El “pibe” Pastori podría correr en TC Pista, la prestigiosa divisional telonera del Turismo Carretera

El “pibe” Pastori podría correr en TC Pista, la prestigiosa divisional telonera del Turismo Carretera

Con sus 19 años y su flamante título de campeón del Misionero de Pista, Juan Pablo Pastori es una de las promesas del automovilismo misionero y uno de los contados pilotos de la tierra colorada que pueden soñar con una proyección nacional.

El posadeño, hijo de Miguel “Mosca” Pastori (5 veces campeón del TC del Nordeste) está analizando la posibilidad de competir el año próximo en el TC Pista, la prestigiosa divisional “telonera” del Turismo Carretera, donde compiten algunos de los mejores pilotos jóvenes del país que aspiran a dar el salto a la división mayor. Para pasar al Turismo Carretera, hay que ser campeón o subcampeón del TC Pista. Ayer se definió ese certamen en el autódromo Roberto Mouras de La Plata y Esteban “Tubo” Gini salió campeón con su Torino, asegurándose el “ascenso” a la “A” del automovilismo.

La “Mosquita” sueña con poder estar conduciendo esos autos, que en muchos casos son los mismos bólidos que una o dos temporadas antes estaban corriendo en el Turismo Carretera.

“Estamos haciendo los números y viendo el tema presupuestario, pero la idea es esa, ir al TC Pista o al Turismo Nacional Clase 2”, dijo Juan Pablo en diálogo con Misiones Online.

El posadeño está viviendo un fin de año dulce. El viernes 4 de diciembre lo premiaron como el mejor piloto de la ciudad en los premios Posadas Deportivo. Ese mismo fin de semana se consagró campeón de la Clase 2 del Misionero de Pista en el Autódromo Rosamonte, en dos finales electrizantes donde pudo relegar en ambas carreras a Martín Badaracco y quedarse con el título (salio 2° en la primera y 3° en la segunda final, siempre por delante de su rival).

Ahora también está ternado en los premios que entrega el diario Primera Edición junto a los otros dos campeones del Misionero de Pista, De Lima (Promocional) y Eduardo Rogazewski (TC4000).

-¿Por qué te pusieron “Mosquita” de apodo?

-Lo heredé de mi papá, a quien le decían “Mosca”, fue obligado, ja, ja. Me quedé con ese sobrenombre, por suerte no hay muchos, me gusta.

-¿Cómo arrancaste?

-Empecé a correr en el 2010 en karting dos años, el segundo salí subcampeón, después arranqué en Clase 2 en el Misionero de Pista y al tercer año pude salir campeón.

-¿Con qué auto corrés?

-Al principio empecé con un Gol Power 2006 y me atendía Cristian Piatti en Oberá (el hermano de Alcides Piatti, el chasista de Matías Rossi en el Turismo Carretera), y después estos últimos dos años trabajé con Roberto Perealta, en Posadas. El me prepara completo, el motor, chasis, todo. Sigo con Gol Power, pero uno de la nueva generación, el otro era más viejo.

-¿Es tuyo el auto?

-Si es mío. Es un auto relativamente nuevo del 2012, tiene buenos frenos, buen motor, quedó demostrado durante todo el año, nunca paró debido al buen equipo que trabaja mucho por el auto.

-¿A qué colegio ibas en Posadas?

-Iba al San Basilio, ya terminé.

-¿Eras buen alumno?

-Más o menos. No burro, pero tampoco excelente, ja, ja.

-¿Vas a seguir estudiando?

-No, estoy trabajando en la empresa con mi papá, de movimiento de suelo y excavaciones y maquinaria forestal. Trabajo en el cmapo durante la semana.

-¿Tu idea es llegar a ser un piloto profesional?

-Si, me gustaría, pero el automovilismo es un deporte muy caro que hay que hacer todo un equipo, un trabajo para conseguir el presupuesto, para poder participar, sino hay que poner, uno siempre pone de su bolsillo una parte, lo ideal es no poner siempre.

-¿Cómo se da el salto de ser amateur a un piloto profesional?

-Dedicarse pura y exclusivamente a eso, entrenar, los pilotos que viven de esto, todos los fines de semana están corriendo en diferentes categorías, Turismo Carretera, Turismo Nacional, Top Race, entrenan durante la semana, son pilotos profesionales que se dedican solo a esto.

-¿A quién admirás como piloto?

-A Hamilton de la Fórmula 1 y de acá uno y de aca de la Argentina, a Matías Rossi.

-¿Lo concés a Matías?

-Si, lo conoci en una invitación de la gente de Toyota para la carrera de TC2000 en Oberá, pero no pude hablar con él cuando vino hace unas semanas con el Turismo Nacional, yo estaba en la Clase 2 y en estaba peleando el campeonato en Clase 3, no pudimos cruzarnos.

-¿Qué tal fue la experiencia de correr esa carrera en Clase 2 del Turismo Nacional, tu primera experiencia en una categoría nacional?

-Fue muy buena, no tuvimos suerte con el auto, tuvimos muchos problemas en la caja durante todo el fin de semana, pero fue una buena experiencia, conocimos el ambiente, el auto, la gente.

-¿Qué diferencias entre un Turismo Nacional y un Misionero de Pista?

-La cantidad de autos, de buenos autos, los pilotos son todos profesionales, si bien acá el Misionero en Clase 2 tiene muy buen nivel, quedó demostrado porque hubo 11 autos en seis décimas, eso da cuenta de lo parejo que está la categoría.

-¿En qué categoría te gustaría correr el año que viene?

-Si puedo elegir, me gustaría correr en un TC Pista, ya con tracción trasera, ahí uno tiene mas posibilidades, sino en un Turismo Nacional hay muchos autos, muchos pilotos, da más trabajo estar en una Clase 2, andar bien. Estamos viendo el tema del presupuesto para ver en qué categoría puedo correr en 2016, si en el Turismo Nacional o en el TC pista, viendo y analizando. Hay que hacer un contrato para el año entero.

-¿Depende de que puedan cerrar los números?

-Tenemos el apoyo de Crucero del Norte y estamos analizando bien la situación. Creo que una de las dos va a ser posible, también quiero correr el campeonato misionero algunas carreras, por lo menos al principio.

MB

EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE