comScore
Comienza el “Año Nuevo Judío” y se inicia el año 5775, según el calendario hebreo

Comienza el “Año Nuevo Judío” y se inicia el año 5775, según el calendario hebreo

La comunidad Israelita de Misiones celebra el “Año Nuevo Judío” (Rosh Hashaná) que comienza hoy al atardecer, cuando sale la primera estrella. Anoche en la sede de la comunidad en Posadas, comenzaron las celebraciones, con un brindis y la bendición del pan y el vino, se desearon Shaná Tová (buen año).

La celebración comienza al anochecer de la víspera con el sonido del shofar (un cuerno de carnero), llamando a los judíos a la meditación, al autoanálisis y a retomar el camino de justicia. Se festeja en estas fechas por comenzar el mes “tishrei”, cuando Dios creó el mundo. Momento en que fue creado el primer hombre: Adam.

DSC_0412

Con la salida de la primera estrella, y deseándose Shaná Tová (buen año) la comunidad judía celebrará este miércoles Rosh Hashaná (año nuevo), el 5775. “La celebración marca el punto de partida de 10 jornadas de reflexión que culminan con la festividad de Yom Kippur (3 de octubre), que es el día del Perdón, cuando se hace un balance de lo vivido y se obtiene la purificación espiritual”, dijo a MisionesOnline el presidente de la comunidad Israelita de Misiones, Alberto Lindeimer.  Se conmemora los dos primeros días del mes “Tishrei”, el 25 y 26 de setiembre. Fuertes deseos de paz “para toda la humanidad en estos momentos complejos que vive el mundo, y trabajo, en un año complicado para la Argentina” fueron las palabras más escuchadas durante el brindis de anoche.

La comunidad judía recibirá el Año Nuevo (Rosh Hashaná), el 5775,  este miércoles al atardecer, y la celebración continuará el jueves y viernes. El año nuevo del calendario lunar judío, se celebra el primero y el segundo día del mes de Tishrei, en que según la Biblia, Dios creó el mundo.

El Rosh Hashaná se festeja dos días para que todos los judíos del mundo lo celebren simultáneamente por las diferencias horarias. La celebración marca el punto de partida de 10 jornadas de reflexión que culminan con la festividad de Yom Kippur, que es el día del Perdón, cuando se hace un balance de lo vivido y se obtiene la purificación espiritual.

Una celebración en familia

Para esta festividad, las familias se reúnen y se realiza una cena, donde se preparan comidas típicas de la celebración. “Este año las mujeres de la comunidad hicieron talleres de cocina durante un mes para preparar los platos y enseñar a los jóvenes como se preparan” indicó Lindeimer. Para el brindis se reunieron abuelos, padres, hijos, hermanos y tíos, en una celebración intima. Se prepara una mesa muy bien arreglada, con los mejores platos, vasos, y cubiertos.

“No pueden faltar manzanas y miel, que simbolizan la dulzura. La miel significa el augurio de un próximo año dulce. El pan jalá y platos sencillos elaborados con pescado o pollo con miel y una copa de vino dulce ritual es bebida. Se pone en la mesa una cabeza de pescado para ‘ser pescado y no cola’”, contó el rabino y recordó que se come también una fruta dulce de estación.

“En la cena, se realiza una bendición con el vino y se moja una rodaja de manzana en miel. Para el postre, no puede faltar la torta elaborada con miel. En la Sinagoga, el sonido del shofar recuerda al que tocaban en épocas de guerra para asustar al enemigo”. “Para desearse buen año, se dice ‘shaná tová, jatimá tová’, que significa que sea inscripto y sellado”.

 

Cristian Milciades-


Quizás tambien le interese...