Luego de una denuncia contra venta y consumo de drogas, roban a periodista y violan a su mujer

Luego de una denuncia contra venta y consumo de drogas, roban a periodista y violan a su mujer

Delincuentes ingresaron a la casa de Sergio Hurtado y, tras asaltarlo, ultrajaron a su mujer. Desde una FM local había denunciado a narcos haciendo mención de policías y políticos vinculados al submundo de la droga. Sucedió en San Antonio de Areco, Buenos Aires.

“Nos robaron, nos violaron”. Así refiere al horrendo hecho que se vivió en la casa del dueño de la emisora, Sergio Hurtado, donde una venganza narco terminó con un robo y con la humillante violación de su esposa. Finalmente, los marginales fueron detenidos y quedaron a disposición de la Justicia.

Durante mucho tiempo, Hurtado denunció la venta y el consumo de drogas en la ciudad, pero el narcotráfico parecía no ser una preocupación para las autoridades. Incluso, en el medio aseguró que había varios funcionarios policiales y municipales adictos, lo que condicionaba la tarea en contra de los narcos en la zona. Pero todas sus quejas, más que en una denuncia para ayudar a resolver el tema, terminó con las peores consecuencias.

Eran las 4.30 de la mañana. Todos dormían. De repente, el matrimonio y sus dos hijos escucharon ruidos extraños. Cuando quisieron reaccionar, se encontraron con dos marginales “muy drogados”, en el interior de la vivienda, mientras que “afuera había alguien” como “campana”, contó el hombre.

Estaban armados y dispuestos a llevarse “el dinero”. Según agregó, los intrusos sabían quién era y le pidieron los 27.000 pesos que supuestamente había en la vivienda, pero el dinero no estaba. Por eso, recurrieron a tomar una venganza horrible: violar a la mujer.

Después de amenazar a todos con las armas, los atacantes se llevaron a Hurtado al baño, mientras que Cristina Gauna, su mujer, quedó sola en el cuarto. Entonces, los depravados se turnaron para violarla.

Escape frustrado

Consumado el ultraje, los sujetos golpearon a Hurtado y lo amenazaron de muerte con un cuchillo. Luego le sacaron las llaves del auto y se fueron a buscar el vehículo al garaje. Entonces, Hurtado cerró las puertas y ventanas para que no pudieran volver.

Tras hacerse con unos 3.000 pesos, celulares y otros objetos, finalmente se dieron a la fuga. Fue entonces que, en medio de un clima de desesperación, el mayor de los hijos del matrimonio, de 15 años, utilizó un viejo celular para alertar a la policía local, que en pocos minutos llegó hasta la vivienda.

Unas horas después, el comisario Pablo Lescano y el subcomisario Marcos Coluccio anunciaron que en dos allanamientos fueron detenidos los dos violadores y que habían recuperado la mayoría de los objetos sustraídos. Los apresados fueron Santiago Leiva, de 21 años, y Miguel Angel Paraná, de 18. Ambos fueron trasladados a la fiscalía Nº 2, de Mercedes, donde quedaron a disposición de la Justicia.

“Conocidos”
Según contó el propio Hurtado, el ultraje que sufrió toda su familia fue “un mensaje”, a la vez que aseguró que los pervertidos “son vecinos” a los que “todos los conocen”, porque “venden droga”.

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE