Quién es Alcides Piatti, el obereño que le preparó el auto a Matías Rossi para que saliera campeón del Turismo Carretera

¿Se puede vivir en Misiones y triunfar en una actividad competitiva y al máximo nivel? La respuesta la tiene Alcides Piatti, 35 años, oriundo de Oberá. Piatti es el jefe técnico del equipo Donto de Turismo Carretera. Es decir, le preparó el auto a Matías Rossi, el gran campeón del 2014 de la máxima categoría del automovilismo nacional.

La historia de Piatti es sorprendente, porque es la máxima cabeza de uno de los mejores equipos del país, tiene a su cargo una estructura de casi 40 mecánicos, prepara cuatro autos (dos de TC y dos de TC Pista) y lo buscan los mejores desde hace años. Mientras sus pares suelen ser 10 o 15 años mayores y, en general, portan el título de ingenieros, Piatti es un autodidacta que se formó con la ayuda de su padre, que también preparaba autos aunque en el automovilismo local.

“Alchu”, que se define como una persona a la que no lo enloquecen las carreras de autos, es un apasionado de las computadoras, frente a las cuales pasa horas diseñando partes de un bólido que puede arañar los 300 kilómetros por hora.

En diálogo con Misiones Online, este obereño contó que no cambia a la Capital del Monte por nada del mundo, y que a pesar del sacrificio de viajar, el primer título ganado en la máxima categoría del automovilismo argentino fue también un premio a ese sacrificio (“viajo todas las semanas, estoy 3 días acá, tres días allá) y una confirmación que puede hacer lo que le gusta, al máximo nivel, sin resignar la vida en Misiones.

-¿Cuál fue tu rol en el campeonato que ganó Matías Rossi en Turismo Carretera?

-Soy el responsable técnico del equipo, por ahí le llaman chasista del auto, me incorporé al equipo Donto este año, estaba trabajando el año pasado con el equipo de Pechito López, asi que me incorporé y cambié un poco el panorama, si bien habían sido siempre protagonistas no habían salida campeones, ni Rossi ni el equipo.

-¿Es la primera vez que preparas un auto campeón en Turismo Carretera?

-Si, es el primer campeonato de todos, para Rossi, para el equipo y para mí. El único que había ganado es el motorista, Laurito, que ya había sido campeón.

-¿Qué significó para vos este logro?

-Significa mucho, es la categoría más importante del país, así que es muy valioso y también significa mucho por el trabajo en sí, yo tengo mi familia en Oberá, y trabajo en Buenos Aires, entonces siempre es estar viajando, ir y volver y estar muy lejos de la familia. Por ese lado es gratificante haber podido ganar el campeonato.

-¿Qué hace un responsable técnico de un equipo?

-Fuera de lo que es el motor el resto de las partes siempre corren por cuenta mía, se trata de diseñar o innovar elementos, sobre todo de suspensión, y después el fin de semana de carrera se va trabajando en lo que es la puesta a punto del auto, uno va decidiendo qué elementos son los mejores, cambiar espirales, o barras estabilizadoras…

-¿La suspensión es un sector del auto clave en tu trabajo?

-Exacto, sí, sí, es donde se trabaja, en distintos elementos y valores, uno va cambiando piezas, partes, el fin de semana para dejar el auto lo mejor posible.

-¿Las decisiones que tomás en esa área implican décimas de segundos que después ganan carreras y campeonatos?

-Exacto, uno va cambiando elementos para que el auto funcione mejor y hay veces que es difícil de medir porque estamos hablando de centésimas de segundo, el piloto tiene gran participación, por ahí al piloto le gustó la sensación del auto y se valora también mucho esa opinión.

-Es muy importante el diálogo con el piloto…

-Si, si bien tenemos una (computadora) de adquisición de datos, que mide la velocidad, aceleración y otros parámetros, siempre el fino de la puesta a punto lo definimos con el piloto y no tanto con los datos.

-Dame un ejemplo de decisiones técnicas que tomaste en este campeonato que vos pienses que fueron aciertos.

-Desde principio de año como fue un equipo nuevo con el que trabajaba se fueron probando muchos elementos durante las primeras diez carreras, nos dedicamos justamente a eso, a probar muchos elementos de suspensión, y después ya sobre la entrada a los playoffs entramos a trabajar en pequeños detalles y no en lo grueso.

-¿Dónde aprendiste todo lo que sabés?

-Gran parte lo aprendí de mi viejo, la sangre del automovilismo la heredé de él que siempre trabajó con autos de carrera y después la parte técnica la aprendí, por así decirlo, solo, y por supuesto agradezco a mi viejo que nos dio la posibilidad de tener una computadora y todo lo que sean simulaciones por computadora y todo eso lo resolví solo, siempre estuve con una computadora al lado, desde muy chico.

-¿Los otros jefes técnicos son como vos autodidactas o en general pasaron por algún tipo de estudio técnico?

-Ja, ja. Normalmente son todos ingenieros, es lo que correspondería (risas), pero bueno, yo de alguna manera también aprendí lo que tenía que aprender y hago el mismo trabajo que ellos.

¿Ya en la secundaria arrancaste con Rafa Morgenstern?

-Si, con el Rafa arrancamos de muy chiquitos, le hacía el karting, el tenía 12 o 13 años. Después salimos campeones de la Fórmula Renault, el tenía 16 años, yo tenía 21 o 22 años, así que sí, toda la vida hice esto, si bien tengo 35 años tengo mucho experiencia en esto.

-¿En general un jefe técnico tiene 35 años o son mas grandes?

-Hay jefes de mucha experiencia, de mi edad en turismo carretera no conozco, el promedio de un jefe técnico o un chasista debe estar por los 45 años. Por ahí están en la parte técnica pero no están encargados del equipo.

-Vos sos un apasionado de las computadoras que aprendió sólo, como Bill Gates, salvando las distancias…

-(Risas) Sí, exacto, de chico toda la vida estuve con una compu y eso ayudó mucho.

-¿Que hacías con la computadora en relación a los fierros?

-Con el computador se diseña el auto en sí, completo, se trabaja con programas de autocad y se dibuja y analiza elemento por elemento, las estructuras, se estimulan, se evalúa cómo se van a torsionar, después tenemos software de simulación, simulamos lo que va a hacer el auto en la pista, ya en la computadora.

-¿Cuándo llegaste al Turismo Carretera?

-En el 2009 trabajaba en un taller que hoy es el Dole Racing, en aquel momento con el Rafa, en 2010 llegó Canapino.

-¿Además de Rossi, Rafa, Canapino, con qué otros pilotos trabajaste?

-El año pasado en el equipo con Pechito López y Esteban Guerrieri, y cuando Pechito este año se va al WTCC (salió campeón en su primera temporada este año) me llaman del Donto para trabajar con Rossi.

-O sea, trabajaste con los mejores.

Si, la verdad que sí. Tuve la posibilidad de trabajar prácticamente con los mejores, ya desde el inicio como responsable, con Pechito y Esteban Guerrieri fue la primera vez que estaba al frente del equipo.

-¿Es difícil trabajar con semejantes monstruos que no les gusta perder a nada y quieren ganar todo?

-Sí, la presión siempre está, ¿no? Sobre todo el año pasado cuando fue la primera estructura grande donde me tocaba desenvolverme solo, pero también uno sabe lo que hace, y sabe por qué esta con esas posibilidades, así que lo tomé siempre con bastante tranquilidad. El año pasado con Pecho peleamos el campeonato, pero al final no se dio.

-¿Me decías que seguís viviendo acá, en Oberá?

-Si, si, tengo a toda mi familia, mi señora, mis hijos y voy y vengo, estoy 3 dias en buenos aires, y otros tres acá, siempre viajando, yendo y viniendo. Cada tanto me dicen que me mude a Buenos Aires, pero tengo más que claro que quiero vivir en Oberá. Por el tipo de trabajo tengo la posibilidad de hacer muchas cosas acá, como trabajamos con simulación y computadoras siempre traigo tarea a Oberá, trabajo mucho y envío por mail la información.

-¿Cómo es la estructura de un equipo como el Donto?

-El equipo Donto este año son cuatro autos, dos de Turismo Carretera (Matías Rossi y Laureano Campanera) y dos TC Pista, que es la categoría antesala del TC. A nivel estructura hay un encargado de equipo, que regentea todo, por autos normalmente son dos personas, un encargado y un ayudante, después tenes un encargado de caja y transmisión, constructores, la gente que se dedica a construir y fabricar piezas, tenés chapista, encargado de fibra, pintores, deben ser para cuatro autos unas 30 o 35 personas que trabajan durante la semana. El encargado de taller se encarga que lo que yo por ahí digite se cumpla. Estoy como encargado de ese equipo.

-¿Quién es el dueño del equipo?

-Laureano Campanera, el “Laucha” corre también en TC, el fue el que me convocó.

-¿Pensaste que ibas a tener resultados tan rápidos? 

-La expectativa está siempre, a principio de año cuando hicimos la primera prueba quedamos muy conformes, sabíamos que íbamos a pelear la punta, y con Matías es imposible también no pelear un campeonato.

-¿Cómo es Matias Rossi como piloto, en los boxes, para trabajar en el día a día?

-Trabajar con Matías es un placer, por la tranquilidad con la que se toma el fin de semana, confía mucho en las determinaciones del técnico, nunca contradice algún tipo de detalle y es muy lindo trabajar con el durante el fin de semana.

-¿Como se llaman los integrantes de tu familia?

-Analia, mi esposa, y mis tres hijos: Sofía, Valentina y Emiliano. Ese va a ser el heredero.

-Mirá si no te sale fierrero…te sale futbolero…

-(Risas) Ojalá, yo si bien es mi trabajo no soy tampoco un gran apasionado de los autos de carrera, por supuesto que me gustan pero no soy de esos apasionados del automovilismo.

-¿Cómo?

-Me apasiona la cuestión técnica, tener la posibilidad de innovar, transformar y tener la mente 100 por ciento ocupada me gusta, el diseño de piezas, eso es lo que me encanta.

-No sos un piloto frustrado…

-Nooo, para nada, siempre me gusto la parte técnica, ya de chiquito.

 

 

MB

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE