Promesa de ídolo: “Ahora que ganamos vamos a ser más rebeldes”, dijo el Pinti Álvarez

El delantero paraguayo que juega en Crucero del Norte y es sin dudas el más querido del plantel, habló de todo tras la primera victoria del equipo en Primera División. Se ilusiona con jugar en la selección de su país y confía que pronto se le abrirá el arco en esta categoría.

cruceroi

El día que Ernesto el “Pinti” Álvarez se recibió de ídolo en El Colectivero marcándole dos goles al mismísimo Independiente.

 

Uno de los pocos que ya demuestra tener chapa de ídolo en el Colectivero es sin dudas Ernesto Pinti Álvarez. El delantero paraguayo aún no convirtió y su regreso al club para jugar en Primera todavía no devolvió la enorme expectativa que había por él desde que se fue. Sin embargo, el Guaraní se tiene confianza y también habla de todo.

Respecto a la victoria pasada ante Temperley, indicó que hay tranquilidad y que servirá como punto de partida. “Yo creo que si metemos tres partidos al hilo, vamos a respirar mejor. Esperemos extender esta racha, que empezó el sábado.”, dijo en diálogo con el programa Al Angulo.

A la hora de hablar de cómo se siente, manifestó que “no tengo problema en jugar en cualquier puesto arriba. Me gusta jugar por todo el frente de ataque. En cuanto convierta un gol, se me va a abrir el arco”, dijo confiado el paraguayo.

Desde que el club misionero llegó a la máxima categoría siempre se mantuvo con una sola postura. Mantener la categoría y lucharla directamente con los rivales directos. En esto coincide el goleador y dijo que: “No podemos adelantarnos a los hechos, nosotros con Crucero tenemos que trabajar día a día. Hay que ser regulares. Ahora que ganamos vamos a ser más rebeldes. Somos conscientes que no estamos para pelear un campeonato todavía, estamos para otra cosa”, agregó Álvarez.

También el Pinti habló de un viejo sueño que es jugar en la selección paraguaya, algo que en su momento estuvo muy cerca cuando el delantero rompía redes en la B Nacional con el Colectivero, antes de emigrar a México.

“Uno nunca pierde la ilusión y la esperanza de estar en la selección de su país. Ojalá algún día me toque”, manifestó sobre el tema.

Por otra parte, Álvarez le tiró flores a algunos compañeros, entre ellos Cólzera, que ha sido uno de los mejores socios del paraguayo. “Cólzera y Olmedo son los jugadores diferentes que tiene el plantel. Todos los jugadores que están son excelentes”, tiró.

Una polémica que dejó el arribo del Colectivero a Primera y se dio, tal vez de manera exagerada por la prensa nacional, es el tema del famoso pasto del Andrés Guacurarí. De esto el paraguayo fue contundente y señaló que: “buscar excusas por un simple pasto es ridículo”.

En función a como le está yendo al equipo en la categoría, indicó que “contra Temperley nos soltamos un poquito más y pudimos hacer bien las cosas. De repente te das cuenta que estás jugando contra un equipo grande y uno no lo cree. Pero sabemos que nos costó acomodarnos a la división”.

Por último, habló del cariño que recibe en cada partido por parte de la gente y lo que se viene. “La hinchada de Crucero siempre me apoyó, en el Nacional B trataba de devolverle todo con goles. Me pone muy contento pisar el estadio y saber que hay gente detrás mío que me está apoyando”

“Quilmes en cuanto a nombres, es un poco más que Sarmiento. Hay que rescatar la actitud del equipo en cada partido. Ganar en casa, y frente a un rival directo, genera muchas cosas (por Temperley) y ahora debemos afrontar otro partido con un rival similar y muy complicado”, concluyó el ídolo.

MAG

EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE