El hospital de Pediatría ya abrió sus puertas para atender a los chicos

Se inauguró formalmente con la visita de la presidenta Cristina Fernández, pero desde el viernes, el flamante hospital de Pediatría de Posadas abrió sus puertas para recibir a los chicos de Misiones y toda la región. Desde el centro asistencial se informó que la ocupación y funcionamiento del edificio será paulatino y por etapas. En esta primera etapa se habilitará la planta baja: donde se encuentra la Guardia de Emergencias, Diagnóstico por Imágenes y la Admisión Central.
“Hoy el misionero recibe la salud que debe recibir y no solo la que el Estado le puede dar, este hospital ilumina otros hospitales que se están terminando como el Samic de Eldorado, como la Maternidad, como el Instituto del Cáncer, como el de Iguazú, el hospital de Montecarlo. Quiero hacer hincapié más que en la cantidad de chicos que vienen, en la calidad del servicio que se brinda, porque hoy el hospital de Pediatría se transformó en una alternativa a los sanatorios privados, y agrega valor a las camas críticas, terapia intensiva, intermedia, chicos que tienen cáncer o que tienen leucemia o alguna enfermedad en la sangre, agrega ciento por ciento las camas en la unidad de quemados, unidad de hemodiálisis, entre otras complejidades”, explicó el ministro de Salud, Oscar Herrera Ahuad. El titular de la cartera sanitaria sostuvo que el hospital cuenta con todos y los más modernos instrumentos del mercado.
El ministro volvió a remarcar el concepto de “atender a todos los niños sin pedirle documento a nadie”. Y mencionó que si bien son más de 450 los profesionales que trabajan en el hospital de Pediatría, cerca de tres mil forman parte del Parque de la Salud.
Herrera Ahuad recordó que el Parque de la Salud tuvo que luchar contra la corriente cuando fue gestado. “Uno tiene que hacer memoria, porque venimos de una lucha tremenda en la Cámara de Representantes. Misiones necesitaba un cambio en la salud, la ley del Parque de la Salud hasta fue votada en contra por algunos diputados. Uno de los lugares que se debía esta inversión y este funcionamiento era el hospital de Pediatría porque se hizo una obra fenomenal y monumental en el Madariaga y los niños estaban en un lugar donde había que mejorar la infraestructura edilicia. Es importante remarcar que ya está funcionando porque no es que se inauguró y vemos que hacemos, no, ya está funcionando con recursos humanos, con recursos tecnológicos”, explicó.
Al nuevo Pediátrico, se suma el hecho de que el Parque de la Salud está liderando las prestaciones de salud en mediana y alta complejidad en la región.

El protagonismo de la salud
Por su parte, la directora del hospital, Norma Benítez, se mostró orgullosa por la apertura del Pediátrico.
“En los últimos años la salud pública cobró un protagonismo más que importante”, dijo.
“El Pediátrico significa un gran salto en calidad en la atención, es muy valorado por los padres precisamente por esa calidad para el cuidado de la vida de sus hijos. Durante 2014 hubo 120 mil consultas, consultorios externos y guardias de emergencias. El 45 por ciento de esas consultas son de la guardia y el 55 por ciento de consultorios y egresaron 5027 niños de internación, es decir que pasaron por el hospital, se internaron y volvieron a sus casas o fueron derivados a otros centros”, enumeró.
“Es un número muy importante que viene creciendo y en los primeros seis meses de este año comparativamente al año pasado ya creció un 10 por ciento, es decir que este año ese número crecerá”, adelantó Benítez.
El hospital de Pediatría atiende a chicos de hasta los 18 años en hemato-oncología, discapacidad, neurología, chicos que tienen problemas renales crónicos.
El día de la inauguración con la visita de la presidenta, Cristina Fernández, en la terapia intensiva había siete pacientes internados en una capacidad de siete camas.
El porcentaje de niños de otros países de la región como Paraguay o Brasil es del 3 al 5 por ciento en la guardia y en la atención ambulatoria, un diez por ciento.
Finalmente, Benítez reveló que “se está incorporando una nueva concepción de que la mamá o el papá o algún familiar de un chiquito que esté internado en la terapia lo acompañe, por lo que significa tanto en la tranquilidad de la familia como el estímulo para el paciente”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE