Javier Malosetti, la nueva estación de Clínica 13

Un auténtico dotado de los cuatro hilos (aunque generalmente utiliza un bajo de cinco cuerdas), será el encargado de brindar la sexta etapa del proyecto encarado por los Músicos Populares de Misiones y el Ministerio de Desarrollo Social. A las 10.30 se realizará la conferencia de prensa en la sede del MPM (Entre Ríos casi Buenos Aires), y a las 15.30 brindará una clínica (también gratuita y abierta al público) en la Casa del Bicentenario, en el barrio Itaembé Miní.

 

Compartir experiencias, dar consejos, tips y yeites, de eso se trata Clínica 13, dar a los músicos locales la posibilidad de alternar con algunos de los más reconocidos músicos del ámbito nacional, sin la vorágine que implica una presentación artística “formal”. Así ya pasaron por este programa músicos de la talla de Juanchi Baleiron, Andrea Álvarez, Palo Pandolfo, Leo García y, recientemente, Eddie Walker, de los rejuvenecidos Lethal, la leyenda del hevy-thrash argentino. Este jueves la cita es doble, a las 10.30 brindará una conferencia de prensa abierta al público en la sede del MPM (Entre Ríos casi Buenos Aires), y a las 15.30 brindará una clínica (también gratuita y abierta al público) en la Casa del Bicentenario, en el barrio Itaembé Miní.

 

Javier Malosetti, hijo del reconocido jazzista Walter Malosetti, ha visitado nuestra ciudad en repetidas ocasiones, y en cada una de ellas pudo comprobar el calor del público local, que aprecia y valora a este eximio músico que comenzó su carrera batiendo los parches para luego dedicarse a su amor incondicional, el bajo. Claro, tanta clase musical no puede ser contenida “sólo” por cuatro cuerdas, por lo que Malosetti no le huye a prácticamente cualquier otro instrumento que se le ponga enfrente o, por qué no, lo manda a diseñar a su piaccere, como el letal M2, un híbrido entre bajo de cinco cuerdas y guitarra de doble mástil (diseñado especialmente para él por Mariano Maese, probablemente el más grande luthier vivo de la Argentina), o la Cigar Box Guitar, una especie de guitarrita construida bajo los preceptos de los primeros blues-man americanos, que no podían acceder a una de verdad. La de Malosetti también fue diseñada por Maese, pero hay que reconocer que es bastante más pretenciosa que el modelo original. Con esa caja de cigarros (cuerpo de cedro, tres cuerdas  y un sencillo listón como mástil), Malosetti desgarra notas de blues old school para, luego, abrirla y sacar una petaca para beberse un merecidísimo trago del mejor bourbon.

 

Uno de los bajistas más importantes de la escena argentina, fue miembro estable del grupo de Luis Alberto Spinetta durante ocho años, trabajó con Rubén Rada, Dino Saluzzi, Lito Vitale, Jaime Roos, Baby López Furst, Alex Acuña, Larry Coryell, Jim Hall y Herb Ellis entre muchos otros artistas destacados de la música nacional e internacional.

 

Músico y productor de todos sus álbumes, Javier Malosetti, realizó como solista once discos de cuales varios han sido galardonados con el prestigioso premio “Gardel a la Música”. Junto a su banda Electrohope realizó su tres últimos álbumes: “Electrohope”, “Ten” y “Envés”. En 2013 graba junto a Lito Vitale, David Lebón y otros músicos parte de la música de Rockópolis, ala de rock de Tecnópolis y en 2014 se realiza un homenaje a Luis A. Spinetta en el marco del Encuentro Federal de la Palabra en Tecnópolis, donde participa junto a grandes artistas nacionales.

 

Luego de cuatro años de ininterrumpida actividad junto a Electrohope, Malosetti actualmente se presenta junto a M4, su nuevo cuarteto compuesto por el tecladista Mariano Agustoni que trabajó en ocasiones con el bajista Jeff Berlin, el baterista Javier Martinez Vallejos, quien integró la banda de Gillespi por varios años y el bajista y percusionista Damián Carballal.

 

Este jueves tendremos la oportunidad de compartir sus anécdotas y, para los que lo sepan aprovechar, unas poco usuales clases de bajo. Todo gratis y servido en bandeja.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE