Invitan a la Fiesta Patronal de la Capilla San Ignacio de Loyola en el Barrio Mini City de Posadas

Este viernes 24 se realizará la Fiesta Patronal de la Capilla San Ignacio y el festival popular en honor al santo en el Barrio Mini City de Posadas, que comenzará a las 19:00 horas y contará con la participación de variados grupos musicales.
El evento es libre, gratuito y se invita a toda la comunidad a participar y a disfrutar de buena música regional y servicio de cantina. Además, contará con la animación de Pablito Velázquez y su equipo de chamameceros “Sangre nueva”. Las líneas de colectivos que llegan al Barrio Mini City son: 10, 21, 24, por Ruta N°213.

Sobre San Ignacio de Loyola
San Ignacio nació en 1491 en el castillo de Loyola, en Guipúzcoa, norte de España, cerca de los montes Pirineos que están en el límite con Francia.
Entró a la carrera militar, pero en 1521, a la edad de 30 años, siendo ya capitán, fue gravemente herido mientras defendía el Castillo de Pamplona. Los vencedores lo enviaron a su Castillo de Loyola a que fuera tratado de su herida.
Mientras estaba en convalecencia leyó libros como “La vida de Cristo” y el “Año Cristiano”, que lo llevaron a la conversión. Una noche se le apareció Nuestra Señora con su Hijo Santísimo. Desde entonces se propuso no dedicarse a servir a gobernantes de la tierra sino al Rey del cielo.
Apenas terminó su convalecencia se fue en peregrinación al famoso Santuario de la Virgen de Monserrat. Allí tomó el serio propósito de dedicarse a hacer penitencia por sus pecados. Cambió sus lujosos vestidos por los de un pordiosero, se consagró a la Virgen Santísima.
A los 33 años empezó como estudiante de colegio en Barcelona, España y después pasó a la Universidad de Alcalá, viviendo de limosna. Se fue a Paris a estudiar en la Universidad de La Sorbona. Allá formó un grupo con seis compañeros que se han hecho famosos porque con ellos fundó la Compañía de Jesús. Ellos son: Pedro Fabro, Francisco Javier, Laínez, Salnerón, Simón Rodríguez y Nicolás Bobadilla. Recibieron doctorado en aquella universidad y daban muy buen ejemplo a todos. Se fueron a Roma y el Papa Pablo III les recibió muy bien y les dio permiso de ser ordenados sacerdotes.
El 31 de julio de 1556 a la edad de 65 años, falleció súbitamente. En 1622 el Papa lo declaró Santo y después Pío XI lo declaró Patrono de los Ejercicios Espirituales en todo el mundo. Su comunidad de Jesuitas es la más numerosa en la Iglesia Católica.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE