Turismo Carretera: las claves de un cambio histórico en la categoría más antigua del mundo

El Turismo Carretera espera que se encienda la luz verde en Concordia para arrancar una nueva era. La categoría más antigua del planeta y popular de nuestro país se modernizó. En el trazado entrerriano se implementarán cambios radicales: los chasis son tubulares y provistos exclusivamente por la ACTC.

Aunque lo que más espera ver y escuchar el tuerca es el corazón del auto: el motor. Los varilleros son historia luego de más de cuatro décadas. La modernidad marca que esta temporada se estrenarán los multiválvulas, que fueron desarrollados por Oreste Berta luego de nueve años del proyecto que comenzó con Oscar Aventín como presidente y finaliza con Hugo Mazzacane al frente de la categoría. Y que tuvo como primer responsable técnico a Carlos Marchese y ahora es Alejandro Solga.

Mientras que otro dato saliente es que cada máquina tendrá menos carga aerodinámica respecto de 2014. Sin dudas, el show está por comenzar en medio de la enorme expectativa que hay en el ambiente fierrero.

Todos estos cambios, la ausencia de pruebas previas generan una gran expectativa y la chance de ver un emparejamiento en la categoría que podría darle mayores ventajas a pilotos que venían en el segundo pelotón, como es el caso de Carlitos Okulovich, quien fue 18° en el Turismo Carretera el año pasado.

Otros grandes cambios en la máxima categoría

La máxima vuelve a sorprender. A lo largo de su rica historia fue generando cambios. Como el de bajar al acompañante o el tema de dejar de correr en rutas. El presente indica que es momento de darle lugar a un proyecto inicial entregado por Jorge Pedersoli en 2006, que comprendía una tapa de aluminio de 24 válvulas con doble árbol de levas a la cabeza, para congeniar con los block originales del TC. En tanto, la única variante reglamentaria radica en la reducción de cargas aerodinámicas en la parte delantera de los autos.

En principio se buscó a Oreste Berta para que esté a cargo del cambio, pero el Mago no aceptó el convite aunque sí realizar una serie de simulaciones con los tres motores de la especialidad y enviar luego el informe a la Asociación Corredores Turismo Carretera. La idea era modernizar los motores sin quitarle la esencia y aumentar la potencia. Fue así que se puso manos a la obra y en 2009 se escuchó el primer multiválvulas rugir en un banco de pruebas.

En 2012 la ACTC decidió que Berta continúe de lleno con el proyecto. El Mago dio el okey y llevó los motores a la Fortaleza. En pocos meses el multiválvulas tuvo dos carburadores y era asistido a inyección. De yapa alcanzó los 440 hp a 8700 rpm. Luego llegó a los 450. Pero recién en abril de 2013 el multiválvulas montado en Ford giró en una pista. Lo hizo en el trazado de pruebas de Oreste Berta y el auto lo manejó Luis Belloso.

Más tarde, en mayo, el motor equipado con la tapa de aluminio y montado en un Falcon Laboratorio se probó en un circuito. Pechito López y Mariano Werner fueron los elegidos para hacer el test en el Cabalén. Con esto se ponía manos a la obra al desarrollo final de las tapas Chevrolet y Cherokee.

Fue entonces que el año pasado se determinó que para este 2015 la categoría sea renovada de cuerpo y alma. Y todo indica que los nuevos modelos darán que hablar vía las nuevas tapas de cilindro que contienen 24 válvulas y una bujía central que garantiza una mejor combustión, además de dos carburadores de tiro invertido y múltiples de escape y admisión rediseñados, filtros de aire y aceite homologados, para adaptarse a estos cambios.

A ello debe sumarse un nuevo cigüeñal, pistones, bielas y cárter seco. Todo recaerá en beneficio de los impulsores, al dejar en el recuerdo la cadena de elementos: varillas, botadores y válvulas, que distinguieron hasta el momento a los motores del TC. Sin dudas, se trata de la concreción de un viejo proyecto que se impulsó hace nueve años y hoy es realidad.

MB

Fuente: Diario La Capital/ Revista Sólo TC



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE