Reflexión del pastor Decena: El sufrimiento del apóstol Pablo

Reflexión del pastor Decena: El sufrimiento del apóstol Pablo

El apóstol Pablo sufrió por el Reino de Dios, pero si en algo resistió fue porque era con propósito y no sin razón. Y la actitud que tenía frente a los sufrimientos es muy importante. El apóstol Pablo hoy nos va a inspirar. Veamos su actitud para enfrentar las pruebas y salir victorioso.

 

  1. CONSIDERANDO LO POSITIVO

2ª Corintios  4:8-9  “Estamos atribulados en todo, mas no angustiados; en apuros, mas no desesperados; perseguidos, mas no desamparados; derribados, pero no destruidos”.

En esto podemos elegir considerar el medio vaso vacío o el medio vaso lleno. Y el apóstol nos da maravilloso ejemplo. Imitémosle porque esto significa fe, y la fe agrada a Dios. Ver el lado positivo de todas las circunstancias va a traernos paz, alegría y bendición.

 

  1. SIN RESENTIMIENTOS.

El resentido es una persona que frente a los sufrimientos de la vida, proyecta esas experiencias negativas hacia los que le rodean, y muchas veces hacia los que más ama.

En el caso de Pablo, a pesar de sufrir, en su alma no quedaba ni una pizca de acusación o de amargura contra nadie! por el contrario llegó a decir en Romanos 5:3 “nos gloriamos en las tribulaciones”.

El entendía que todas estas adversidades eran usadas por el Señor para la formación de su carácter. Decía: “sabiendo que la tribulación produce paciencia”. No se convirtió en un amargado. Él lo recibió todo como que le ayudaría para bien.

 

  1. SIN RENDIRSE NI VOLVER ATRÁS

Sufrió muchas desilusiones; en algunos casos hubo personas que prometían mucho pero que se echaron atrás como Juan Marcos. (Hechos 13:13), en otras ocasiones algunos de sus colaboradores lo desampararon y se volvieron al mundo cuando él más los necesitaba.

2° Timoteo 4:10 “porque demás me ha desamparado, amando este mundo, y se ha ido a Tesalónica. Crescente fue a Galacia, y Tito a Dalmacia”

También hubo momentos cuando la obra que realizaba parecía que no avanzaba; por un lado estaban los judaizantes que se infiltraban en las iglesias que él fundaba para pervertir el evangelio que les había predicado, por otro lado a veces crecían los problemas internos en las iglesias que parecían no madurar, sino que se consumían en luchas internas. Todos estos problemas pueden llevar al desánimo y a la pérdida del entusiasmo.

 

  1. CON ALABANZAS.

Hechos 16:23 Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.

Hechos 16:24 El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo.

Hechos 16:25 Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían.

Después de que Pablo y Silas fueron azotados con varas y encarcelados en Filipos, ellos cantaban himnos a Dios . Muchos en esas mismas circunstancias estarían lamentándose de su desgraciada situación, pero Pablo y Silas se negaron a permitir que las circunstancias determinaran sus actitudes.

 

  1. MOSTRANDO CONTENTAMIENTO EN LA ADVERSIDAD

Filipenses 3:11-13 “He aprendido a contentarme, cualquiera que sea mi situación. Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.”

El apóstol Pablo no permitió que los problemas determinaran su grado de contentamiento.

 

  1. SIN PERDER LA RENOVACIÓN ESPIRITUAL

¿Cómo es posible en medio de todas las presiones que nos persiguen mantener la constante renovación espiritual? Él mantuvo el mismo entusiasmo desde el comienzo de su ministerio hasta el final. La clave está en una renovada comunión con el Señor cada día, por medio de la lectura diaria de la Biblia y la oración.

Cuando dejamos de mirar al Señor, los obstáculos parecen insuperables y nos desanimamos.

 

7) MIRANDO HACIA EL FUTURO.

Pablo no era el hombre que miraba con nostalgia hacia el pasado. Su mente estaba constantemente enfocada en el futuro, así que siguió adelante, resuelto a mantener su enfoque en la misión.

Filipenses 3:13 “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

Filipenses 3:14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús”.

Que Dios nos ayude a enfrentar los problemas como Pablo para que en todo seamos bendecidos y salgamos victoriosos de cada adversidad.

Que Dios te bendiga y tengas una excelente semana!

Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles y viernes 20 hrs y domingos 19.30 horas, a través de http://cfceldorado.org/



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE