Santamarina, el “Guaraní” de la zona B ya reconoce que “no está para Primera”; ¿y La Franja?

Desde este espacio siempre se promovió el debate entre dirigentes, entrenadores y otros actores importantes del ámbito del fútbol. ¿Puede un club que acaba de llegar a la B Nacional dar el salto a Primera División en apenas cuatro meses? Santamarina de Tandil, que subió a la segunda este año, igual que Guaraní, ya salió a reconocer que todavía está un tanto “verde” para alcanzar ese sueño.

Santamarina enfrentará el próximo viernes a las 20 en Tandil a Crucero del Norte (televisa Canal 12).  En el partido de ida, el equipo de las sierras -que jugaba su primer partido en la historia en la B Nacional- perdió solo 2 a 1 en la difícil cancha de Santa Inés.

Ayer, Duilio Botella, DT de Santamarina, una suerte de “alter ego” de Guaraní pero en la zona B; explicó que el club debe aprovechar el paso por la B Nacional para crecer y reconoció que no están dadas las condiciones para llegar a la máxima categoría, aunque no lo descartó totalmente: “En lo deportivo podría darse”.

Duilio Botella, entrenador de Ramón Santamarina de Tandil, brindó una entrevista con el programa “Dulce o Amargo”, que se emite por una radio local, y reconoció que el club no está listo para llegar a la máxima categoría del fútbol argentino.

“El hincha tiene que disfrutar este paso en la B Nacional porque costó mucho llegar. Ahora tenemos que sostener a Santamarina en la categoría para que el club crezca, porque hoy en día no está preparado para estar en primera. De todos modos en los deportivo podría darse un ascenso”, explicó el DT.

“Que no haya descensos da tranquilidad y tiempo para conocer la categoría. Hoy ya estamos adaptados y hace cinco partidos que no perdemos y tres que no nos hacen goles. El problema es que dimos ventaja antes de empezar el campeonato, porque la preparación fue adversa y se nos suspendieron muchos amistosos, pero con cinco ascensos y todo tan parejo uno se ilusiona”, agregó Botella.

Por último, el director técnico del conjunto tandilense, que suma 11 puntos y se ubica a 3 de la zona de ascenso, reconoció la importancia de ganar: “No sé si los triunfos son alivios, pero si son una tranquilidad para el plantel. Lamentablemente no venían dándose los goles, sino quizás estaríamos mejor“.

“Aún no tengo el equipo para el viernes, pero lo importante es que tenemos al plantel completo trabajando. Estamos conformes”, concluyó

Y el caso de Guaraní

El caso de Guaraní A. Franco es muy similar al de Santamarina de Tandil, en primer lugar porque llegó este año a la B Nacional, justo para un certamen “raro” sin descensos, corto (cuatro meses en lugar de 12) y con 10 ascensos, 5 por zona. Santamarina y Guaraní serían dos clubes preocupados por estar en mitad de tabla y evitar el descenso si este fuera un certamen “regular”.

Santamarina marcha antepenúltimo en la zona B, igual que Guaraní en la zona A. El equipo de Botella tiene 11 puntos; jugó 10, ganó 2, empató 5 y perdió 3. El equipo de Bianco tiene 9 puntos; jugó 11, ganó 1, empató 6 y perdió 4.

En el discurso, tanto el DT como la dirigencia franjeada siempre habló del sueño de pelear por “una de las cinco plazas”. Sin embargo, para la dirigencia de Guaraní -más prudente, ya que debe atender los compromisos monetarios que insume participar en la categoría- lo más conveniente sería estar un tiempo más en la categoría, para después sí dar el salto a Primera. De todas formas, la idea es ver “para qué está el equipo”, aunque saben que si sube a Primera se viene un problema grande desde lo económico.

Es más, ya sin subir a Primera y si se cumple la voluntad del gerenciador, Roberto Enríquez, de dar un paso al costado a fin de año, el panorama puede complicarse si Guaraní no consigue un reemplazante para el vital rol que desempeña el empresario de la construcción en el club de Villa Sarita.

¿Y el cuerpo técnico y el equipo? Naturalmente, atendiendo lo deportivo, tienen una gran voluntad de obtener una plaza para llegar a Primera. En ese sentido, el domingo hubo una muestra clara de la voluntad del DT, José María “Chaucha” Bianco, cuando, al lograr el empate ante Gimnasia y Esgrima de Jujuy, siguió buscando el gol del triunfo, una búsqueda que a la postre le costó quedarse sin nada, ya que el gol vino por un contraataque que dejó un hueco muy importante por donde progresó Peralta, hasta convertir un golazo de media distancia.

El caso de Guaraní también se parece al de Santamarina porque, tras unos partidos de adaptación donde perdió muchos puntos, empezó a consolidarse. Santamarina hace cinco partidos que no pierde y tres que no recibe goles en contra. La Franja también obtuvo logros similares, dejar de perder de visitante (Pergamino y Córdoba, aunque el domingo cayó en Jujuy, en parte porque ya no se conforma con no perder afuera), mantener su invicto de local y hasta lograr su primera victoria, en el increíble 2 a 1 ante Boca Unidos de hace diez días.

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE