Aprovechando que no quedan libres, crece la cantidad de alumnos de la secundaria con más de 25 faltas

Aprovechando que no quedan libres, crece la cantidad de alumnos de la secundaria con más de 25 faltas

En los colegios secundarios de Posadas -como en los de toda la provincia- ayer concluyeron las clases regulares y hoy comenzaron los recuperatorios para determinar quienes se llevan materias previas a diciembre y a marzo.

En un recorrido por escuelas que realizó Misiones Online y dialogando con directivos, una primera conclusión que surgió de este año que concluye es el crecimiento del problema del ausentismo en clases. Son muchos los chicos que quedarían libres porque tienen más de 25 faltas, aunque las normativas actuales le dan la posibilidad a los alumnos de no quedar libres ya que pueden realizar algún tipo de recuperación (un taller, un trabajo o incluso una multa) para volver a regularizar su situación.

Más allá de estas posibilidades que se les ofrecen a los alumnos, al hablar sobre las causas de este problema, los directivos coinciden en que existe en muchos casos una falta de motivación y que las causas hay que buscarlas, en parte, en el seno familiar. “Hay muchos padres o tutores que no acompañan a los chicos en la escuela secundaria, ya no le miren las carpetas”, dijo la directiva de un colegio privado.

Otro director de una escuela céntrica apuntó que “en la primera reunión aparecen el 70 por ciento de los padres, pero después no siguen igual de involucrados a medida que el año va avanzando”.

También los docentes consultados apuntan a que muchos chicos no creen en los beneficios de asistir a la escuela. “Nosotros los contenemos mucho, trabajamos mucho con los padres y también tratamos de explicarles que para conseguir un buen trabajo el día de mañana, va a necesitar ir al colegio”, explicó la directiva de otro colegio privado.

Lo cierto es que la gran posibilidad que dan las escuelas secundarias de volver a regularizarse en caso de tener muchas faltas, si bien no es la inteción, obra como motivación en algunos casos para que el alumno vuelva a reincidir en el ausentismo.

 

 

Qué dice la normativa

La normativa actual está prevista por la resolución del Ministerio de Educación 688/06, que indica que un alumno puede tener hasta 15 inasistencias, y si pasa ese límite puede tener un margen de 10 más. A las 25 inasistencia se agregan otras 7 faltas, con lo cual se llega a 32 para casos excepcionales. Recién ahí el alumno quedaría libre, pero siempre con las facilidades que le debe dar el colegio para poder reincorporarse.

Es importante destacar que los colegios secundarios deben respetar los lineamientos que bajan del ministerio de Educación de la Nación y que, en síntesis, lo que indican es que el alumno debe ser contenido y siempre hay que darle la alternativa para que vuelva a regularizar su situación. En casi todas las escuelas que se recorrieron, los únicos alumnos que repitieron el año pasado fue porque ni siquiera se presentaron cuando, tras haber quedado libres, el colegio les dio oportunidades de regularizar y volver a recuperar las clases o los contenidos perdidos.

La resolución del Consejo Federal de Educación N°93/09 dice que los alumnos no pueden quedar libres, sino que las escuelas deben buscar una forma para que vuelvan a ser reincorporados. En otras palabras, mientras se presenten y muestren voluntad de asistir, siempre deben tener una nueva oportunidad. Esta flexibilidad es un arma de doble filo.

En su punto 82, esta resolución indica que “La escuela secundaria actual propone una única trayectoria. Quienes no la transiten “con éxito” tienen que rehacerla, repetirla o rendir en condición de libres, lo que constituye una alternativa difícil de sostener para los alumnos y sus familias. Hacer efectivo el derecho a la educación implica generar las condiciones que promuevan en los estudiantes trayectorias continuas y exitosas”.

En otro párrafo la normativa establece que la escuela debe buscar alternativas para que el alumno, como sea, no quede libre. “Esto implica ofrecer nuevas y variadas oportunidades de aprendizaje y diseñar diferentes trayectos atendiendo a los estilos, ritmos, necesidades e intereses de los alumnos”.

Cada colegio elaborar sus propios códigos de convivencia

Las normativas que bajan del Ministerio de Educación le permiten a las escuelas secundarias elaborar sus propios códigos de connvivencia y es aquí donde se contempla el caso de qué hacer con los alumnos que tienen más de 25 faltas. Algunos directivos y profesores optan por generar algún tipo de sistema de “premios y castigos” que les permita, también, motivar a los alumnos a no faltar al colegio y generar un incentivo para aquel alumno cumplidor.

MB

EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE