron de comprar acá y los pobladores de la zona cruzan a Brasil para abastecerse prácticamente de todo», indicó Javier Cordeiro, presidente de la cámara de Comercio de Irigoyen.

Advirtió que la retracción en la demanda provocó el cierre de mucho locales, especialmente en rubros como mercado, mueblería y materiales de construcción, y también hubo muchos despidos. «Hace un año y medio era alta la demanda de personal, hoy no hay trabajo», dijo.

Explicó que las asimetrías con Brasil perjudican particularmente a Irigoyen, porque el comercio de esa ciudad está pensado para abastecer a los brasileños y no tiene otras fuentes de trabajo, como industria o turismo. «La única fuente de trabajo que tenemos hoy es el empleo público», afirmó.

A la hora de buscar soluciones, Cordeiro se mostró resignado. «Es una cuestión de frontera, no hay nada que hacer, ahora les tocó a ellos la ventaja, lo único que nos queda por hacer es estar preparados para cuando la situación se dé vuelta», opinó.

JRC EP